Sergio "Checho" Cano.
Sergio "Checho" Cano.

Checho Cano: “La radio me ha brindado todo”

Sergio Cano, más comúnmente conocido en el mundo de la radio colombiana como “Checho Cano”, es un paisa privilegiado que se da el gusto de hacer radiok. Siendo aún un niño se maravilló por la fantasía de la radio y un día de suerte, de aquellos en los que la buena sintonía de la vida nos regala premios merecidos, se unió a aquellos héroes radiales que con sus voces lo hicieron vibrar en plena época juvenil, cuando extasiado escuchaba la inigualable “Veracruz Stereo”.

“Checho” Cano, sabe de radio y agradece haber sido formado haciendo buena radio. Coordinar actualmente las emisoras de Todelar en AM en la ciudad de Medellín, es una responsabilidad que se le ha asignado y con su experiencia en la FM, está demostrando que haber pasado al AM, es tan simple, como seguir haciendo radio.

Este enamorado de la radio que también es DJ, nos cuenta parte de su trajinar en el mundo radiofónico y nos invita a enamorarnos del maravilloso universo de las ondas hertzianas.

 

 

 

Por: Germán Posada

germanposada77@gmail.com

 

 

 

G.P.: ¿Hace cuanto está inmerso en el mundo de la radio?

S.C.: Desde 1993. Comencé en un septiembre visitando Todelar Stereo, aún estaba en el colegio pero igual tenía esa pasión por la radio desde pequeño.

 

G.P.: Si le diera créditos a alguien en especial de su aprendizaje en la radio. ¿Quién se los ganaría?

S.C.: En una primera instancia a Jhon Jairo Muñoz. Él fue uno de los que formó ese cuarteto en un principio en Veracruz Stereo. También a Donnie Miranda. Después tuve la oportunidad de trabajar con él y con Carlos Alberto Ríos y así comenzó mi gran escuela en radio.

 

G.P.: ¿Cómo fue hacer radio con personalidades como Donnie Miranda y Carlos Alberto Ríos?

S.C.: Fue trabajar con esos referentes con los cuales creciste escuchando radio. Fue comenzar en las ligas mayores. Fue como el sueño del pibe. Debutar y hacer en el partido un gol. Estar ahí, tener un contrato con la empresa y trabajar con ellos dos fue formidable.  Por la imaginación pasaba que uno iba a contestarles el teléfono y así fué aprender con esos genios durante esos tres años que estuve allí. Fue la mejor escuela de radio que pude haber tenido.

 

G.P.: ¿Y cómo se dio su ingreso a la inolvidable Veracruz Stereo?

S.C.: Se hizo una selección en Todelar Stereo para lo que se iba a llamar “La X” y no quedé seleccionado. Pero dentro de lo que hice me escuchó Donnie Miranda en Veracruz Stereo y Jhon Jairo Muñoz, me referenció. La verdad me daba perfecto porque en esa época estudiaba en la universidad. Yo podía trabajar sólo después de las dos de la tarde, por lo menos en ese primer semestre y esto no podía hacerlo en Todelar porque me requerían desde la mañana. Donnie me dijo que podía ser perfectamente parte del equipo y Carlos Alberto Ríos dio la aprobación con la gerente de la época, Zoraya Vargas. Así  se dio la oportunidad en Veracruz.

 

G.P.: El tiempo lo llevó a ser director de La X en Todelar. Ahora es el coordinador de las emisoras en AM de Todelar. ¿Por qué encajó su perfil en esta gran responsabilidad?

S.C.: Anteriormente en la dirección o coordinación de las emisoras el perfil era de aquel que hubiera trabajado en AM. La prioridad en los ochentas y noventas estaba en los programas de la cadena básica y de las emisoras AM. Luego se priorizó el FM y eso fue lo que quiso Todelar conmigo. Yo trabajé en FM durante más de quince años y esta experiencia me ayudó para que me llamaran para coordinar las emisoras AM en su parte artística y radial que ahora en Todelar son una especie de concesionarios. El objetivo es más de prestar un apoyo a estos terceros que son quienes realizan los trabajos dentro de la empresa en Medellín y en Andes.

Es importante resaltar que llámese Caracol, Todelar e incluso RCN se prioriza el FM.

 

G.P.: ¿Cómo se le está dando esta transición?

S.C.: Es algo que anhelaba porque estuve en el techo de lo que era la emisora a nivel radial y la parte administrativa nunca me ha llamado la atención. Me preguntaba que seguía y me proyecté para esto. Estuve ausente de Todelar tres años realizando otras actividades diferentes a la radio y preparándome. Lo que hago sigue siendo radio, a mi me encanta la radio en su esencia. La programación de la AM es formidable, es decir, hay elementos que forman parte de mi ADN. Me apasiona estar al frente sea en FM o en AM de lo que hago en la actualidad.

 

G.P.: El reconocido hombre de radio Oscar Tito López dijo en una entrevista: “La culpa de la chabacanería en la radio no es de los locutores, es de sus jefes que no los controlan, educan y orientan.” ¿Usted como coordinador de emisoras que piensa al respecto?

S.C.: Soy gran admirador de Tito López. Es otro de los referentes que tengo de los ochentas en Veracruz Stereo y obvio que es uno de los maestros a emular en todos los aspectos radiales. Nunca he tenido la oportunidad de estrechar su mano. Hemos tenido comunicación a través de otros medios pero nunca personalmente.

A mí me parece que tiene toda la razón. Cabe anotar también que todo va de acuerdo a  la directriz que se le impregne no solamente en lo radial si no en lo administrativo. A veces hay administradores que no les importa ir en la búsqueda del raiting o de la sintonía y permiten que tanto sus directores como locutores se parezcan. Cuando dejan esas similitudes de manera simultánea al aire no hay un control real. Hay un nombre, un titulo. Soy de los que no me gusta la radio chabacana, me gusta la radio bien hecha. Vengo de una escuela radial muy grande como lo fue Veracruz Stereo y he tratado de que “La X”, que es la que ha tenido más injerencia en algún momento, ahora tenga esa limpieza radial. Radio con contenido, respeto al oyente, sin dejar el humor. Le apuesto al humor inteligente. Que los actores que estén allá al aire sepan llevarlo inteligentemente al oyente. Para hacer radio de calidad se tiene que contratar personas calificadas y capacitadas para ello y es posible tener raiting con el humor responsable.

 

G.P.: A mi generación nos eclipsó la programación musical y los animadores de Veracruz Stereo.  ¿Por qué nos  atrapó tanto la manera cómo allí se hacía la radio en los ochentas y los noventas?

S.C.: Yo creo que fue por la innovación que tuvo esa clave que fue Donnie y Tito y a su vez Carlos Alberto Ríos que era el polo tierra. Se juntaron varios maestros con diferentes roles. Donnie era el loco, el creativo, el innovador. Tito era -digámoslo así- el investigador, el académico. Aunque hay una parte de empirismo que se da por la misma innovación que se estaba buscando y logrando. Carlos Alberto era quien buscaba darle un poco mas de razonamiento a lo que se hacía y fue toda una orquesta que se armó durante varios años y que se gestó en las mañanas. Puede que mucho fuera copia de la radio de Inglaterra o de los Estados Unidos, con las oportunidades que ellos tenían de viajar y conocer, pero le daban ese tinte que el paisa quería escuchar, música en inglés, un programa chévere y sofisticado pero muy a lo antioqueño. Con un humor muy paisa.

Con unos libretos en el programa “Despiértese con Veracruz” muy bien logrados. Bien preparados, no improvisados. Además hay que mencionar los escasos recursos que ellos tenían en ese momento, sin internet, no existían las redes sociales. Había un trabajo periodístico de entretenimiento bien logrado. Creo que toda esa sinergia fue lo que le dio magia y muchos de nuestra generación quisimos emularlos.

 

G.P.: ¿Qué está marcando la pauta en radio juvenil en Medellín?

S.C.: Hablar de radio juvenil en estos momentos es algo complejo. Un adolescente de 15 años está escuchando música popular, reggaetón, electrónica, et. De pronto no están tan sesgados como lo fuimos en la década de los noventas en donde éramos rockeros y nos gustaba el rock en español y le hacíamos el “quite” a otros géneros como la salsa o el vallenato que apenas se estaba incorporando en la ciudad. Ahora hay una universalidad y un arraigo por la música popular y no es extraño escuchar adolescentes cantando música de despecho, popular, vallenatos, reggaetón, etc. La música que esté marcando la pauta en este momento en la ciudad es variable. Esto lo demuestra la inmediatez que tiene la música en la actualidad con las nuevas plataformas digitales.

 

G.P.: ¿Qué nuevos talentos al aire se están destacando?

S.C.: Atreverme a dar nombres es muy incierto. Hay nuevos talentos obviamente. Creo que las nuevas generaciones como tienen todo a la mano les falta investigar y esto suena paradójico. De pronto hacen una radio más facilista y no hay preparación. Podría mencionar algunos referentes en la música anglo como un Michael Cardona que está en “Fantástica”. Andrés Hernández que trabajó con nosotros en “La X”.  En los cuarenta principales Pamela Freidell. En la música popular también hay gente interesante pero sin ese referente como el que tuvimos nosotros con Veracruz Stereo.

 

“La radio me ha brindado todo. Ha sido todo un cúmulo de experiencias humanas que reúne alegrías, tristezas, nostalgias y momentos grandiosos.” 

“Checho” Cano.

           

 

G.P.: Usted tiene estudios en Psicología. ¿Cómo la aplica en la radio?

S.C.: Es básicamente el consumo. El comportamiento que tiene la gente para definirse. Sabemos que somos “tribus urbanas” donde es muy interesante llegar a leer que es lo que realmente la gente quiere consumir. Seguir estudiando ese comportamiento que tienen las personas, por que consumen lo digital. Uno se sorprende con ciertos comportamientos y trata de entender un poco el porqué lo están haciendo y esto nos puede llevar a tener un mejor producto al aire. Es saber llegar a las personas. No podemos seguir llevando el mismo código  y el mismo lenguaje al aire. Debemos estar actualizándonos de las exigencias y complejidades que tiene el usuario en la actualidad en lo comercial. La radio está obligada a hacerlo para poder sobrevivir.

 

G.P.: Ex alumno del Instituto IME ¿Qué significó su paso por esta Institución?

S.C.: Muy interesante porque allá realmente uno encuentra talentos que quieren salir adelante con sus propios recursos. Uno encuentra ese tipo de personas que quieren buscar algo en su profesión porque les apasiona, porque les gusta, porque quieren crecer profesionalmente. Lo digo porque lo viví como docente. Conozco de una manera muy directa la calidad humana que tiene la institución y también quienes llegan allí.

 

G.P.: Radio Todelar es uno de los pilares que ha marcado la historia de la radiodifusión colombiana. ¿Se siente esa huella que dejó su fundador Bernardo Tobón de la Roche?

S.C.: Don Bernardo Tabón de la Roche fue un pionero, un innovador en muchos aspectos. De hecho en alguna época Todelar fue la cadena radial más grande de Colombia. El detalle, quizás, es que siguió siendo una empresa familiar y no se diversificó en el negocio como de pronto otras cadenas que se hicieron multinacionales con otros modelos de negocios diferentes en la radio. Todelar se dedicó a hacer radio y ha mantenido una escencia de tener un tacto diferente con el oyente, de ser muy respetuosos, imparciales en política, de ser leales con sus empleados. Es un importante legado sin el protagonismo de antes en el AM pero si en el FM con las emisoras del sistema La X en Bogotá, Cali y Medellín, La Z Urbana en Cali y Medellín y la 92.9 en Bogotá.

 

G.P.: ¿Qué significa la radio para Checho Cano?

S.C.: La radio ha sido mi gran pasión. Desde los cinco años recuerdo que el regalo que pedí de traído del “Niño Dios” fue un radio. Me fascinaba el hecho de saber que otra persona hablaba, que una canción sonaba al otro lado y además me crié con mis padres que fieles a esa tradición antioqueña han sido muy radiales como oyentes. Después cuando llegaron esos referentes que ya te he nombrado fue como un detonante para querer ser como ellos. La música cuando fue llegando en los ochentas a través de los videos trajeron su magia y todo esto me hacía imaginar algún día ser parte de ese equipo de la radio.

Comenzar a ser gomoso en aquella época, a grabar y hasta a dañar casetes, a curiosear con el manejo de los equipos, a interrogarse del por qué se podían escuchar sonidos de cualquier parte del mundo. Algo que me caracterizaba era el hecho de que para donde me moviera, fuera para un pueblo u otra ciudad, me iba con mi radio y escuchaba las emisoras que en ese lugar se transmitían. La radio me ha brindado todo. Ha sido todo un cúmulo de experiencias humanas que reúne alegrías, tristezas, nostalgias y momentos grandiosos.

 

G.P.: Un apasionado de la música electrónica, los clásicos del rock y la salsa viejita. ¿Nos comparte algunos de sus gustos?

S.C.: Con esta pregunta siempre encuentro la misma dificultad para responder. Me gusta tanta variedad de música y tantos grupos que dependen del estado de ánimo que tenga y que me puedan producir el mismo efecto. En algún momento quiero escuchar Iron Maiden y en otros no. Podría mencionar a Whitesnake, Metallica, Soda Stereo, The Beatles.

Van Halen y su álbum 5150 con el cantante Sammy Hagar, me marcó demasiado, quizás por la época colegial y mi grupo de amigos. Del rock a la salsa era como un “contraste musical” en aquella época juvenil escuchando artistas cómo Richie Ray y Boby Cruz, Los Hermanos Lebron, El Gran Combo de Puerto Rico, Roberto Roena, entre otros.  En ese experimentar de lo que puede producir la música como la espiritualidad, la nostalgia, la alegría y la sensualidad, me encontré con la música electrónica de Armin van Buuren, Tiësto y Daft Punk.

 

G.P.: He sabido que la lealtad es muy importante para usted. ¿Qué opina de la lealtad en estos tiempos?

S.C.: La lealtad es un valor que es demasiado importante, que se adquiere como hacia esa filosofía que uno pueda tener sobre alguien o algo. Yo creo en las personas y obviamente he tenido decepciones de toda clase pero no dejo de creer. Soy leal a mis convicciones como ser humano, como ciudadano, como hijo, como pareja, con la música. Aunque pienso que la vida es de colores, que no es blanco y negro y que en algún momento dentro de la lealtad no se tiene que ser tan riguroso ni tan radical porque somos seres humanos, pero si trato de ser leal conmigo mismo para sentirme tranquilo.

 

G.P.: ¿Definitivamente Dios y familia?

S.C.: Dios es el gran ingeniero creador de todo y que no deja nada al azar. Y la familia que siempre es el apoyo en las buenas y en las malas. Son las personas más importantes en mi vida junto a mi pareja que en estos últimos cuatro años  ha sido mi gran soporte de verdad.

 

G.P.: ¿Independiente Medellín es el equipo del alma?

S.C.: Esta es una muestra de lealtad. Sigue siendo el mismo equipo que conocí pequeño. Es algo que se lleva dentro del alma y seguiré con él hasta el final de mis días.

 

G.P.: ¿Qué palabras tiene para los que recién se inician o sueñan con hacer radio?

S.C.: Tener claro que esto lo que quieren hacer y capacitarse. Hacerlo mejor que los referentes ya mencionados como los Tito’s, los Donnie’s, los Alejandro Villalobos, los Clásico Herrera’s, los Sergio Canos, los Gabriel Posada’s  etc, hablando de este género.

Obviamente hay otros referentes como Armando Plata Camacho ,Tener mucha disciplina, mucha pasión y el día que uno no sienta susto al tomar un micrófono, que no sienta esa cosquillita, ya se puede uno dedicar a otras cosas.

 

G.P.: Muy amable.

S.C.: Gracias Germán.