“Son mis huellas y hay camino”, libro de Natalia Gnecco.

“Son mis huellas y hay camino”, libro de Natalia Gnecco.

Hace unos ocho años, tiempo después de haberse regresado a Colombia le hice una entrevista a la periodista Natalia Gnecco o la cual titulé: “La Huella que Natalia Gnecco dejó en Montreal” en ella hicimos un breve recorrido de sus cinco años vividos en esta ciudad y entre los temas que tratamos, no podía faltar su protagonismo como cofundadora del Festival LatinArte.

Su profesionalismo y excelente manejo de las relaciones públicas hicieron que en 2010 fuera considerada como una de las siete personalidades del año en la Gran Metropoli al haber sido elegida como Miembro del Comité Intercultural de la Ciudad de Montreal.

Su regreso a Colombia en 2011 nos tomó a muchos por sorpresa ya que su carrera prometía un crecimiento bastante interesante. No queda duda de que el corto tiempo de su experiencia de vida en esta ciudad, dejó una huella notable con el volumen necesario para plasmarlo en su libro: “Son mis huellas y hay camino”, el cual  está actualmente en la tarea de promocionar y por el cual quizá, la veamos de nuevo en un futuro en la ciudad de Montreal.

   

POR GERMAN POSADA

G.P.: ¿Durante su permanencia en Colombia a qué se ha dedicado?

N.G.: Inicialmente tomé unos meses para descansar, compartir tiempo en familia y concretar unas propuestas de trabajo. Fui asesora de Marketing Político para un candidato al Concejo de Santa Marta en temas como manejo de imagen, redes sociales, medios de comunicación, posicionamiento, preparación de base de datos, visita puerta a puerta, identificación de votantes indecisos, movilización de votantes para el día de las elecciones, sondeo telefónico sobre intención de voto, etc.

Posteriormente, ingresé a la Superintendencia de Industria y Comercio como Coordinadora de Grupo Comunicaciones, desde agosto 2012 a marzo 2019  tiempo en donde trabajé por la  consolidación de la Superintendencia de Industria y Comercio como una de las Entidades de control más importantes del país y un ejemplo para las demás,  gracias a mi labor al frente del Grupo de Comunicaciones, enfocando las estrategias al uso eficiente de herramientas digitales, las realización de campañas publicitarias, apariciones y publicaciones constantes en medios de comunicación, eventos, interacción con los ciudadanos y cercanía de nuestros funcionarios con la comunidad, logrando un posicionamiento importante para empoderar a consumidores y empresarios en la protección de sus derechos.

Ahora estoy en la Oficina Servicios al Consumidor y de Apoyo Empresarial de la SIC buscando nuevos retos profesionales y promocionando mi libro, “Son mis huellas y hay camino”. Desde agosto 2012 estoy escribiendo y publicando blogs para  el periódico El Tiempo.

José Antonio Sanchez, gerente de contenidos digitales El Tiempo, Natalia Gnecco y el Sargento Cesar Augusto Lasso, miembro de AGAPE. Foto: ASUIMAGENSTOCK.

G.P.: ¿Qué la inspiró a escribir su libro?

N.G.: “Son mis huellas y hay camino” es una antología que reúne historias que he publicado desde el momento en que pasé al ciberperiodismo. Quería dejar plasmado la vida de 35 personajes llenos de magia, con sus retos, fracasos y éxitos para todos mis lectores, pues creo firmemente en el periodismo con responsabilidad social, un camino que cada día se desdibuja más de parte de quienes ejercen el cuarto poder en mi país.

G.P.: ¿Por qué el título SON MIS HUELLAS Y HAY CAMINO?

N.G.: El título me lo sugirió el escritor y crítico literario colombo canadiense Teobaldo Noriega, luego de varias semanas de reflexión de correos entre Colombia y Canadá… Y bueno, me encantó resaltar la palabra huella porque es lo que he pretendido hacer, inspirada quizás en esa frase que dice: “no vivas para que tu presencia se note sino para que tu ausencia se sienta”.

G.P.: ¿Cuánto tiempo dedicó a escribirlo?

N.G.: El proyecto demoró aproximadamente como año y medio, porque para mí era muy importante contar con la participación de Hugh Hazelton en el prólogo de mi libro y con la introducción de Teobaldo Noriega ambos profesores universitarios, escritores, críticos literarios conocedores de mi trabajo tanto en Canadá como en Colombia. Ellos son muy ocupados, entonces lograr esa sinergia entre los tres tomó un poco de tiempo.

Adicionalmente, decidí publicar a través de Amazon y fue todo un aprendizaje que al final valió la pena, pues tener una plataforma digital que cumpla con la función de imprimir y al mismo tiempo promover la lectura de mi libro online es un hit.

G.P.: ¿De las historias que cuenta mencionaría alguna muy especial para usted?

N.G.: Las 33 historias me gustan y son especiales para mí. De pronto mencionar a quienes ya no nos acompañan hoy como Louise Beaudoin y Christy Dangond ambas participaron en mi crónica: “cuando la enfermedad es tu compañera de viaje”. Dos mujeres muy valerosas que nos dan ejemplo de cómo vivir cada día a pesar de la adversidad. Igualmente, la entrevista al fotógrafo Sammy Tcherassi por su enorme aporte a la inmortalización de los personajes del carnaval de Barraquilla.  Me siento muy complacida de haberles hecho un homenaje póstumo en mi libro.

G.P.: ¿Por qué debería interesarnos leer su libro?

N.G.: “Son mis huellas y hay camino” rompe con el esquema del periodismo amarillista y sensacionalista que impera en Colombia, en donde lo más importante para el periodista es cobrar notoriedad a expensas de juicios mediáticos, protagonizar escándalos y alimentar su ego en las redes sociales. Recobrar los verdaderos valores del periodismo, demostrar que aún existen personajes valiosos en nuestro entorno y que a través de un libro podemos apoyar a las víctimas del conflicto armado en Colombia es una razón válida para adquirir mi obra.

G.P.: ¿Y Cómo apoya con su libro a las víctimas del conflicto armado en Colombia?

N.G.: Con la venta de los ejemplares apoyo a la ONG canadiense AGAPE por Colombia De esta manera a través de un periodismo constructivo, ayudo también a la reconstrucción del tejido social en un escenario tan difícil como es el postconflicto en nuestro país.

El libro está en AMAZON yo no tengo una editorial acá en Colombia que mantenga todo el tiempo el libro en venta. En AMAZON la gente puede pedirlo a través de paperback o pueden también descargarlo. Lo que yo hice fue imprimir algunos libros y con la venta de ellos va a ser el apoyo para  AGAPE. Ese es mi aporte directo al postconflicto. Ellos vienen acá y hacen mucho trabajo de campo, de apoyo sicológico y de capacitación  con las víctimas del conflicto armado.

“Creo firmemente en el periodismo con responsabilidad social”.

Natalia Gnecco acompañada de Estela y Fidelina (madre e hija con su nieta) desplazadas amenazadas. Foto: ASUIMAGENSTOCK.

G.P.: Uno de sus personajes es el Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau quién atraviesa actualmente un bajón en popularidad por asuntos que involucra a parte de su gabinete en asuntos de corrupción. Se predice que esta situación le podría arruinar un segundo mandato.  ¿Tiene una opinión al respecto?

N.G.: No he vivido en Canadá durante el mandato del señor Ministro Justin Trudeau, por eso sería incorrecto hacer juicios a priori sobre la baja popularidad que enfrenta o los señalamientos de corrupción en su Gobierno.  Sin embargo, mi entrevista “Lo que se hereda no se hurta” realizada en 2009 cobra mucha validez, porque en momentos en que el mundo entero sufre por el tema de la inmigración producto de la violencia y conflictos internos; que enfrentamos tanta polémica por la construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos; que países tan pacíficos como Nueva Zelandia sufren por atentados racistas, un líder como Trudeau mantiene firme su convicción de acoger a inmigrantes en Canadá sin importar su raza o su religión.

Todo el apoyo que recibí en Montreal de parte del PM Justin Trudeau para realizar dos versiones del festival LatinArte que creé en 2009 para los artistas de origen latinoamericano residentes en Quebec, es una huella imborrable que quedó plasmada en mi libro.

G.P.: ¿Cómo proyecta promocionar su libro?

N.G.: La idea es aprovechar todos los espacios que pueda conquistar para presentar mi libro incluyendo la costa caribe colombiana, pues hay varios personajes oriundos de esta región que nos siguen dando satisfacción a nivel mundial y me interesa que las nuevas generaciones los identifiquen plenamente. Asimismo, dar a conocer la manera como desde Canadá un grupo de colombianos se la juega por la reconciliación de nuestro país y despertar esa conciencia en mis lectores.

G.P.: ¿En los últimos años qué tanto ha ganado Canadá en popularidad en nuestro país?

N.G.: La popularidad va en aumento, cada vez hay más personas interesadas en realizar estudios en Canadá e incluso por las leyes que favorecen la inmigración, muchas familias están aplicando para obtener su residencia permanente.

Por otra parte, considero que estaremos más unidos a Canadá por su experiencia en temas de postconflicto, pues hay mucho por hacer todavía en Colombia.

G.P.: ¿Sabe que dos boxeadores colombianos gozan de mucha popularidad en Montreal?

N.G.: No tenía idea, pero no me sorprende, Los colombianos nos destacamos en muchísimas disciplinas, desafortunadamente los medios de comunicación prefieren darle más visibilidad a personajes macabros como un alias “Popeye”.

G.P.: ¿Acaso le faltó por hacer en Montreal?

N.G.: Personalmente creo que en corto tiempo logré muchísimas cosas y regresé con la frente en alto a mi país. Periodísticamente siempre quieres escribir más, aprender mucho de tantos temas que llegan primero a la Belle Province que aquí a Colombia. Por ejemplo, ahora que hay un boom sobre Inteligencia Artificial en Montreal estoy en búsqueda de varias entrevistas, pero es obvio que estando allá tendría una experiencia más enriquecedora.

G.P.: ¿Cuál fue la huella que Natalia Gnecco dejó en Montreal?

N.G.: Ante todo, respeto por los profesionales de nuestra comunidad latina. Muchas personas tienen la oportunidad de destacarse en Montreal, pero lo toman como una manera de explotar el talento de los jóvenes recién llegados, los estafan, los explotan y se posicionan con el trabajo ajeno. En ese sentido a pesar de todas las dificultades que enfrenté para conquistar espacios profesionales siempre prevaleció en mí, servir desinteresadamente a mis colegas, a mis compatriotas e incluso a la Ville de Montreal con mi capacidad de trabajo, transparencia y amor por mi país.

Natalia Gnecco acompañada de Martha Nino, ex directora de Magazine Abanico. Foto ASUIMAGENSTOCK.

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en elInstituto Metropolitano de Educación (I.M.E).

En Medellín colaboró en el programa Buenos Dias Antioquia transmitido  por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d).

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y conducción de los programas radiales Escuchando América Latina (CKUT 90.3 fm), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).

German Posada