Gustavo Gaitán, místico, estudioso y crítico de la radio y los medios

Gustavo Gaitán, místico, estudioso y crítico de la radio y los medios
Gustavo Gaitán Thornee
Gustavo Gaitán Thornee

Algunos años atrás tuve la oportunidad de asistir a un Seminario sobre Radio a las instalaciones del Ciespal, una reconocida institución educativa con sede en la ciudad de Quito. La amabilidad y hospitalidad de sus anfitriones fueron inmensas. Guarde en mi equipaje gratos recuerdos y entre ellos un libro muy especial: “Desafíos de la Radio en el Nuevo Milenio”, un compendio de conocimientos firmado por varios autores, entre ellos, el periodista Gustavo Gaitán Thornee.

 
A Gustavo lo he entrevistado en algunas ocasiones, pero esta vez quiero compartirles una interesante conversación dirigida por el reconocido analista en medios de comunicación, Edgar Hozzman.

 
(Entrevista originalmente publicada en -El Extramedios- y concedida para ser publicada en este blog con la debida autorización de su autor).

 

 

Entrevista de Pantalla & Dial Por Édgard Hozzman

 

Gustavo fue el promotor discográfico más joven de Colombia. A los diez y seis años comenzó en las discotecas de la mano de Alberto Suárez López, gerente de Promoción y Publicidad de Discos CBS. Su talento y compromiso con su vocación de comunicador, no pasó desapercibida para los productores de Radio y Televisión, quienes le dieron la oportunidad de realizar y producir espacios musicales. Gustavo fue pionero en la promoción en los medios audiovisuales utilizando videos clips, estrategia que fue definitiva en la difusión de objetivos promocionales.
Su ascenso en Discos CBS de promotor a ejecutivo, le valió el reconocimiento de los diferentes medios, hablados y audiovisuales.
Hoy Gustavo es un escritor, conferencista y crítico respetado y admirado a nivel continental.

 
–¿Cómo llegó a los medios?
–Osvaldo Kleinerman trabajaba en Radio Fantasía en 1.977 me contactó con Alberto Suárez López, gerente de Promoción y publicidad de Discos CBS. El popular “Gordo” me contrató como promotor en las discotecas de Bogotá. Esto fue definitivo para conocer el maravilloso mundo de los medios.
–¿Quién fue el que primero creyó en su talento?
–Quien me guio y orientó fue Edgard Hozzman, quien me dijo: “Mijo usted es talentoso y le sobran ganas para esta vaina. Le voy a dar una oportunidad”. Me ascendió a promotor de radio y prensa, me enseñó a redactar boletines e investigar las diferentes corrientes Pop y Rock. A los pocos meses, me proyectó como un ejecutivo discográfico.
–¿Cómo recuerda sus años en Discos CBS?
–Esta fue mi escuela, allí aprendí a trabajar, ganarme la vida, en esa compañía evolucioné positivamente. A los 17 años ya me había convertido en un promotor 100% entendía y manejaba la idiosincrasia de los artistas y la gente del medio. Hoy recuerdo con cariño a Hernán Guevara, mi corrector ortográfico, Alberto Suárez López, un gran consejero y a Thonny Rodríguez, excelente promotor.
–¿Qué artistas impulsó en sus carreras?
–La música Disco y pop en general, eran muy pocos promotores que conocieran del tema, trabajé los lanzamientos de “Earth, Wind & Fire”, Billy
Joel, The Police y Michael Jackson, entre los que recuerdo. Fui el pionero de la promoción con videos clips en Colombia. Este material llegaba en 16 mm a CBS Colombia. Esta estrategia me valió mi ascenso como coordinador internacional, trabajé al lado de grandes artistas como Vicky Carr, Luis Aguilé, Manolo Otero, Jeanne Manson, Miguel Bosé, Julio Iglesias entre muchos más.
–¿La industria discográfica se acabó o se transformó?
–Se transformó en todos sus órdenes, contratos artísticos, liquidación de regalías, producción y promoción, el cambio ha sido total gracias al mercadeo, a la Web y al streaming.
–¿Cómo es la promoción de los artistas de ahora?
–La popularidad de un artista o tema hoy no depende de la difusión radio, el éxito esta, en la difusión en televisión, las descargas en YouTube y las diferentes plataformas musicales.
–¿Cómo descubrió su vena de escritor?
–Como guionista de radio, fundé una productora con varios amigos, “Oasis productions”. Tomé clases de actuación con Manuel Cendales; ahí aprendí como crear situaciones y personajes, fue una época loca e inolvidable, lapso que creo en mí la necesidad de escribir todos los días, escribir es una necesidad para mí.
–¿Cuántos libros ha escrito?
–Seis, una novela, tres guiones de cine y dos ensayos. Sólo he publicado dos.
–¿Debe Colombia revisar la Ley de prensa?
–Urgentemente, es un esperpento obsoleto y desactualizado, Argentina y México actualizaron su legislación para evitar la dictadura mediática y diversificar las fuentes de información de los ciudadanos. La desarticulación del oligopolio de El Clarín, nos muestra por donde debe ir la cosa. Ojalá no se caiga en excesos como las leyes de Venezuela y Ecuador que son simples instrumentos de venganza del poder y los burócratas contra los medios, a los que restringen severamente la libertad de expresión.
–¿La Ley hoy protege más a los medios, que la libertad de prensa?
–Los derechos de réplica, aclaración, contestación y respuesta los cumplen los periodistas y los medios si quieren; ha habido irresponsabilidad para que se cumpla el derecho de rectificación algunos ciudadanos han tenido que interponer tutelas y hasta demandas en las cortes, cuyas sentencias se dan mucho tiempo después, cuando el daño ya está hecho.
–¿En Colombia el Media Training tiene la importancia que se merece?
–Es casi desconocido, es mucho más común para reinas de belleza que para voceros, empresarios, políticos y hasta artistas.
–¿Los personajes públicos están preparados para enfrentar los medios?
–Algunos tienen talento natural para responder y terminan siendo reclutados por los medios, pero generalmente, tener un buen vocero es casi como ganarse la lotería.
–¿Qué es un capacitador empresarial?
–Un instructor que imparte destrezas para los trabajadores de las empresas para que mejoren su oficio y rendimiento.
–¿Le falta comunicación interna a las empresas radiales y les sobra marketing?
–El caso Colombia es sui generis por el gigantismo y el profesionalismo de las cadenas, pero generalmente las radios son empresas pequeñas, cuyo mercadeo se limita hacer un poco de publicidad y a comprar las encuestas de sintonía cuando se puede; tienen poco personal y la comunicación fluye espontáneamente.
–¿Cómo recuerda su paso por Caracol?
–Una gran empresa, compartí con profesionales, de gran nivel ejecutivo como, Ricardo Alarcón, Jorge Vargas entre otros. Trabajar en Caracol era como estar en la torre de marfil de la radio mundial. Caracol desbordaba talento en todas sus áreas.
–¿En la política hay mercadeo?
–El mercadeo político cada día cobra más importancia, los candidatos, gobernantes y partidos son conscientes de que ya no se puede hacer política como en el pasado y utilizan herramientas más profesionales para llegar a la gente.
–¿Cuáles son las fallas de los políticos colombianos?
–La corrupción en primer, segundo y tercer lugar. Esta campaña electoral, depende de los ocho departamentos de la costa norte, la compra de votos es un cáncer enquistado en la clase política. La ausencia de técnicas de recaudación de fondos, el despilfarro o la pobreza de recursos, suelen ser otro punto en contra de los sujetos políticos en sus campañas en todo el país. Aunque en investigación, publicidad y campañas de tierra se ha avanzado algo.
–¿Se dejaron mandar por las redes sociales?
–Las redes sociales y los medios tradicionales son canales de comunicación diferentes pero interconectados. Tienen enorme influencia en lo que se llama “la opinión pública juicio”.
–¿Usted es asesor o consultor para los políticos?
–Soy consultor asociado de CPI (Consultores Políticos Independientes) y entrenador de líderes, gobiernos y candidatos en América Latina, especialmente en su relación con la oratoria y los medios.
–¿Por qué se radicó en el Ecuador?
Por amor, me casé con Esther Armijos y tuvimos tres hijas: Elfa, Carolina y Alejandra, las cuatro son ecuatorianas, ese país me abrió las puertas y me dio grandes oportunidades, me ha tratado muy bien, los ecuatorianos son mis paisanos, los admiro y apreció.
–¿Hay libertad de prensa en el Ecuador?
–Está severamente restringida por la ley de medios y la actitud del gobierno, el presidente Correa es un enemigo declarado de las empresas de comunicación, existe una campaña publicitaria gubernamental desde hace ocho años que demolió el prestigio y la credibilidad de los medios privados.
–¿Lo han censurado?
–Dos veces, ambas en radio y ambas en Ecuador. Se siente horrible cuando llegan los militares y te apagan la señal o cuando el dueño te dice “te vas por lo que dices o escribes”, se siente uno defraudado.
–¿Cuál es la diferencia de la radio en la que usted comenzó y la que escucha hoy en Colombia?
–La tecnología, los recursos de producción se han multiplicado por mil, pero los formatos parece que se agotaron.
–¿Debe Colombia tener una Ley de Medios?
–Exacto, una ley de medios que no sólo sea para los medios de comunicación sino que cubra a todos los ciudadanos.
–¿A quién consideró un productor radial?
–Al “Chupo “Armando Plata por su indescriptible capacidad para sorprender con promociones, eventos y programas. También a los hermanos, Julio y Jaime Sánchez Cristo. Un verdadero productor radial es el que sabe manejar el “silencio”.
–¿En qué países además de Colombia le ha dictado cursos?
–Colombia, Ecuador, Costa Rica, El Salvador, Perú y Panamá. En algunos casos son las asociaciones de radio las que me contratan y en otros radios particulares.
–¿Cómo fue su experiencia con el Media Training para los futbolistas del Nacional del Ecuador?
–Sorprendente, los futbolistas interactúan con los medios todos los días; son hasta acosados por ellos. Aparecen la mayoría de las veces a la defensiva o dan declaraciones mecánicamente. Fue muy grata la reacción de los jugadores de éste equipo profesional de Quito porque quedaron empoderados de la importancia del lenguaje verbal y corporal. Vamos a impartir otro taller este mismo año con sparrings.
–¿En qué países ha dictado conferencias?
–Voy en 8, pero la idea es impartir en los 21 países de habla hispana si la vida alcanza y la salud lo permite.
–¿Cuál es su modelo como conferencista y motivador?
–El taller interactivo, a la gente le gusta moverse y participar; eso hay que combinarlo o dosificarlo con la parte teórica, que es la queda en el sub consciente.
–¿Cuáles son los pecados capitales del periodismo?
–Lujuria informativa, gula paparazzi, avaricia mediática, ira periodística, pereza informativa; envidia y soberbia periodística.
–¿Por qué decidió volver a Colombia?
–Para revisar y terminar dos libros, necesitaba oxigenarme, las cosas en el Ecuador están muy conflictivas y familiarmente se presentó la oportunidad porque mis hijas viajaron fuera del país y con mi esposa queríamos vivir una nueva luna de miel y Santa Marta es la ciudad ideal.
–¿Cómo llegó a Cromos?
–Me ofreció la gerencia de mercadeo Lalo Correa cuando trabajaba en Teleamazonas, había fallecido Cristian Núñez quien era el líder y motor del canal y luego de 4 años en Quito, quería regresar Colombia. Trabajar en Cromos fue una experiencia totalmente diferente a los que había tenido.
–¿Se debe volver a exigir la licencia de locución?
–No estoy de acuerdo con que sea el estado unilateralmente el que otorgue las licencias, ahí deben estar involucradas las universidades y los centros de enseñanza. Lo que si es necesario es que las empresas de radio colombianas capaciten a su personal; se preocupan por preparar gerentes y vendedores, pero poco y nada a los productores de radio y locutores.
–¿Los medios están perdiendo espacio frente a las redes sociales?
–Algunos medio- son rehenes de las redes sociales, pero en el caso de la radio, el futuro de ese medio está justamente ahí, en la Web.
–¿Colombia está informada éticamente?
–No hay equilibrio, los poderosos imponen sus puntos de vista y por el fragor de la guerra se cometen muchos atropellos. Siempre digo que en Colombia el cuarto poder no es un poder de cuarta, sino un poder de cuatro: El Tiempo, Caracol, RCN y Semana.
–¿Es nocivo para la radio colombiana el monopolio?
–Lo que hay en Colombia es oligopolios, empresas apéndices de grupos económicos que compiten deslealmente con las empresas pequeñas (las absorben), utilizan su posición dominante para obtener de manera ventajosa noticias y publicidad. Es claro a quién pertenecen estas cuatro empresas y los intereses que defienden. Por eso se necesita una nueva ley de medios que corrija todos estos abusos de cara a una nueva democracia post conflicto.
ehozzman@gmail.com

German Posada