Carlos Arturo Bernal.
Carlos Arturo Bernal.

Carlos Bernal: “Yo no trabajo, me divierto y por eso me pagan”

Carlos Arturo Bernal es un publicista que sin imaginárselo encontró en la locución y especialmente en el doblaje, una manera divertida de ganarse la vida pero con la responsabilidad y seriedad que esta profesión amerita.

Con tan sólo seis años en el mercado del doblaje, Carlos ya ha trabajado para importantes canales internacionales, entre ellos: National Geographic, Natgeo Wild, A & E, AXN, FoodNetwork, TLC, BBC, Universal Studios, Netflix, Hystory y H2. Además ha prestado su voz para seriados cómo: “Preppers” “Policías en vivo”, “Preso en el extranjero”, “Tabula Rasa”, “13 Reasons why killing Eva”, y otras.

Para este profesional de la voz, organizar bien su tiempo es sumamente importante ya que debe cumplir con sus compromisos de doblaje, realizar cuñas promocionales, hacer radio y dedicarse a la docencia. Y como muchos, Carlos opina que la licencia de locución, debería volver a ser acreditada para ejercer esta digna profesión.

 

 

 

Por: Germán Posada

germanposada77@gmail.com

 

 

 

G.P. ¿Hace cuanto se dedica al doblaje?

C.B.: Yo soy publicista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Terminé y comencé a trabajar con RCN radio. Empecé como ejecutivo de cuenta y a untarme en todo lo que tiene que ver con la publicidad radial. Este fue realmente mi despegue en la vida profesional.

En el doblaje empecé hace unos seis años. Cuando llegué a los estudios me sorprendí de cómo se hacían los doblajes de la películas y seriados que uno veía en la televisión de suscripción. Fue por invitación de un amigo que se llama Omar Antonio Barrera. Lo escuché en uno de los programas que estaba narrando, en ese momento a mí me causó bastante impresión  y mucha curiosidad. Le pregunté cómo funcionaba y él me invitó a realizar un casting y así fue como me inicié con una empresa llamada PROVIDEO.

 

G.P. ¿Ahora que se mantiene activo en esta actividad qué piensa de ella?

C.B.: Me parece que es un trabajo que está tras bambalinas, que no se conoce, que muy poca gente le pone cuidado al tema. Cuando uno está metido en el medio se percata que es un trabajo muy bien hecho y que no tiene la trascendencia que debería tener.

 

G.P. ¿También hace voz comercial?

C.B.: Si. La primera vez que grabé una cuña para radio fue para un cliente llamado Luis Peña, tenía un establecimiento de salsa llamado “Quiebra canto 79”. Recuerdo que la cuña se llamaba “Sandunguera”. Duré quizás 20 minutos para grabar 15 segundos porque el miedo no me dejaba.

En un principio cuando uno empieza a reconocer su voz hay un sentimiento de rechazo pero luego con los arreglos técnicos las cosas cambian. Actualmente soy la voz institucional de la Fuerza Aérea Colombiana de todo lo que se produce en su emisora online llamada AL AIRE. También soy la voz de Salsa Interactiva Radio  de Toronto Canadá y algunas de las marcas con las cuales he trabajado son Natural Freshly, Helados Popsy, Autollantas, Llantas Pirelli, entre otras.

 

G.P. Según su opinión México es el papá en el doblaje en español ¿Por qué?

C.B.: Porque tiene una particularidad muy especial y es que los que hacen doblaje en México tienen que ser actores. Una de las premisas que en este país utilizan para que una persona realice esta labor es que debe tener experiencia en tablas y trayectoria importante a nivel de actuación. También por su cercanía con Estados Unidos. Las voces de México son muy bien edificadas, trabajadas. Son pioneros en el doblaje mundialmente.

      

G.P. ¿Es verdad que Venezuela también está bien clasificada en la industria del doblaje?

C.B.: Si. Pero que en este momento lo aventajamos con el segundo lugar después de México y de tercero está Venezuela. Gracias al acento neutro que tenemos los colombianos nos hemos ganado un sitial importante quedando de segundos. Tampoco le ayudaba a Venezuela que los costos eran más altos en comparación a México.

Hay una empresa que se llama VC y aquí hacemos gran parte de todos los seriados que se escuchan a nivel latinoamericano en los diferentes canales internacionales.  

 

G.P. Parece que el doblaje no es tan bien pagado como la voz comercial. ¿Es cierto esto?

C.B.: Hablando de la voz comercial, hace unos 10 o 15 años atrás se pagaba realmente bien. Treinta segundos podían representar casi medio millón de pesos. Lo pagaban las agencias e inclusive los clientes directos. Hoy en día no es así. Si pagan 300 mil pesos por una cuña de 30 segundos uno puede darse por bien servido.

Hay un fenómeno bien interesante si se quiere y es que las diferentes estaciones radiales de las grandes cadenas son las responsable de que esto haya pasado. Por ejemplo RCN o Caracol hacen su preventa del año a venir en un evento especial. Allí se realiza la exhibición de todas las estaciones radiales y se presentan las diferentes campañas para los clientes y en ese orden de ideas prestan la voz de los locutores de las diferentes estaciones radiales para hacer sus piezas publicitarias sin que tengan que pagar un valor adicional a la pauta como tal. Con esto, el cliente se acostumbró a no pagar esa pieza publicitaria porque se supone que la empresa se la regala para que el cliente pueda pautar en las diferentes estaciones.

El doblaje no es la excepción. Nosotros ganamos por líneas grabadas. Ejemplo, de una a 20 líneas tiene un precio de 21 a 40 tiene otro y así sucesivamente y varían desde 58 mil pesos hasta 189 y pueden llegar hasta los 480 mil pesos dependiendo del número de líneas.

Es muy importante estar de lleno en este negocio porque trabajos esporádicos no son rentables. Pero si todos los días se graba y por lo menos dos por día, cambia la cosa. Y mucho mejor aún si se trabaja para diferentes estudios.

 

G.P. ¿Voces masculinas en el doblaje que admire?

C.B.: La de Juan Carlos Tinoco, es un colombiano que empezó aquí y se fue para México, actualmente es uno de los más reconocidos. También la voz del colombiano John Grey. Admiré siempre a Jorge Lavat.

  

G.P. ¿Cual le gusta más realizar la voz comercial o hacer doblaje?

C.B.: Le cuento que yo al principio me creía locutor y lo digo vehementemente. Pensé que ser locutor era tener voz comercial y hacer una cuña para radio o televisión. Pero cuando entré en el doblaje me dí cuenta que ser locutor es otra cosa muy diferente. Uno empieza a descubrir diferentes matices en la voz. A aprender la lexicografía de un personaje. Sus movimientos. Sus gestos. Sus diferentes estados de ánimo. Hay tres modalidades: Voice over que es sobreponer la voz, la narración y el “lipsing” que es la sincronización de los labios. Con todo esto, creo que ahora si puedo decir que soy locutor.

 

G.P. ¿Tiene idea de cuantas voces ha doblado en estos seis años de labores?

C.B.: Uno graba casi que a diario y en varios estudios. Al principio uno empieza a llevar su record pero con el tiempo después de grabar tanto difícilmente lo vuelve a hacer. Yo considero que por lo menos unas trescientas voces. No puedo quejarme. Yo no trabajo, me divierto y por eso me pagan.

 

G.P. ¿Una voz que le haya costado doblar y otra con la que se haya familiarizado muy fácil?

C.B.: En narración me considero que tengo mucho potencial. Obviamente esto es un continuo aprendizaje. En donde me he sentido muy cómodo es grabando para  “Megafabricas Superautos”. Allí grabe 13 capítulos narrando cómo se fabrican los autos desde el inicio hasta su terminación y de marcas como Mustang, Lamborghini, Pagani, Porsche, 911, Corvette, Tesla, entre otras. Ese fue el pilar de mi carrera, a partir de allí mi voz empezó a ser solicitada para otras compañías.

Quizás complicado la grabación para la película “El Panadero Asesino”. Me costó porque el personaje es en algunas ocasiones muy gracioso y en otras muy retraído.

 

“Es muy importante estar de lleno en este negocio porque trabajos esporádicos no son rentables”.

Megafábricas Superautos. Voz de Carlos Arturo Bernal.

 

G.P. ¿Alguna voz en especial que sueñe con doblar?

C.B.: Es complicado. Todos los días están llegando diferentes películas de diferentes temáticas. Yo apenas estoy aprendiendo. Para mí en estos momentos interpretar cualquier actor es un gran reto. No tengo realmente uno en especial visualizado. Me gustaría hacer algo para cine. Hicimos algo para América Latina que fue “Terremoto” una película rusa, fui antagonista, un reto muy grande.

Quizás me gustaría doblar las voces de los actores Jean Claude Van Dame o Steven Segal.

 

G.P. ¿Qué hace en la emisora La Norte 94.4 F.M?

C.B.: Es una emisora comunitaria ubicada en el Norte de la capital. Tiene un alcance casi de 1 kilovatio. De lunes a viernes de 6 a 9 de la mañana soy coordinador de noticias de un noticiero magazín. Tenemos entrevistas y diferentes secciones.

 

G.P. ¿Desde su experiencia como profesor de radio cuales son las expectativas de sus estudiantes en el mundo del doblaje?

C.B.: Estoy en la Universidad Santo Tomás, allí doy talleres de locución para los estudiantes de Comunicación Social especialmente a partir del cuarto semestre. Trabajamos la parte del doblaje pero nuestra especialidad es radio, el lenguaje radial, cómo hablar frente a un micrófono. De hecho le trabajamos a la ortografía. Los jóvenes de hoy no están investigando y están escribiendo horroroso pero de una u otra manera serán los comunicadores del futuro.

 

G.P. ¿Cuál es el enfoque de su programa “Salsa Total?

C.B.: Los sábados de 5 de la tarde a 8 de la noche hago desde La Norte 94.4 FM un programa que se llama SALSA TOTAL y estamos enlazados con Salsa Interactiva Radio de Toronto, con  Tropical FM también de Ontario y con Alianza Internacional de Radio que la conforman 14 emisoras. Soy salsero a morir. Me encanta desde muy pequeño cuando mi padre comenzó a llevar los diferentes acetatos a mí casa y creo que sin la salsa no podría vivir.

 

G.P. ¿Como representante de artistas a quién representa actualmente?

C.B.: Actualmente trabajo con el salsero Jerry Galante y con Diego Galé. No directamente como representante, más bien para hacer los diferentes contactos para sus presentaciones, hacemos el enlace y el trabajo de traerlos y promocionarlos.

 

G.P. ¿Lo tomo de sorpresa que esté en una lista entre las voces más solicitadas de actores de doblaje en Hollywood?

C.B.: Para mí fue una enorme sorpresa que mi nombre apareciera entre las voces colombianas de doblaje que están en Hollywood. En Colombia estamos agremiados alrededor de 400 talentos en esta profesión.

 

G.P. ¿Desaparecieron las grandes voces de la locución en Colombia?

C.B.: Yo soy de vieja guardia y considero que todas esas grandes voces le hacen falta a la radio. Hoy en día la radio digamos que no está en decadencia pero hace falta mucho respeto por parte de los diferentes locutores. Hoy el que más masque chicle o más “gomelo” sea, es el que pega. El que sea más irreverente sin tener respeto por el oyente.

Me pregunto en donde está el Ministerio de Comunicaciones. ¿Por qué no volvemos a la licencia de locución?  Escuchar esas voces de Julio Nieto Bernal ó Álvaro Javier Palacios, era fascinante y de tantos que se me escapan.

Debo decir que Luis Guillermo Troya es una excelente voz, un maestro a quién le aprendí mucho de radio, al mismo Fred Emiro Núñez al profesor Nestor Ochoa,  a Juan Gozzaín.

 

G.P. ¿Muchas gracias.

C.B.: Ha sido muy placentero contar algo de mi historia

 

“Hoy en día la radio digamos que no está en decadencia pero hace falta mucho respeto por parte de los diferentes locutores”.

Carlos Arturo Bernal.