Jesús Alzate Arroyo: “Tenemos que estudiar y avanzar”

Jesús Alzate Arroyo: “Tenemos que estudiar y avanzar”

El tema acerca de la lectura de noticias es parte fundamental cuando se habla de la historia de la radiodifusión en Colombia. Potentes y sonoras voces hicieron el deleite en esta modalidad de locución en alguna época en nuestro país dejando una grata e inolvidable huella en todos quienes los escuchamos.

Hoy esta forma de comunicar las noticias está prácticamente desaparecida. Muchos de sus protagonistas no ejercen la profesión y otros aún siguen vigentes. Jesús Alzate Arroyo es uno de aquellos que logró sobrevivir a ese  cambio voraz que trajo la transformación en los medios. Tuvo el tacto de adaptarse en un medio que día a día se hace más competitivo y quizá, menos complaciente que antes.

Con una agenda bastante robusta en sus actividades profesionales, Jesús Alzate Arroyo nos cuenta cómo ha sabido mantenerse en los medios, cómo fue clave para su éxito su experiencia de haber sido radio actor y su ímpetu para seguir vivo en una profesión que al igual como abre sus puertas también las cierra sin ninguna compasión. 

POR GERMAN POSADA

G.P.: ¿A qué se dedica actualmente cómo hombre de medios?

J.A.: Tengo mi propio noticiero de radio que se llama La Voz del Pueblo en Ibagué. Estamos dando los primeros pasos, la emisora existía con otro nombre y unos empresarios la tomaron y hace aproximadamente un mes hemos arrancado. Ha sido de gran acogida a nivel regional, con un alcance de 15 kilohertz. 

Esta actividad la combino con mi trabajo en ESPN Televisión con quienes trabajo desde hace unos 6 años. Para ESPN Televisión soy Voice Over Talent. Locutor de las promociones de todos los eventos a nivel andino y soy voz comercial. Grabo los comerciales que ellos requieren para sus transmisiones. También grabo para Walt Disney Company  sus documentales y para Media Pro, una programadora de Barcelona (España). Para ellos  grabo los documentales de sus clientes en Latinoamérica.

G.P.: ¿Qué le indicó en su vida que tenía madera de locutor?

J.A.: Sinceramente estuve en un programa inicialmente de radio en un pueblo y ahí me picó el bicho de la radio y no lo he podido dejar. Ya llevo muchísimos años en esto. He trabajado intensamente en la radio y he hecho bastante trabajo también para la televisión no solamente para Colombia si no a nivel internacional.

Inicialmente comencé escribiendo libretos para radionovelas. Estaban en auge todavía aunque ya se veía su declive. Comencé a escribir historias de algunos indígenas que fueron de gran renombre en una zona del país sobre todo en la época de los Zenúes. Después en Barranquilla escribí radionovelas para Todelar, entre ellas  “La Ley contra el Hampa” a nivel local y otras. Así comenzó todo hasta que llegó una persona y me indicó que las radionovelas no tendrían futuro mientras que los deportes y las noticias sí. Esta persona me encaminó en las noticias y ahí me mantuve durante 22 años en Caracol Radio leyendo y presentando noticias. Además de cumplir con otras actividades.

    

G.P.: En sus inicios estuvo explorando la magia de la locución en RADIO VARIEDADES y participó en un programa llamado CAMPANITA. ¿De qué le sirvió esta experiencia?

J.A.: En CAMPANITA  fue algo muy pasajero. Creo que fueron dos veces. Un sacerdote me invitó a dar la hora y nada más. Fue una experiencia que me gustó muchísimo pero lo más importante fue cuando comencé a escribir libretos para radio.

En RADIO VARIEDADES eran prácticamente ensayos. Primeros pasos. Esto me dio la facultad para iniciarme de lleno en mi carrera como locutor de noticias a nivel nacional con Caracol.

G.P.: ¿Cómo se dieron las cosas para que se iniciara en la lectura de noticias?

J.A.: El Gerente de Caracol Radio Regional Barranquilla me convenció para que fuera la voz de El Reportero Caracol de la costa. En un principio no estaba de acuerdo porque no tenía experiencia alguna sin embargo el me había escuchado cuando hacía de supernumerario en Todelar en donde realizaba las radionovelas y le gustó mi trabajo. Me llevó a Caracol Regional en donde duré algunos meses hasta que me conecté con Bogotá en donde duré por un espacio de 22 años como lo dije anteriormente.

G.P.: En Todelar Barranquilla trabajó al lado del reconocido Alvaro Ruiz Hernández. ¿Qué aprendió de él?

J.A.: Con Alvaro tuve una estrecha relación pero no trabajé mucho tiempo con él porque fue llamado a Caracol en Bogotá. En ese momento yo entré a escribir las radionovelas. Sostuvimos buena amistad. Conocí sus programas de radio a nivel musical. En el campo de la radio actuación no estuve bajo sus órdenes.

G.P.: ¿A quienes les da los atributos de ser sus maestros o mentores en su carrera?

J.A.: Más bien gente que admiré.  Por ejemplo, Jorge Antonio Vega su manera de presentar y leer las noticias era formidable. Armando Osorio Herrera, Eduardo Aponte Rodríguez entre otros.

Yo creé mi propio estilo el cuál gustó muchísimo. Un estilo ágil y que todavía lo mantengo porque estoy vigente.

G.P.: ¿Qué fue trabajar en Las 100 Noticias Caracol del Día?

J.A.: Fue algo maravilloso. Estupendo. Una idea que tuvo el señor Yamid Amat, un creativo extraordinario. Se inventó ese espacio con un locutor y yo estaba leyendo noticias en otra emisora local en Bogotá, Radio Reloj. El me escuchó y tuvo algunas referencias mías y me propuso que me encargara de Las 100 Noticias Caracol del día. Tuvo un gran éxito a nivel nacional e internacional. Tanto que ha dejado huella en algunos medios diferentes a Caracol en donde han querido imitarlo y nunca pudieron lograr el éxito que nosotros tuvimos por mucho tiempo al aire.

“Hay que labrarse un futuro mediante un trabajo paciente y de mucha entrega.”

Jesús Alzate Arroyo en compañía de Jorge Antonio Vega.

G.P.: ¿Qué considera le ayudó para tener reconocimiento cómo lector de noticias?

J.A.: A mí me sirvió mucho el estar inmerso en las radionovelas porque tenía que interpretar a diversos personajes. Incluso hasta tres personajes porque nos faltaban locutores. Esto me sirvió mucho para interpretar. Una vez llegué a la noticia comencé a interpretarla de una manera ágil y la gente comenzó a saborear la manera como yo contaba la noticia con un estilo claro. Antes de entrar en cabina me enteraba de lo que pasaba en Colombia y en el mundo. Nunca revisaba material si no que iba con el propósito de enterarme y si yo mismo me enteraba de las noticias por consecuencia los oyentes entendían el mensaje  de los hechos que estaba dando a conocer a través de mi voz.

        

G.P.: ¿Su incursión en la Compañía Caracol ha sido lo más significante en su carrera profesional?

J.A.: Fue muy importante claro que sí. Estar en Caracol Televisión 15 años y en Caracol Radio por 22 ha sido muy gratificante.

G.P.: Yamid Amat utilizó el formato de la lectura de noticias pero con los cambios que implementó también contribuyó para qué paulatinamente desapareciera. ¿Qué opina al respecto?

J.A.: Teníamos que llegar a ello. Todo tiene un proceso y todo va cambiando en la vida. En los medios de comunicación tienen que existir estos cambios. Los locutores teníamos que entender que era nuestro deber capacitarnos para cuando llegara el momento en que no fuéramos requeridos como lectores de noticias actuar también como periodistas, entrevistadores. Teníamos que ponernos la camiseta para todo. Yo estuve en todos los estadios de la radio. En los deportes, social, cultural, musical. En resumen, ese cambio a mí no me afectó. Yo tengo la capacidad para acomodarme a programas de diversa índole.

G.P.: ¿Entonces aquellos colegas suyos reconocidos como excelentes lectores de noticias se aislaron o los aislaron?

J.A.: Algunos colegas se quedaron rezagados precisamente porque no supieron ni siquiera comercializar  en la radio. Lamentándose porque no podían leer noticias. Al contrario yo aplaudí ese cambio. Me pareció algo genial porque nos daba la oportunidad de abrirnos de otra manera, de utilizar otros sistemas. Adaptarnos a la época actual. Por ejemplo hay muchos que se han quedado atrás en esto de la tecnología. Tenemos que estudiar y avanzar. Actualizarnos.

Fíjese que con todo este record que yo tengo en mi vida de locutor todavía estoy interesado en aprender, en estudiar. Justo ahora estoy estudiando con unos colegas mexicanos la locución actual para no quedarnos en la locución que se hacía 20 o 30 años atrás.

Soy muy sincero en esto. Muchos de los colegas se quedaron lamentándose por esos cambios. A duras penas entran a Facebook y escriben una carta en internet. A muchos de ellos les dije: “Por favor monten su propio estudio, aprendan a editar, háganlo en su propia casa y comiencen a hacer contactos en el mundo” y me respondían que no porque tenían que ir a un estudio de grabación, que eran solo locutores. Eso fue un craso error. Yo fui uno de los pioneros quizá de la radio virtual. Yo monté mi propia emisora. No la tengo vigente porque tengo muchas ocupaciones. Yo estudio la locución actual que es diferente a la de antes que era poética y con esos alargues  al final de cada texto.  Yo monté mi estudio de grabación con el aval de ESPN y busco siempre la manera de perfeccionarlo.

Todos mis trabajos los realizo desde mi estudio digital ubicado en Ibagué y desde cualquier parte del mundo con mi equipo móvil como ha sucedido en Paris, Roma y Barcelona.

   

G.P.: ¿A quienes en especial admira como locutores de noticias?

J.A.: Jorge Antonio Vega, Fernando Calderón España Gustavo Niño Mendoza Eduardo Aponte Rodríguez, Edgar Oviedo Sandoval.

G.P.: ¿Cómo se presentó la oportunidad para ser parte de ESPN Televisión?

J.A.: Se presentó una convocatoria a nivel continental, requerían de nuevas voces para ESPN y ganamos un mexicano y yo quienes trabajamos junto a un argentino de larga data en esta empresa.

G.P.: Algunos padres de familia no quieren que sus hijos sigan sus pasos en la misma profeión. ¿En su caso cómo  se siente con sus dos hijas periodistas?

J.A.: Muy satisfecho. La mayor es productora de televisión en Europa y la menor ha incursionado en el campo administrativo como gerente de emisoras de una Cadena acá en Colombia. Ha sido bastante difícil. Hoy en día para cualquiera estar trabajando en medios especialmente en Colombia en donde tienen que incluirse en la parte comercial, vender sus propios cupos, su propia publicidad, además los sueldos no son buenos como en el pasado.

  

G.P.: El reconocido Edgar Oviedo Sandoval ha descrito su personalidad de inmensa como el mar y su voz potente como las olas.  ¿Qué opina de este reconocimiento?

J.A.: El es muy generoso conmigo. Tenemos una amistad de por lo menos hace unos 30 años. Nos hemos colaborado mutuamente en esto de la tecnología y estamos intercambiando información continuamente al respecto.

G.P.: Usted es un hombre que puede hablar con propiedad de la radio de antes y de la de ahora. ¿Según su opinión que sería lo malo, lo bueno y lo feo de cada época de radio de las cuales usted ha sido protagonista?

J.A.: La de antes fue una radio de amor, de sapiencia, de entrega, muy bonita. La de ahora es maravillosa, extraordinaria. Nos permite a través del internet poder desarrollar de mejor manera nuestro trabajo. John Grees decía: “parece que yo no estuviera trabajando”, el todo lo hacía desde su estudio. Lo mismo hago yo ahora.

Me parece que lo feo de antes era que no teníamos las herramientas que tenemos ahora. Lo malo pienso que no tenemos que reprochar y lo bueno que nos dio el empuje para poder lograr lo que hemos alcanzado. La nueva es fabuloso todo. Lo único es que los medios de comunicación tanto radio y televisión no le están dando oportunidades a la gente joven y a los que les dan oportunidades no le abren los espacios para que puedan disfrutar de un buen sueldo.

En la radio le dicen al joven que si quiere trabajar tiene que vender sus propios cupos y bajo esas condiciones tiene que sostenerse. Ahora  no es como en nuestra época que teníamos muy buenos sueldos.

G.P.: Siempre se está debatiendo sobre el futuro de la Radio. Para algunos está en vía de extinción y para otros más viva que antes. ¿Usted en particular qué opina?

J.A.: No. La radio no desaparece. Que tiene cambios sí y muchísimos. Por ejemplo, lo que usted está haciendo a través de su portal es el claro ejemplo. Vienen otros sistemas, mantener tu propio blog, administrar tu emisora en internet. Quizás los empresarios de las grandes firmas no han entendido muy bien del todo el mensaje con el uso del internet pero por ejemplo, hay muchos portales que están llenos de publicidad. La radio necesita ser reconocida en este momento.

G.P.: ¿Su mensaje a las futuras generaciones en los medios?

J.A.: Hacerlo todo con entrega total y amor. Tener bastante paciencia. No esperar resultados a la vuelta de la esquina. Hay que labrarse un futuro mediante un trabajo paciente y de mucha entrega. No recurrir a la inmediatez. Tener mucha inventiva, mucho talento. Amor, fuerza e interés.

   

G.P.: Muy amable.

J.A.: Muchísimas gracias por esta deferencia. Por invitarme a tu portal. Un abrazo muy cordial para todas las personas que se asoman a él.

“Algunos colegas se quedaron rezagados precisamente porque no supieron ni siquiera comercializar  en la radio.”


Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E).

En Medellín colaboró en el programa Buenos Dias Antioquia transmitido  por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d).

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y conducción de los programas radiales Escuchando América Latina (CKUT 90.3 fm), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).

German Posada