Armando Plata Camacho. Foto Gio Morales.
Armando Plata Camacho. Foto Gio Morales.

Armando Plata Camacho y su Premio Momentos

Ganar el Premio al Mérito MOMENTOS a toda una vida dedicada a su pasión por hacer radio tiene un gran mérito. Y ese es el mérito que recientemente recibió el reconocido Armando Plata Camacho. Un premio que como él lo indica fue toda una sorpresa pero que contrario a los que lo rodean en el gremio de las comunicaciones fue más que merecido.

Los días, los meses y los años han completado el medio siglo de labores ininterrumpidas de este hombre de medios que ha permanecido vigente gracias a su pasión, entrega y dedicación a la radio.

Las nuevas tecnologías no han sido motivo para aislarse de los medios demostrando que los retos han sido parte trascendental dentro de su carrera. Su vida transcurre en medio de viajes, naturaleza, ceremonias, entrevistas, grabaciones y seminarios.

Por este Premio al Mérito por su recorrido profesional en la radio, Armando Plata Camacho, es motivo de admiración entre sus colegas y ejemplo a seguir para las nuevas generaciones que anhelan seguir sus pasos en el mundo de la locución.

 

 

 

Por: Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

G.P. ¿Qué significa este premio en estos momentos de su vida?

A.P. Significa para mí una gran satisfacción profesional pues quienes evaluaron mi trabajo de toda una vida en la radio, tanto en Colombia como en el exterior, es un selecto y exigente grupo de periodistas que han formado parte de los principales medios de comunicación a lo largo de cinco décadas.

 

G.P. Hace un año presentó los premios y este año se lo ganó. ¿Acaso pasó por su imaginación ganarlo?

A.P. Para mí fue una sorpresa cuando hace unos meses la directora de Momentos, la prestigiosa periodista María Cristina Guerrero, me confirmo que era ganador del premio y me pregunto si podría estar en Colombia  para la ceremonia de premiación. Entonces re-organice mi agenda pues es requisito indispensable estar presente. Cuando estuve en 2017 como presentador no me imagine que iba a regresar como ganador, aún más, nunca pensé que podría ganar tan importante galardón.

 

G.P. ¿Cómo asimiló el hecho de que su hija Juana haya venido de sorpresa a entregarle su premio?

A.P. Fue un golpe emocional contundente. Semanas atrás, estando en el congreso de locutores Voicematers en Ciudad de México, donde fui conferencista, me encontré con mi hija Juana y la invite para que viniera a la ceremonia. Ella me comento que era imposible porque tenía el evento mundial de locutores WOVO en Las Vegas y después viajaba a Burbank, CA a los estudios de Warner Bross a la ceremonia de los premios VOAS, el Oscar de la locución, donde Juana está nominada en cuatro diferentes categorías. Luego me envió un mensaje muy bonito y me pidió que le enviara fotos. Cuando comenzó la premiación, recibí otro mensaje de felicitación diciéndome que lamentaba no estar conmigo.  Cuando Nicolás Samper anuncio que el premio lo entregaría Juana Plata, recuerdo que alcance a decir… ella no esta… te equivocaste es Catalina, mi otra hija. Al pararme para dirigirme al escenario vi a Juana acompañada de mi nieta  y ahí si quede súper sorprendido. Imagínate, mi nieta vive en New York y Juana estaba en Las Vegas, llegaron casi al tiempo y montaron toda una película para que nadie fuera a dañar la sorpresa! Fue algo muy hermoso.

Armando Plata Camacho, su hija Juana Plata y su nieta Daniela.

 

G.P. Usted es ejemplo de admiración entre sus colegas. Muchos no lograron adaptarse a las nuevas tecnologías y si usted no es un experto tampoco les saca el cuerpo. ¿Esto quizás es parte de su vigencia?

A.P. Gracias. Siempre me sorprendo por las manifestaciones de aprecio de mis colegas y amigos. Pues pienso que todo lo que hago simplemente me nace de manera natural y genuina sin ningún tipo de pretensión, solo con la actitud de siempre hacer las cosas lo mejor posible y teniendo en cuenta la enorme responsabilidad que tenemos como comunicadores. Lo que estamos viviendo con el advenimiento de las nuevas tecnologías es algo impensable para quienes venimos de la generación del telégrafo y el télex. El aprovechar esos cambios tecnológicos es parte del proceso de estar actualizado para evitar caer en la nostalgia y en la creencia de que pasado fue mejor. Para mí lo que paso, paso y lo que viene es lo que estoy haciendo.

 

G.P. ¿En cuántas partes del mundo escuchan GLOBAL HITS?

A.P. GLOBAL HITS CON ARMANDO PLATA esta en cerca de 400 estaciones de radio de AM, FM  e Internet. En España, Canadá, algunas ciudades de USA, México, Republica Dominicana, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, Chile y Uruguay. Hemos encontrado alguna resistencia de grandes estaciones a las que les gusta el formato y la producción pero preferirían que se hiciera en sus estudios en directo. Consideran a Global Hits como un programa “enlatado”. El concepto de radio sindicada aun no es tan popular. Sin embargo también hay estaciones a las que les fascina el programa y lo promocionan como uno de sus mejores productos, por eso hemos crecido bastante rápido, claro que nos falta mucho camino por recorrer.

 

G.P. ¿En GLOBAL HITS es su propio estilo o quiere emular a alguno de sus ídolos del micrófono?

A.P. GLOBAL HITS ha sido un laboratorio para encontrar mi propio estilo como presentador de música. Los primeros programas para mi fueron muy acartonados y leídos, otras veces con un tono muy alto, o lo contrario, lentos y sin fuerza. He ido encontrando un equilibrio entre información condensada, estadística, trivia, anécdotas y cierto contenido didáctico. Lo más difícil ha sido la investigación, el manejo estadístico, las fuentes confiables y la selección que refleje ventas y popularidad. Mis influencias se remontan al legendario Wolfman Jack, ciertas cosas de Dirk Clark, la alegría de Alfonso Montealegre  y el delivery impecable de Casey Kasem. Hoy creo haber encontrado el camino para imponer mi propio sello pues me siento muy seguro, con propiedad y con mayor conocimiento de lo que está pasando en el mundo semana a semana. Soy muy feliz escribiendo y grabando Global Hits.

 

G.P. Cuando recién comenzó GLOBAL HITS le pregunté si creía que iba a ser un éxito.  ¿GLOBAL HITS es un éxito ahora?

A.P. Creo que tenemos un éxito moderado con buenas posibilidades de llegar a ser una marca consolidada. Nuestra base de oyentes es fiel y nuestros números crecen paulatinamente. Hay mercados donde somos muy fuertes como Ecuador, algunas zonas de Colombia, Argentina y Uruguay. Lo interesante del proyecto es que ha crecido de manera orgánica, con el boca a boca del medio, Ha despertado el interés de jóvenes directores de emisoras a los que les fascina la producción, la forma de presentar los temas y la selección musical. Es un proceso lento porque no tenemos capital para invertir en más recursos y mercadeo. Ahora, al analizar lo que ha pasado desde que comenzamos en 2014 donde todo lo hemos hecho a pulmón, mi respuesta es que vamos camino al éxito.

 

“Siempre me sorprendo por las manifestaciones de aprecio de mis colegas y amigos.”

Armando Plata Camacho. Foto Archivo Personal.

 

 

G.P. Cinco de sus seis inspiraciones de la locución ya no están con nosotros. Sólo nos acompaña el Maestro Jorge Antonio Vega. ¿Le dedica unas palabras a los que están ausentes?

A.P. Yo le dedicaría primero unas palabras de profundo agradecimiento a mi mentor y maestro Jorge Antonio Vega de quien aprendí el amor por la música, la fuerza expresiva de las promociones, la manera de escribir para radio, la animación del radioteatro, el copy de comerciales y la importancia de estar siempre bien preparado.

Pasando a quienes han partido, yo diría que John Gress fue mi mayor influencia en el estilo y fraseo que utilice por allá en la década del 70, fue mi amigo personal y quien me enseno como entender mejor el negocio de la voz. Casey Kasem para mi fue lo más grande para quienes hablamos de música y como lo comente antes, ha sido como la luz en el camino de Global Hits. De Julio Nieto Bernal aprendí a como leer noticias, conocer los tiempos y el ritmo de los programas, a manejar el encanto de los tonos y la plasticidad de la voz.

De Gloria Valencia de Castaño pude percibir la sutil elegancia del fraseo y el toque de clase y distinción que le puedes dar a un texto. En José Lavat encontré la fuerza expresiva, el comando, y la naturalidad.

Para finalizar quisiera rendir un homenaje a muchos jóvenes talentos latinoamericanos de quienes estoy aprendiendo a como dejar la locución tradicional para entrar en el terreno de la transmisión de sentimientos y emociones, un proceso introspectivo donde la voz es lo de menos, en otras palabras estoy arrancando de cero haciendo locución sin que suene locutor.

 

G.P. ¿Cómo va a celebrar si su hija Juana gana una de las nominaciones en los Premios SOVAS?

A.P. Ya célebre, pues el estar nominada ya es un triunfo. Es increíble que mi adorada hija Juana Plata con tan solo cinco años como profesional de la voz, haya llegado a las grandes ligas de la locución comercial en el mercado estadounidense en español y en inglés. Cuando me dijo que su verdadera vocación era la locución, le enseñé algunas cosas con las que arrancó, luego se ha dedicado a hacer todo tipo de cursos. Es como una esponja absorbiendo información en todas partes. Su arrolladora personalidad es otro plus que unido a su talento como relacionista pública le ha permitido derribar puertas, conocer y codearse con los duros de esta industria. Indudablemente, me ha superado por varios cuerpos de distancia.

 

G.P. Usted nació en la capital colombiana pero al parecer siempre se ha sentido como si fuera de Chocontá. ¿Por qué?

A.P. Para mi Chocontá es mi tierra chica, como lo es ahora Macanal, Boyacá. Dos pueblos maravillosos. El primero en mi infancia y adolescencia, el segundo en mis anos otoñales. Chocontá me gusta porque tiene como palabra una sonoridad grave e intensa y como región posee los más bellos paisajes de tierra fría. Por su parte El Sisga, también de Chocontá, es una mixtura entre Suiza, Irlanda y la Britania Francesa. Chocontá me trae bellos recuerdos y como no amarla si me ha dado el honor de nombrarme su embajador.

 

G.P. La vida es de momentos. ¿Cuál ha sido un momento muy especial, inolvidable, en su carrera en los medios?

Son muchos los momentos pues soy un hombre que los busca y los vive con intensidad. Uno inolvidable y trascendental: El día que entré a trabajar en CNN Atlanta y el día que salí de allá.

 

G.P. ¿Qué resume el hecho de que siga tan activo en la locución?

A.P. La locución para mí no es un trabajo, es un goce permanente; una actividad placentera que si se considerara trabajo sería el más bello del mundo. Te imaginas el privilegio de poder vivir de tu voz estando en cualquier lugar, en cualquier ciudad, en cualquier continente?  Es solo hablar frente a tu ordenador y luego enviar por internet algunos archivos de audio. Es una bendición hacer un programa de radio y con un click poderlo enviar a medio millar de emisoras en diferentes regiones del planeta. Me gusta seguir en la locución porque me hace sentir vital, actual, ah! y porque me da ingresos para no convertirme en una carga para mi familia.

 

G.P. ¿Qué quedará grabado en su memoria como recuerdo imborrable de la ceremonia de su reciente premio?

A.P. Pienso que todo. Le comentaba en estos días a mi esposa Gloria que fue tan intensa y placentera la experiencia que de pronto perdí el sentido del tiempo y como que me fui en un acelere de  adrenalina al volver a ver a algunos amigos de toda la vida, al conocer nuevos amigos, al departir con jóvenes exitosos y al percibir que algo de mi trabajo ha trascendido. Pude recordar actos similares que estaban sepultados en el baúl de los recuerdos. Definitivamente no olvidaré la sorpresa que me dio mi hija Juana y mi nieta Daniela, como tampoco olvidare la cena de celebración donde después de seis anos todos nos volvimos a reunir en familia: Mi otra hija, la también talentosa locutora Catalina Plata  y mi hijo Diego Christian.

 

G.P. ¿Quién es Armando Plata Camacho en la historia de la radiodifusión colombiana?

A.P. Pienso que un loquito que en sus primeros años como locutor y comunicador se dio el gusto de romper muchas reglas y desafiar lo establecido, de ser un dolor de cabeza porque como lo dijo Julio Sánchez Cristo en el prologo de mi libro autobiográfico SER ALGUIEN, “Armando le sacaba la piedra a los mayores y hacia cosas que rayaban en la irresponsabilidad”. También creo que he sido una persona muy dedicada a mi profesión siempre buscando nuevos retos y proyectos.

 

G.P. A algunos de mis invitados les hago esta pregunta con relación al libro de Eucario Bermúdez “El Talento no se Jubila”. ¿Ni pensar en la jubilación de Armando Plata Camacho?

A.P. La jubilación es un concepto que nos han vendido como “la recompensa” al final de la vida. Para mi es algo castrante y peligroso que te vuelve inactivo y te corta las alas del espíritu. No me veo jugando domino en un parque o tomando café todos los días, con los mismos amigos, a la misma hora y hablando las mismas cosas pasadas. La mayoría de amigos que entraron en ese juego murieron prematuramente, entraron en depresión, se alcoholizaron, se volvieron carga para su familia, se enloquecieron y algunos se suicidaron. Porque? pienso que al jubilarse perdieron toda motivación, la pensión cada vez era menor y se quedaron solos, aburridos y sin saber qué hacer,  Yo interpreto el título del libro de Eucario como el talento que hay que tener para que la jubilación no te acabe. Claro que llegara el día en que tus condiciones físicas y mentales se deterioren  y entonces es cuando uno debe salir de circulación. Me veo como locutor por allá rondando los 100 años de edad. De hecho hay voces activas de colegas nonagenarios. Ojala que no haya nada extraordinario antes.

 

“Nunca pensé que podría ganar tan importante galardón”

Armando Plata Camacho y sus hijos, Catalina, Juana y Diego Christian.