Eleider Alvarez y su entrenador Marc Ramsay. Foto Roberto Levesque GYM.
Eleider Alvarez y su entrenador Marc Ramsay. Foto Roberto Levesque GYM.

Eleider Álvarez se perfila como una superestrella del boxeo mundial

Por: Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

 

Por dos años y medio Eleider Alvarez fue ignorado por Adonis Stevenson, ex campeón mundial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) para una pelea por título mundial a sabiendas de que el colombiano era el aspirante obligatorio.

 

Finalmente la campana le sonó  a Alvarez cuando el boxeador ruso, Sergey Kovalev  quiso enfrentarlo.  Sin meditarlo mucho, Álvarez renunció a su posición de lujo del CMB para encarar a Kovalev, en ese momento campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

 

El 4 de agosto en Atlantic City, Eleider Álvarez hizo historia al vencer con clase y categoría a su adversario y de paso le cayó la boca a todos quienes todavía se negaban a creer que podía salir campeón.

 

Casi seis meses después, el próximo 2 de febrero, estos dos titanes volverán a medir sus fuerzas en Texas en una pelea revancha la cual estaba pactada desde el contrato inicial.

 

Como la primera, esta segunda pelea que viene no será fácil y Eleider lo sabe muy bien. Es consciente de que tiene que prepararse muy bien y si se quiere mucho más que la anterior. Es la lucha por mantenerse campeón. Por defender su título por el que esperó tantos años desde que partió de Colombia a una tierra desconocida que le ofrecía moldearlo como un boxeador profesional.

 

Eleider ya hizo historia en Colombia. Ya ganó el reconocimiento y el respeto por el que siempre esperó. En Canadá ha hecho lo mismo. En la Provincia de Quebéc en donde reside es un ídolo. La gente lo quiere y aprecia. Les complace escuchar su acento en francés y su naturalidad y espontaneidad al hablar. No lo juzgan por su falta de vocabulario o sus errores en gramática. Aplauden su esfuerzo por comunicarse. Les gusta que no se las de ser el campeón que ha alcanzado fama y fortuna y que conserve su humildad y sencillez.

 

Sin embargo hay algo innegable. Eleider Alvarez pasó casi del ostracismo a la fama. Su nombre ya es reconocido y su “jab” goza de ser considerado el mejor en la categoría de los semi – completos.

 

El 2018 fue un año maravilloso para Alvarez pero sabe que le falta una prueba más para que su nombre se posicione de manera contundente en la dimensión del boxeo mundial. Sabe que tiene que defender su título como un felino que protege a sus cachorros. Sabe que no puede equivocarse y que no deberá darle ventajas a su rival.

 

Reconoce que Sergey Kovalev sigue siendo peligroso. Ya sintió su pegada y admite que hace daño. Sabe muy bien que está herido en su honor y que vendrá con todo y sin piedad a recuperar lo que perdió.

 

Eleider Alvarez  se está preparando a conciencia porque sabe muy bien que el segundo capítulo será más exigente que el primero. Porque entiende que si el primero le dio la fama, el segundo le dará la gloria. Sabe que su nombre hará historia en el mundo del boxeo al vencer al ruso por segunda vez y demostrarle que no le ganó por un “golpe de suerte” como este ha querido justificar su derrota.

 

De salir vencedor, Alvarez podrá planificar y ejecutar el contrato que ESPN y  TOP RANK le han ofrecido de siete peleas en dos años para seguir defendiendo su título. Ambas empresas confían en las condiciones atléticas del campeón colombiano y por eso le han brindado su confianza. Podrá pelear en Quebéc y dedicar parte de sus defensas al público que lo admira en esta Provincia. Unificar títulos deberá ser una de sus prioridades.

 

Su título de campeón le llegó a sus 34 años. En este momento de su vida Eleider está mucho más maduro profesionalmente. Sabe lo que tiene y lo mucho que le costó. Entiende que tiene que aprovechar al máximo su gran momento porque es consciente que todo tiene su principio y su fin y que la edad en los deportes es clave para su rendimiento.

 

El próximo 2 de febrero en la ciudad de Texas, “La Tormenta” (‘Storm’ en inglés) como se le conoce a Eleider Alvarez en el mundo del boxeo, deberá exhibir a plenitud todo su potencial una vez más frente al peligroso Kovalev  y ratificar así, ser parte del selecto grupo de las “superestrellas” del boxeo mundial.

Eleider Alvarez y Sergey Kovalev. 4 de agosto en Atlantic City. Foto AFP.