Adonis Stevenson, la gloria y la desgracia de un campeón

Adonis Stevenson, la gloria y la desgracia de un campeón

Por Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

 

La inesperada derrota que sufrió el boxeador haitiano-canadiense Adonis Stevenson frente a su rival el ucraniano Alesandr Gvozdyk, el pasado 1 de diciembre en el Centro Videotron de la ciudad de Quebéc, tomó de sorpresa al mundo del boxeo por la forma en la que la salud de Stevenson terminó seriamente comprometida. Y digo inesperada porque generalmente en una pelea por título mundial quién va como favorito es el campeón, salvo un caso excepcional en el cual el retador gane por nocáut.  Hasta el round número diez,  los jueces daban ventaja a Stevenson pero todo cambió cuando Gvozdyk lo tomó por sorpresa noqueándolo y de paso causándole un severo traumatismo cráneo cerebral.

 

Como toda personalidad pública, Adonis Stevenson goza de muchos seguidores pero también tiene que lidiar con bastantes detractores. Aquellos que aún en su estado más delicado de salud siempre le criticaron sus acciones cuando en el pasado hizo parte de una organización criminal en Montreal dedicada al proxenetismo. Por sus vínculos con el bajo mundo delincuencial, Adonis Stevenson fue juzgado y condenado a cuatro años de prisión de los cuales purgó 18 meses.

 

Varias personalidades  del mundo del boxeo, locales como del exterior, se han solidarizado y deseado su recuperación. Algunos periodistas igualmente se han expresado y han condenado las malas palabras y opiniones despectivas que se han escrito a través de las redes sociales en contra del ahora indefenso ex campeón.

 

De acuerdo a la mitología griega en la numerología de aquel personaje llamado “Adonis”, como el nombre del personaje principal de este artículo, el número que le corresponde es el 8. Y fue exactamente un 8 de junio de 2013 que con un poderoso nocáut, Stevenson obtuvo por primera vez su título mundial al derrotar en tan sólo 76 segundos al entonces campeón Chaw Dawson. A partir de ahí, vendrían varias defensas de su título, la gran mayoría, según expertos y aficionados, con boxeadores de bajo calibre

Pelea por título mundial entre Adonis Stevenson y Chaw Dawson. Centre Bell 8 junio 2013

 

Nombres poderosos pasaron por la lista que Adonis Stevenson en condición de campeón, supuestamente debió haber enfrentado. Algunos de ellos: los ex campeones Jean Pascal,  Sergey Kovalev  y Eleider Alvarez  en su momento su primer aspirante obligatorio y hoy convertido en campeón mundial.

 

De sus diez defensas, las que más dificultad le dieron fueron las dos últimas. La primera con Badou Jack, ex campeón mundial súper mediano y Alesandr Gvozdyk, medallista olímpico.

 

En la penúltima contra Badou Jack a este último le quedó faltando fortaleza en sus puños para haber saboreado el triunfo de la victoria frente a Stevenson quién logró aguantar hasta el último asalto y salvarse al ganar por decisión mayoritaria.  En la última contra Alesandr Gvozdyk, las cosas parecían que fueran a terminar como la anterior, pero la catástrofe vendría en el undécimo round con aquella sorpresiva ráfaga de golpes que aquel cuerpo quizás con los síntomas de cansancio que mostró contra Badou Jack, ya no fue capaz de soportar.

 

Para algunos versados en materia de boxeo, el boxeador ucraniano era hasta el momento el boxeador de más nivel que Adonis Stevenson enfrentaba.

 

La proeza de aquella noche jubilosa del 8 de junio hace cinco años no se repitió y el reinado del veterano campeón (41) llegó a su fin el 1 de diciembre de 2018.

 

Quedarán varios interrogantes: ¿Debió haberse retirado Adonis Stevenson cuando mostró síntomas de debilidad en su pelea contra Badou Jack?  ¿Era Adonis Stevenson el campeón con el calibre necesario para haber soportado boxeadores de alto nivel? ¿Por qué la WBC nunca tomó medidas contundentes frente a las negligencias de Adonis Stevenson para enfrentar boxeadores de alto calibre? ¿La WBC y quienes administraron la carrera de Adonis Stevenson hicieron todo lo posible por prolongar su reinado?  ¿Era consciente Adonis Stevenson de sus flaquezas como boxeador y que su interés era capitalizar cómo más pudiera?

 

Quizá no todos lo vean así. Cada uno tiene una perspectiva muy diferente de las cosas. Puede que Adonis Stevenson no sea recordado como un gran peleador que sume los argumentos necesarios para ser una leyenda del boxeo ó todo lo contrario, quizá hasta sea tenido en cuenta para que forme parte de lo más exquisito de esta disciplina  deportiva. Sin duda alguna se le exaltará por siempre su gran nocáut contra Dawson con el cual se convirtió en campeón mundial. Probablemente se le reprochará por siempre él nunca haber asumido su papel de campeón de mundo por no haber aceptado peleas con rivales de más altura.

 

Tuvo Adonis Stevenson una segunda oportunidad de rehacer su vida cuando se convirtió en campeón del mundo. Atrás quedaba esa nebulosa experiencia del bajo mundo por el cual fue privado de su libertad. Quizá pudo haber remediado de manera más efectiva el mal que provocó a sus víctimas cuando delinquió y por el que todavía no le perdonan. Tal vez haber invertido una mínima parte de su riqueza en ellas. Quizá pudo haber sido más modesto a la hora de mostrar su fortuna

 

Las secuelas que deja un traumatismo craneal son arduas y espinosas. Quizá nunca más volvamos a ver la imagen que conocimos del flamante campeón del mundo, aquel que repetía que cada pelea que hacía era como si fuera la última de su vida.

 

Es evidente que en el cuadrilátero sus peleas llegaron a su fin. Pero le queda otra, la de la esperanza de poder seguir viviendo, la del resto de sus días, quizá la más larga y angustiosa de su existencia, aceptar con resignación que si Dios da, también quita.  

Adonis Stevenson contra Alesandr Gvozdyk 1 diciembre 2018

 

German Posada