J. Fernando Quintero: “El Podcast es el camino que muchos de los colegas pueden tomar”

J. Fernando Quintero: “El Podcast es el camino que muchos de los colegas pueden tomar”

Los cambios y el desarrollo que traen las transformaciones tecnológicas confirma que el mundo cada vez evoluciona a pasos agigantados. Este es un tema que sirve de debate en muchos ámbitos y episodios de la sociedad. Mientras que para unos todo tiempo pasado fue mejor, para otros, lo mejor es lo que está sucediendo y lo que está por venir.

En términos de comunicaciones se hace evidente que los cambios en la manera de hacer radio en la actualidad contrastan visiblemente en comparación con aquella época dorada de la radiodifusión, de la cual connotadas figuras, han sido víctimas de aquellos embates que la tecnología ha desplegado. Algunos lograron sobrevivir y acomodarse a ciertos cambios pero otros no, quedando prácticamente en el ostracismo.

José Fernando Quintero, dotado de una magistral voz, es una de aquellas personalidades que tuvo la fortuna de  aprender y formarse como hombre de radio con la escuela tradicional. Sin embargo tuvo la habilidad de observar que para darle continuidad a su carrera debía ajustarse a los nuevos cambios tecnológicos y fue así como decidió experimentar otra manera de hacer una radio más personalizada a través del Podcast.

Esta decisión de J. Fernando fue tan acertada que con tan sólo siete meses de haber iniciado su programa LA SALSA EN SU PUNTO ya recibió su primer reconocimiento a nivel internacional. Un premio que para él, es la recompensa al compendio de todo lo aprendido en la vieja escuela y la prueba de que la radio sigue más viva que nunca  pero con otras maneras de hacerla.

Por: Germán Posada

G.P.: ¿Nos cuenta sobre sus inicios en la radio?

J.F.Q.: Yo tengo alrededor de unos 35 años de trayectoria profesional. Comencé desde muy joven siendo un adolescente en la ciudad de Cali. Lo que yo quería era noticias y deportes pero fue con baladas. Me dediqué a estudiar baladas y así hice radio durante siete años. Luego me acomodé en la salsa. Comencé en Caracol Radio. Algunas experiencias fugaces con un grupo deportivo en Sutatenza con Javier Fernández Franco, conocido como “el cantante del gol” y con otros profesionales. Ese fue nuestro kínder.

Después de Caracol en el año 90 pasé a Olímpica, dejando atrás a Bienvenida Estéreo y Caracol Estéreo. Prácticamente mi escuela fue Caracol, allí hice incluso dramatizados y alcancé a narrar novelas bajo la batuta de Fulvio González Caicedo, escritor caleño que hizo nombre en Bogotá con las novelas del circuito Todelar. En la última parte de la carrera de  Fulvio, fungí allí como narrador y fue muy enriquecedor también en el tema de interpretar como locutor.

G.P.: ¿Y cuál sería el resumen de su recorrido en la radio colombiana?

J.F.Q.: En el año 90 se abrió y se fundó Olímpica Cali. Fui su primer director y fundador. Logramos derribar a Bienvenida Estéreo que tenía una hegemonía de 5 años. Fue una etapa muy provechosa la de Olímpica. Fue primer lugar. Luego regresé a Caracol en el 94 y parte del 95 haciendo programas de fin de semana y algunas cosas por allí a manera de colaboraciones. En el 96 abrió Caracol un programa internacional para 120 emisoras del mundo que se llamó Tropical Latino. Se hizo un casting para ver quién acompañaría a Tito López en la presentación y fui seleccionado gracias a Dios. Esa etapa de Tropical Latino fue muy provechosa porque dio mucha imagen a nivel internacional. Todavía hay estaciones y países que recuerdan Tropical Latino y nos recuerdan a quienes hicimos parte de ese proyecto que se malogró por la falta de comercialización. No se logró vender como se pretendía o se quería en Caracol pero lo importante fue que se hizo y duró un buen trecho. Se hacía en Bogotá pero se distribuía desde Miami para el mundo, incluía a Paris (Francia).

Luego en esos ires y venires, me ofrecieron Tropicana Bogotá y tomé su dirección. Yo creo que lo más grande como director que yo hice fue lo de Tropicana Bogotá porque se llegó al primer lugar con un formato basado en la salsa y el merengue. Era una gran proporción de salsa para una ciudad como Bogotá y en un momento en que la radio tenía mucho auge. Luego pasé a Olímpica de nuevo por un espacio muy corto.

Hice noticias en Radio Santa Fé y después me fui a Ecuador a dirigir Radio Rumba en Quito y Guayaquil con un primer lugar en Guayaquil y en el Top 10 con la emisora en Quito Radio Rumba.  Ambas emisoras fueron vendidas y se me acabó mi trabajo. Por fortuna me llamaron de RCN y me ofrecieron Rumba Barranquilla, estuve allí un espacio de un año para luego ser trasladado a Bogotá para tomar Rumba Estéreo Bogotá.

En Rumba Bogotá pensaron muchos que yo me iba a ir con salsa como había hecho en Tropicana pero la sorpresa es que cogí un género que nadie estaba trabajando, que nadie conocía, que tenía unos antecedentes en Medellín pero que allí se trabajaba muy regional. Medellín fue la primera ciudad en donde quizás haya sonado el reggaetón en Colombia,  otros opinan que San Andrés. Lo tomamos como una oportunidad de negocio, de sintonía y se creó un sistema en RCN que se llamó Rumba. Con base en ese género se logró llegar a los primeros lugares. Como he aclarado no era mi música, ni me gustaba, ni hoy en día me gusta, pero uno como director debe dejar a un lado su apetencia, ciertos gustos, sacrificarlos en procura de dar buenos resultados. Después de Rumba abrí mi emisora online SALSERISIMA que en estos momentos tiene su sede base en Bogotá, mueve muchos eventos, tiene programas en vivo, Djs y tiene participación. Luego salté al Podcast porque vi allí una gran oportunidad.

G.P.: ¿Cómo le ha parecido la experiencia ahora con el Podcast?

J.F.Q.: Aquí viene un tema que todavía la gente apenas está como visibilizando y es la migración de la audiencia del radio receptor tradicional al celular. La búsqueda en el celular de los contenidos no solamente en el formato audio si no videos, información, música, entretenimiento, conocimiento y demás. Ese es un fenómeno mundo. La gente ya no oye música sino que la ve a través de Youtube y la gente no quiere detenerse en las multitareas para ir a prender un radio, ni dedicarse a oír radio sin dejar de hacer lo otro. El Podcast permite que la gente siga haciendo lo que está haciendo y tener el celular en el oído con los audífonos y con contenidos que son por demanda.

Es decir. Lo que a él le gusta y a la hora que él quiere oírlo y la manera como lo quiere escuchar. Ese ha sido un éxito del podcast.

Yo me metí con el género de la salsa. SALSA EN SU PUNTO se llama el Show. Es una comunidad en la que yo tengo credibilidad básicamente. Se les habla, a la gente le gusta que les cuenten historias, los temas no suenan completos, a veces por el tema de derechos. Lo de la radio es un tema a parte mirando que hoy en día en un SanAndresito o en el comercio se puede comprar celulares de todas las marcas pero un radio receptor portátil o de pared ya no se encuentra. A nosotros los de la radio convencional uno de los mayores, diría perjuicios, nos lo trajo la internet pero al mismo tiempo nos está abriendo opciones y oportunidades y ahí está el podcast como uno de los grandes ejemplos.

G.P.: ¿Y cómo se dio su premio al Mejor Podcast?

J.F.Q.: Este año una Academia que ya lleva unas tres ó cuatro ediciones galardonando a los Podcasts que ellos consideran que son los mejores, porque hay un jurado de calificación,  abrió inscripciones, yo postulé mi show LA SALSA EN SU PUNTO. Tenía fe y  soñaba pero lo veía muy tierno, muy nuevo. Sin embargo el jurado consideró que superaba en calificación a grandes exponentes de habla hispana de Centroamérica, del Caribe, incluso de España y de Estados Unidos. Y en la categoría música, el 12 de octubre pasado nos concedieron el galardón como Mejor Podcast Categoría Música de todos los Shows y Podcasts en español del mundo. Subrayo que es el mundo hispano hablante porque esta academia tiene su área anglo.

G.P.: ¿Qué le representa este importante premio en los momentos actuales de su carrera?

J.F.Q.: Ha sido una sorpresa y al mismo tiempo espectacular. Yo he recibido reconocimientos, micrófonos de oro, premios, notas, los primeros lugares de las emisoras, reportajes, pero este es el primer premio internacional. Todo lo demás había sido al interior del país. Tiene una significancia muy grande.

Si se celebra y se le da relevancia a una entrega de un premio digamos a nivel doméstico, si son importantes para mí los micrófonos de oro que me gané a nivel de Cali en mis principios, mejor locutor comercial, micrófono de oro en Bogotá, Premio TV y Novelas, Revista Shock, si estos premios son de un alto significado a nivel nacional, imagínate este premio que se origina en la ciudad de Miami pero que abarca Centroamérica, USA y España. Es colocarte en la palestra, es visibilizarte. No se trata de fama, es más bien el reconocimiento a tu marca, a la calidad del contenido de tu producto.

Es muy importante porque tácitamente es la escuela de radio colombiana que está representada allí. Es una oportunidad que le abre uno a mucha gente sobre todo en la parte de sus aspiraciones. Es decir, hay mucha gente a la que las empresas por diversas razones les han cerrado su ciclo. Aquí hay una oportunidad para que la gente se dé cuenta que hay otra manera de hacer radio que SI tiene oyentes. Que no es como muchos creían que uno hacía un Podcast y que lo escuchaba uno mismo y los cuatro amigos de la familia. A mí este premio me trajo crecimiento en suscriptores, en pocos meses pasé del millar que representativamente es mucho máxime que grabo dos episodios por semana. Este tipo de plataformas son muy científicas y precisas y para los clientes o anunciantes son más fiables que las encuestas de la radio del siglo XX.

G.P.: ¿El Podcast entonces es casi que la reinvención para hacer radio?

J.F.Q.: Los medios ayer eran de unos pocos y el mundo de todos como digo yo. Hoy cada cual puede plasmar su opinión y los profesionales pueden abrir sus Podcasts y hacerlos como los hacían en radio, con presentación, cortinillas, buen sonido y en un estudio como lo hago yo. Pueden comercializarlos, yo percibo dinero por la publicidad que suena antes y después de los episodios. Y tengo la opción de contar con algún patrocinador que vaya al interior del episodio y ese dinero vaya a mis ahorros. Aquí hay una oportunidad.

Mucha gente cree que al salir de las grandes empresas ya está decretada su muerte profesional. Eso es una mentira. Hoy en día esto está reevaluado. Hay otra comunidad que ya no está escuchando la radio en el transistor si no en el celular. Yo tengo más de un millar de suscriptores en 7 meses y tengo más de 50 mil impresiones entre descargas y reproducciones en vivo,  y no le he hecho pauta, voy a penas a iniciar pauta en otros medios alternativos. Me imagino que esto va a tener buen impacto porque a los salseros y a quienes le guste la historia van a llegar allí.

Algo muy importante es que hay que distinguir el Podcast del aficionado y el del profesional. La ventaja es que esto no va por imposición. Aquí uno elige que oye y que no. Hay un filtro que está tácito en tus manos. Yo creo que esto es una prolongación y un acercamiento de la radio al usuario, a los oyentes.

“Como buen locutor soy muy buen charlador.”

J. Fernando Quintero.

G.P.: ¿Podemos entonces considerar al Podcast como la renovación del locutor?

J.F.Q.: Yo tengo unas frases que uso mucho para vender mis Podcasts. Hoy lo más cercano a sus oídos, es su celular. Eso no tiene controversia. Esto tiene muchísimo futuro. El futuro está en nuestras manos y es el celular. Hay mucho por hacer. Es clave que cada profesional se dé cuenta de sus fortalezas, en donde tiene credibilidad y se siente a hacer la tarea. La historia apenas está comenzando. Esto es una revolución que va a millón y muchos de los colegas míos que rayan por allá encima de los 60, que creían que ya esto se había acabado, al ver que yo he recibido este reconocimiento se han motivado y están viendo que hay una oportunidad.

G.P.: ¿Entonces en definitiva la era virtual es el camino a elegir?

J.F.Q.: Esto es muy importante ya que cada vez es más la gente que va llegando a los dispositivos en búsqueda de contenidos que es la gran debilidad que tienen los medios convencionales del siglo XX. Y como le decía en mi alocución de agradecimiento a la Academia, cada vez,  cada día en el mundo, se siguen cerrando los medios del siglo XX y se siguen encendiendo más celulares. De manera que si se quiere seguir prolongando su existencia como radiofonista allá hay que meterse.

LA SALSA EN SU PUNTO es un show que apenas lleva 7 meses, es un Podcast que se publica los martes y los viernes y está alojado en las plataformas como Spotify que ya tiene casi un 40 por ciento de usuarios. También en Spreaker que es muy fuerte en Estados Unidos, en iHeartRadio,  Deezer  y en iVoox, la plataforma fuerte en España. Todavía no creo que esté hablando de estas plataformas cuando hace 10 años hablábamos de FM, transmisores y demás.

G.P.: ¿Definitivamente fue bastante acertada su decisión de iniciarse con los Podcasts?

J.F.Q.: Hay muchas marcas que ya están poniendo su dinero acá. Y cuando se dan cuenta que existe una Organización que premia y le da reconocimiento, va a acelerar los cambios que nadie absolutamente podrá detener. Esto es como resetear y sacarse el chip de la radio de enlace, del transmisor, del FM, y concientizarse que la gente hoy no quiere depender de una laptop, que no desea cargar con un radio, todo lo quiere tener en el dispositivo y esto hay que aprovecharlo. Así está girando el mundo. Este fenómeno poco a poco irá cautivando a una audiencia adulta.

Este premio refrenda la buena decisión que tomé a comienzos de este año.

G.P.: ¿Cómo ha resultado tener de colega a su propia esposa, en su caso, a Sandra Ospina, profesional de los medios también? 

J.F.Q.: Sandra es una profesional con una experiencia mucha más corta que la que yo he tenido. Pero ella encontró una oportunidad dentro de su recorrido. Descubrió que es muy buena relacionista pública, que su paso por la radio musical le enseñó el proceso para que los artistas se consoliden, para que peguen y puedan vender.

Ella genera mejores dividendos vendiendo los artistas que anunciándolos. Uno como anunciante recibe el salario que le da la empresa pero cuando uno los maneja y los vende, las ganancias lejos superan lo de la radio. Allí, Sandra encontró una esquina donde ella poder capitalizar su experiencia. Actualmente es la manager de Gabino Pampini y está haciendo un magnífico trabajo con Mauro Castillo y el Grupo coreano K-Pop. Todo esto lo maneja a través de su empresa BIENSONADO.

Sandra además participa haciendo voice over para mis Podcasts. Ella está muy enfocada en la forma de hacer radio actual. Atrás quedó la nostalgia de lo que su afamado abuelo Julián Ospina hizo en la radio brillante a comienzos del siglo pasado. La experiencia con ella ha sido muy enriquecedora de parte y parte. Yo he aprendido de ella en la parte de promoción y manejo y ella está muy atenta a lo que yo estoy haciendo en el tema de las plataformas y de mi reinvención en la radio. Sandra entendió que del micrófono como tal no podría vivir.

G.P.: ¿Cuáles son sus expectativas a futuro con la realización de sus Podcasts?

J.F.Q.: Hay muchas expectativas de un lado y muchas de otro. Siempre existen circunstancias que hacen que el entusiasmo se frene a la hora de mirar costos. Concreto: Hay que seguir haciendo episodios. Mi idea concreta es ponerle cara a los episodios. No a todos pero si a algunos que valgan la pena. Que tengan imagen y que se vean en el Canal de Televisión más importante en el mundo que es  YouTube. Dependiendo del invitado tenemos como proyecto anexar al audio imágenes dentro de lo que permitan los derechos legales. Para esto hay que financiarlos, tener buenos patrocinadores, hacer que crezca  el equipo de producción. Trabajamos con estudiantes que están a puertas de graduarse en Comunicación Social o Publicidad. Esto es lo más inmediato.

Tal vez mirar la posibilidad de tener nuestro propio set. Quizás aumentar el número de episodios durante la semana. Para todo esto se requiere ampliar nuestro equipo porque se necesita mucha investigación. Nuestros Podcasts los desarrollamos en cuatro estilos de periodismo: crónica, narrativa, formato entrevista y editorial. La gente siempre quiere aprender algo de un tema y la colectividad salsera es muy leal y muy exigente.  

Hasta ahora vamos en caso 60 episodios. Esto apenas está creciendo y la idea es pasar al centenar y seguir creciendo con los Podcasts de LA SALSA EN SU PUNTO

G.P.: Muy amable.

J.F.Q.: Muy amable por tu entrevista. Espero que esto contribuya para motivar a la gente. Yo no quiero presumir ni tampoco “chicanear” como decimos nosotros los colombianos si no motivar a la gente para que lleguen, para que usen lo que saben. Para que el conocimiento y la experiencia no se pierdan. Que de una manera muy amable la gente entienda que la radio no va a morir, que está cambiando la manera de hacerse y de oírla, pero la radio va a seguir. A la AM le tocó hace rato quedarse con los pastores y con los naturistas teniendo un público reducido y la FM va detrás.

Los Podcasts son el camino que muchos de los colegas pueden tomar. Como dijo Eucario Bermúdez que en paz descanse, “el talento no se jubila”. Estamos en mora de hacer una verdadera revolución, el lenguaje, la puesta al aire y el público es cada vez mayor pero en la misma medida también es cada vez más diverso por aquello de que llegamos a todo el mundo. 

Gracias por el buen entender.

J. Fernando Quintero, un hombre de fe.

“Mi primera experiencia ocurrió con lecturas bíblicas. Hubo un episodio triste en mi familia y fue la pérdida de mi señora madre. Yo conocí a un capellán y él me hizo la invitación para estar en esta actividad. Recién había regresado de la academia Arco de Bogotá me inicié haciendo lecturas del evangelio. Después de muchos años, antes de iniciarme con el Podcast comencé a grabar los salmos que en total fueron unos 150 y los terminé al igual que los 32 proverbios. En el Canal de YOUTUBE de J. Fernando Quintero tengo también unos episodios que se llaman “La Sagrada Palabra”. Ha sido como una vuelta del reloj. Arranqué allí y después de años otra vez volví allí a detenerme.”

“La radio no va a morir, está cambiando la manera de hacerse y de oírla, pero la radio va a seguir.”

German A. Posada E.

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E).

En Medellín colaboró en el programa Buenos Dias Antioquia transmitido  por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d).

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y conducción de los programas radiales Escuchando América Latina (CKUT 90.3 fm), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).

Su interés por los temas radiales le permitiron viajar a la ciudad de Quito, Ecuador (2010) al Seminario Internacional  “En Sintonía con los Nuevos Cambios Tecnológicos en la Radio Latinoamericana”. Seminario organizado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL).

Ha sido corresponsal para las páginas web: enrodaje.net  musicasdelmundo.org actualizada como (musicasdelmundo.com) conexioncolombia.com  y soyperiodista.com  parte de este material fue seleccionado y publicado en la versión virtual del periódico El Espectador. 

También colabora para las páginas Revista Enfoque boxeodecolombia.com portalvallenato.net  y panoramacultural.com.co

German Posada