Miguel Rosero: “Mi ingreso al mundo profesional del cine fue una gran casualidad”.

Miguel Rosero: “Mi ingreso al mundo profesional del cine fue una gran casualidad”.

Miguel Rosero es un ciudadano ecuatoriano que con su pasión por el diseño gráfico está conquistando y haciendo nombre en la industria del entretenimiento de los Estados Unidos. A sus 18 años prácticamente cuando apenas terminaba su secundaria decidió salir de su querida Guayaquil para instalarse en California en donde reside desde 1994.

La eficiencia, el esfuerzo y la perseverancia, son los motores que mueven la vida de este artista que se proyecta algún día con ser parte de un gran proyecto cinematográfico y por el cual ya ha ido abonando el terreno. Su trabajo ya está impreso en más de 30 producciones de destacadas firmas, algunas de ellas: National Geographic, CMT, Amazon Studios  y History Channel.

Abrirse un espacio dentro de la más poderosa industria del entretenimiento en el mundo,  no es tarea fácil,  pero Miguel Rosero está haciendo lo suyo. Trabajando con dedicación y mucho profesionalismo y como el bien lo dice: “sin prisa, pero sin pausa”.

Por: Germán Posada

G.P.: ¿Qué lo llevó a inmigrar a los Estados Unidos?

M.R.: Cursé estudios secundarios en el prestigioso colegio Liceo Naval de Guayaquil. Mis aspiraciones estaban puestas en la Escuela Superior Naval para ser oficial de la marina, pero un problema en mi cuello me lo impidió, lo que me obligó a replantear mis objetivos futuros. Viajar a los Estados Unidos, me brindaba otras perspectivas del mundo y así como otros objetivos profesionales a explorar.

G.P.: Al parecer realizó estudios en Sistemas y trabajó como Programador, pero no siguió en esta área.  ¿Por qué?

M.R.: La carrera de Ingeniería de Sistemas me interesaba y me gustaba crear programas y explorar sus posibilidades. Me desempeñé como programador por algún tiempo, pero estaba lejos de me pasión por las artes. No me sentía completamente satisfecho.

G.P.: ¿Por qué se interesó en el Diseño Grafico?

M.R.: Siempre mantuve mi conexión con las artes a través del diseño gráfico. Hobbie que me permitía seguir creando algo de arte, pero no profesionalmente. En gran parte soy autodidacta. Pero estudié diseño gráfico en el Glendale Community College y estudios de arte para entretenimiento y cine en UCLA Extension.

G.P.: ¿Cómo comenzó su experiencia con el diseño grafico en la industria del entretenimiento?

M.R.: Mi ingreso al mundo profesional del cine fue una gran casualidad. A través de un gran amigo y mentor, Carlos Osorio, director de arte de la conocida serie 24 para la cadena 21 Century Fox. Carlos me alentó a continuar en el diseño después de trabajar con él en pequeños filmes independientes y reconocer mi talento.

G.P.: ¿Qué es exactamente lo que usted hace como diseñador gráfico en esta industria?

M.R.: Mis proyectos creativos incluyen el diseño de carteles para cine, gráficos animados, gráficos para comerciales, desarrollo de sitios web, diseño gráfico para producción, postproducción, vestuario, props. Para darte un ejemplo, si necesitamos filmar una escena de una estación policial, yo tengo que crear todo lo que podríamos encontrar en ella, posters de fugitivos, papelería, señalización, logos, arte, animaciones, etc. Todo lo visual. Por eso colaboro con varios departamentos de arte. Vestuario, decoración, ambientación y props.

G.P.: ¿Cuál es su más reciente colaboración?

M.R.: Acabo de concluir dos proyectos de época: Siempre Bruja, la cual puede ser vista Netflix, y una biografía épica sobre el famoso torero colombiano, Pepe Cáceres.

G.P.: ¿En cuántos proyectos ha colaborado?

M.R.: En mi carrera profesional, he participado en más de 33 proyectos, entre los que puedo destacar la serie de National Geographic, American Genius, NASCAR: The Rise of American Speed, producida por la red CMT, Roman Empire – Reign of Blood para Netflix, The Belko Experiment, producida por James Gunn, American Playboy – The Hugh Hefner Story, para Amazon Studios, Kingpin producida por History Channel. Es interesante pensar que son ya más de 33.

G.P.: Trabajó en American Playboy y conoció a Hugh Hefner. ¿Cómo lo recuerda?

M.R.: Fue muy breve ya que me encontraba haciendo investigación de campo en los archivos de la Mansión Playboy. Pero pude aprender cosas de su vida, que muy pocas personas conocen. Un real privilegio. Fotos de su niñez, la fundación de la revista, entre otras cosas. Fue un visionario y un trabajador incansable. Siempre en busca de la excelencia.

G.P.: ¿De sus colaboraciones cuál de ellas le ha parecido complicado o difícil su realización?

M.R.: Realmente cada proyecto trae sus propios retos. No podría decir que uno ha sido más complicado que el otro. Como diseñadores, nuestro trabajo es de resolver problemas y buscar la mejor forma de conquistar los retos. Si pienso que es complicado, se me vuelve complicado. Siempre trato de mantener una mentalidad positiva y abierta a cambios. Cuando las cosas se complican un poco, pienso: ¡Ya he estado en esta encrucijada antes… lo hice en el pasado, puedo hacerlo otra vez!

G.P.: ¿Y alguna en especial en donde se haya sentido muy satisfecho con su trabajo?

M.R.:¡Si! American Playboy fue muy satisfactoria. Ya recibí buenos comentarios acerca de mi trabajo de parte de cercanos colaboradores de Hugh Hefner. Al ver mis diseños de la época, comentaron: “Sin ser los verdaderos tableros de diseño utilizados en 1953, son lo más cercano a lo real.”

“Como diseñadores, nuestro trabajo es de resolver problemas y buscar la mejor forma de conquistar los retos”. 

Miguel Rosero de
visita a la mansion de playboy. Foro Archivo Personal.

G.P.: ¿Qué recomienda o sugiere a quienes también deseen incursionar como usted como diseñadores gráficos en esta industria?

M.R.:¡Eficiencia, esfuerzo, perseverancia y gran compromiso! No es una industria fácil. Si alguien quiere trabajar en este medio, debe dedicarse al 1000%, a veces sacrificando mucho en lo personal. Debe conocer sus herramientas al 100% y nunca dejar de aprender algo nuevo para poder mantenerse relevante en la industria. Muchos talentos nuevos surgen día a día, pero el compromiso y la ardua labor es lo que lo diferencia a uno. Por eso siguen confiando en nuestro trabajo.

G.P.: ¿Cómo inmigrante se ha sentido en algún momento intimidado en una industria tan poderosa como la de los Estados Unidos?

M.R.: Nunca me he sentido intimidado por la industria. Si acaso el temor natural que cualquier persona tiene al comenzar un trabajo nuevo. Pero saber que uno quiere y es capaz de conquistar los retos, me motiva a dejar el miedo atrás y seguir creciendo con paso firme. Como siempre digo: “Sin prisa, pero sin pausa.”

G.P.: ¿Cuál considera ha sido su éxito en esta industria?

M.R.:¡Eficiencia, esfuerzo, perseverancia y gran compromiso!

G.P.: ¿Algún proyecto en especial en el que añora trabajar?

M.R.: Me gustaría trabajar en una producción muy grande en Hollywood. Del calibre de las películas de Universal Studios, Paramount, Disney, Warner Bros. Estoy seguro que mi oportunidad llegará si mantengo la misma actitud y compromiso en mi carrera.

G.P.: ¿Qué proyectos vienen en camino?

M.R.: En los próximos días voy a comenzar un film de horror y suspenso. Un comercial para un hospital y un video musical.  Me gustaría darte más detalles, pero mis contratos me impiden hablar de los proyectos hasta que se estrenen.

G.P.: ¿Su experiencia ya es de reconocimiento en su propio país?

M.R.: Un poco. Me hicieron dos entrevistas para diario locales. El Telégrafo y El Mercurio de Ecuador. Poco a poco voy abriendo ese campo. La verdad es que me gustaría volver a Ecuador por temporadas, y compartir mi conocimiento con talentos locales. Inspirar a otros a llegar alto. A no dejar de soñar y creer que es posible.

G.P.: ¿Cómo describe la presencia o protagonismo del talento latino en la industria del entretenimiento en USA?

M.R.: La presencia del talento latino en la industria del entretenimiento ha ido creciendo durante los últimos años y hemos visto como Guillermo del Toro, Alejandro Iñárritu, Alfonso Cuarón, Vinicio del Toro y Demián Bichir, talentosos directores y actores hispanos, han sido galardonados por sus trabajos. Sin embargo, nos falta mucho camino que recorrer para tener una presencia sólida en Hollywood. No hemos visto a muchos latinos en altos puestos ejecutivos en la industria. Sin embargo, debemos seguir preparándonos, esforzándonos para alcanzar estas metas. Tenemos que ganarnos estos reconocimientos, con empeño y compromiso de un trabajo bien hecho. Nada llega fácil y solo la excelencia en todo lo que hacemos, nos llevará a cerrar esta brecha y la falta de talento latino en la industria.

“Siempre trato de mantener una mentalidad positiva y abierta a cambios.”

Miguel Rosero acompañado de Ivonne Guzman, Cónsul General del Ecuador en Los Ángeles, y el Vice-Cónsul Xavier Huayamave. Foto:
Eddie Sakaki
German A. Posada E.

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación(I.M.E).
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido  por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d).
Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y conducción de los programas radiales Escuchando América Latina (CKUT 90.3 fm), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 

German Posada