Oscar Alberto Arenales
Oscar Alberto Arenales

Oscar Alberto Arenales: “Tenemos que rescatar a Colombia de las cenizas”

Oscar Alberto Arenales, es un científico colombiano con un excelente perfil profesional. Es  especialista en Sistemas e Ingeniería Aeroespacial, con estudios y doctorados en el exterior. Inquieto por el área tecnológica y científica en Colombia se ha dedicado a realizar estudios y actividades mediante convenios con otros países en aras de contribuir a su desarrollo.

A muy temprana edad sintió que inmigrar hacia el mundo era su destino pero nunca olvidó sus raíces.  Hoy, después de haber traspasado fronteras, adquirir abundantes conocimientos y ganar la experiencia necesaria para contribuir en la evolución de nuestro país, este científico bogotano ve en la actividad política una excelente oportunidad para cumplir sus propósitos.

Es por esto que Alianza Verde es el Partido mediante el cual, Oscar Alberto Arenales, busca llegar al Senado de Colombia y desde allí demostrarle a los colombianos que con hechos, todavía se puede tener credibilidad.

 

 

 

Por: Germán Posada

germanposada77@gmail.com

 

 

 

 

G.P.: ¿De qué parte de Colombia es?

O.A.: Soy de Bogotá, de mi padre nacido en Málaga Santander  y mi madre nacida en Chaguaní, Cundinamarca.

 

G.P.: ¿Cuáles son sus estudios?

O.A.: Diploma de Arquitecto del Gobierno Francés otorgado por la Escuela de Paris-Villemin Francia. Master de Arquitectura Aeroespacial (Universidad de Houston) Estados Unidos. Doctorado Aplicación Tecnologías Aeroespaciales, de la Universidad de Provece, AIX  Marseille I (Francia). Postdoctoral Senior Investigador en la Universidad de Tokio, Facultad de Ingeniería (Japón).

 

G.P.: ¿Cuándo decidió salir de Colombia y por qué?

O.A.: A una edad temprana, hacia los once años yo había hecho un cálculo precoz, una ecuación figurada en esperanza de vida en Colombia, transmutada a mi tiempo de existencia posible. A esa relación trasladé los objetivos que tenía en mi proyecto de vida: viajar, conocer muchos países, estudiar, aprender, hablar lenguas, etc. Deduciendo de esta función que mi solo obstáculo seria quedarme en Colombia, dada la evidencia real pues no tenía mayores oportunidades, ni sociales, ni económicas.

La decisión tomada, fue la de irme de mi país por cualquier medio posible. Más tarde el contacto con una dolorosa estadía hospitalaria daría mi punto de partida hacia los 19 años de edad, despegué con la ayuda de mi mejor amigo de infancia hacia España, donde llegaría en el verano de 1979. Es decir prácticamente  hace 40 años que salí de Colombia…

 

G.P.: ¿En dónde reside actualmente y hace cuanto?

O.A.: Vivo en Ginebra, Suiza desde hace cinco meses después de haber pasado un periodo de 20 años en el Japón.

 

G.P.: ¿A qué se dedica allí?

O.A.: Bueno mi esposa ha sido nombrada como la nueva Directora del Museo de Extremo Oriente de la Fundacion Baur. Por decisión Familiar hemos decidido acercarnos a Francia, país de origen de mi esposa. Yo concluyo actualmente mi contrato japonés en tanto que profesor invitado a la Universidad de la Marina de Tokio y comienzo a trabajar como “free lance” en la investigación y la docencia con reconocidos organismos en Suiza.

 

G.P.: ¿Cuáles han sido sus experiencias con las diferentes agencias aeroespaciales del mundo?

O.A.: Participando en proyectos diversos que tiene como objeto común los viajes espaciales y la permanencia humana en misiones planetarias, de la NASA, ESA y JAXA, CNES, etc. la apropiación de esas tecnologías me ha dado la oportunidad de utilizarlas en circunstancias terrestres para mejorar el standard de vida humano y ayudar a países en vía de desarrollo , a utilizar esas opciones de la tecnología espacial, como el recurso satelital, la gestión del territorio, las fuentes de energía limpias, el reciclaje y la optimización en el diseño de hábitat autosuficiente, etc.

 

G.P.: ¿De qué se trataba la organización “2010” que dirigió en Paris?

O.A.: Es una larga historia digna de ser contada, en Paris a principios de los años 1990 y de regreso de mi estadía en los Estados Unidos, cree mi propia oficina profesional de Ingeniería Aeroespacial, con extensión en una Galería de Arte… Yo quería unir Investigación Científica y Creación, invitando una serie de artistas plásticos.

Para el Bicentenario del Descubrimiento de América y siguiendo la visón amiga del reconocido Pintor Luis Caballero QEPD, organicé una serie de exposiciones en Arte Latinoamericano. En una de esas muestras dedicadas a nuestro país, recibí sorpresivamente la visita del Embajador de Colombia en Francia, Álvaro Gómez Hurtado, misterioso icono lejano a los colores políticos de mi familia, quien con simpatía, sorpresivamente se descubrió en ser un mordido del dibujo, pasión que guardaba secretamente con sus bocetos de equinos. Por intermedio de él me entere de una serie de reuniones, allí en Paris, resultantes del eco de la Constituyente, donde prominentes compatriotas provenientes de todos los horizontes políticos e intelectuales nacionales, discutían de futuras y optimistas acciones para ayudar a desarrollar el país desde el Exterior en cara a la nueva Constitución de 1991. En mi calidad de personaje completamente neutro a toda una serie de tendencias fui elegido como Presidente de la Asociación Democracia 2010, que se creó de forma espontánea, interactuando con apasionantes compatriotas residentes en Francia

Gracias a mis responsabilidades asociativas, tuve la oportunidad de encontrar un buen nombre de personajes de visita a Paris, algunos de ellos continúan hoy una labor política destaca, como Antanas Mockus, Antonio Navarro; también miembros las familias de Galán Sarmiento, de Rodrigo Lara Bonilla, de Belisario Betancourt, de Obregón Santo-Domingo, de Guillermo Cano Isaza, de Jorge Eliecer Gaitán, cruzando Gustavo Petro, etc. ….Y porque no evocar por sentimiento a mi amiga Myriam la hija de Kaliman (Gaspar Ospina) mi gran héroe de infancia, etc.

Es así como viví siete años apasionantes en febril actividad, en adición a mi trabajo científico y la galería de arte, organizando con otros muy activos miembros de 2010, festivales de Cine Colombiano, premiados por el que fue el boom de la Estrategia del Caracol, Actividades Musicales en la que se destacó luego en solitario el cantante Yuri Buenaventura. Por otro lado organizando las primeras fiestas nacionales en interacciones con la creciente Colonia Colombiana que por aquellos años llegó en masa a Francia y por supuesto en actividades asociativas con científicos colombianos y la red de Colciencias en el Exterior, que dio pie a otro tipo de Asociaciones que fueron muy activas y exigentes desde ese momento. Es así como descubrí mi motivación primera, de acción e intención por Colombia.

En esta tónica y más tarde en el 2008, en New Jersey USA  fui Miembro Fundador de CAUSA, La Alianza de Comunidades de Colombianos más importante de Estados Unidos.

 

“Debemos reparar la sociedad civil que es la maquinaria frágil, oxidada de nuestro tiempo.”

Misión Académica Japonesa en el Amazonas. Oscar Alberto Arenales (centro).

 

G.P.: ¿Cuáles han sido las misiones que ha organizado desde el exterior hacia Colombia?

O.A.: Tengo una muy larga lista, pero para mencionar las más recientes, fueron organizadas con sectores académicos e industriales desde el Japón.  Integrando misiones a regiones apartadas de Colombia como a los Llanos Orientales y el Amazonas, queriendo crear en la Universidad de la Marina de Tokio un laboratorio dedicado a la piscicultura y la bioingeniería de esas olvidadas regiones, incluyendo San Andrés Islas, y luego en Tumaco donde con ayuda japonesa se creó una sede de la UNAL.  Finalmente en Medellín se donó la construcción de la Biblioteca en el Barrio Belén, durante la alcaldía de Sergio Fajardo. Y un último proyecto que es hoy un objetivo prioritario: la construcción de un Museo que abrigue las impresionantes colecciones de la civilización Tumaco – La Tolita, una Cultura Milenaria, colombiana, muy olvidada.

Hace unos años organicé una importante Misión de Industriales Japoneses,  para presentar una importante propuesta a nuestro país, en el área Aeroespacial con el objetivo de construir un satélite polivalente, integrando Teledetección, Meteorología, GNSS  y dar las pautas para la creación de un Cento de Estudios Espaciales, o en otras palabras: ayudar a establecer una necesaria Agencia Aeroespacial Colombiana,  esta Misión fue presidida por el secretario del Primer Ministro del Japón Sr. Shinzo ABE. Etc.

 

G.P.: ¿Por qué quiere ser Senador de Colombia?

O.A.: Sinceramente creo que tengo la experiencia y la visión de mundo, triplicada en posibilidades de futuro, para poder aportar, por ejemplo, a nuestra nación Colombiana en desarrollo y emprendimiento, socio-económico. Por ejemplo, alentando el desarrollo de una macro estructura nacional, por intermedio de la gestión satelital de nuestro territorio.

Por otro lado adelantando también innovadores sistemas de transportes propios de nuestro tiempo, como son los trenes a gran velocidad.

Otro ejemplo de mi programa es incentivar  nuestros compatriotas en particular los jóvenes, para que se interesen en temas de ciencia y tecnología, implicando en sus trayectorias, experiencias nacionales e interacción académica internacional. Entregándoles la posibilidad y las opciones para que salgan más de Colombia a formarse, especializarse y a revitalizar el contacto micro-regional, imbricando los destinos tecnológicos mundiales y los argumentos de los saberes tradicionales, autóctonos de nuestro país.

 

G.P.: ¿Por qué eligió el Partido Alianza Verde?

O.A.: Creo que en este momento es el partido político mejor implantado en Colombia, una estructura coherente, presentando una visión clara dirigida a dar respuesta a los desafíos propios de Colombia. Con esos objetivos se demarca en un colectivo incluyente y un modelo de organización estrechamente representativa del ciudadano landa.

Alianza Verde practica principios remarcables, como la integridad y la transparencia, que me parecen esenciales para interactuar como opción válida al proceso vertiginoso que vive Colombia, combatiendo la  violencia, la degradación. Y sobre todo proponiendo  referencias “humanísticas” de todo tipo a las cuales yo claramente adhiero.

 

G.P.: ¿Cuáles son sus planes para que se vea una Colombia mejor?

O.A.: Duro trabajo en la cohesión social, vencer la brecha ciudad y campo, romper las arcaicas diferencias entre pobres y ricos para trabajar en un “parnership” justo, equilibrado y atrayente. Encontrar un equilibro al grupo social por intermedio del respeto y la promoción total del individuo,  para integrarlo en una colectividad cívica obrando en concertación por los intereses soberanos de Colombia. Reparar la sociedad civil que es la maquinaria frágil, oxidada de nuestro tiempo.

 

G.P.: ¿Por qué los colombianos deberían votar por usted para Senador?

O.A.: Creo que hago parte de un fenómeno imprevisible pero muy positivo para Colombia, el “Florecimiento” de la gran emigración nacional, con cifras que van más allá de los seis millones de compatriotas residentes en el exterior. Si a ello sumamos anualmente el número de segunda y tercera generación a la que multiplicamos exponencialmente inteligencia, capacidad, multiculturalismo, poder adquisitivo y visión de pertenencia a un país que por lejano y esquivo, nunca ha dejado de amarrar los objetivos de estas personas y sus destinos.

Los colombianos tenemos hoy como resultado de la emigración un gran capital… Eso somos un grupo “dorado”, de hombres y mujeres inducidos por las condiciones que cambian adentro y afuera, y que creemos de todo corazón poder aportar a Colombia la construcción de nuestros  propios triunfos y la proyección de nuestras singulares experiencias… Yo soy parte de ese “Tesoro” sorpresivo, generoso, que emprende hoy la ruta de regreso…¡¡¡ Invito a mis compatriotas dentro de Colombia y en el exterior a que voten por mi!!!

 

G.P.: Colombia está muy fragmentada en sus pensamientos políticos dado la poca credibilidad que se tiene en sus gobernantes y en sus aspirantes a gobernar. ¿Cómo aspira usted a ser considerado un candidato de credibilidad?

O.A.: Yo respeto mis compatriotas, y me gusta tratarlos seriamente como adultos, comprendo bien que individuos pensantes pueden decidir después de reflexionar y respeto sus decisiones, muchas veces viscerales por infinidad de motivos, esa es Colombia…

Pero hoy con mi propuesta política disidente yo intento ayudar a evidenciar una doble constatación, por un lado saltan a la vista los resultados de un modelo basado en el engaño mutuo, entre el político al votante y viceversa entre el votante al político, donde a la postre es el país que pierde.

Por otro lado hay un fenómeno mundial, el cual yo considero como inducido, para cortar el lazo de credibilidad entre el hombre político como directo representante de una comunidad y su gente, empleando al extremo el asesinato a líderes populares.

En otra época se nos imponían los modelos dictatoriales, hoy se nos impone los tecnócratas quienes remplazan a los políticos como naturales representantes, degradando su acción, ridiculizando su trabajo y pensamiento, comprometiéndolo en la ilegalidad. La función del sistema tecnócrata es semejante al dictatorial, pues sigue una cartilla pre-establecida para alcanzar fines que se nos escapan.

En el contexto colombiano nos ahogamos en ese problema mundial, pero yo quiero hacer confianza a nuestra inteligencia la cual constituiría en poder detectar, llevar, acompañar y proteger nuestros propios y directos representantes, “los naturales” para afirmar la representación del hombre político en una democracia que por ser representativa hoy puede tener más sistemas de vigilancia, control, inclusión personal en nuestras decisiones comunes y proponiendo un modelo que podemos rescatar de las cenizas y la contrariedad.

En el ejercicio de las presentes elecciones, yo me propongo a ir con mis compatriotas en esta dirección. Otras opciones marcaran inexorablemente el fin de nuestro sistema como Nación independiente, ¡ese es mi gran temor!

 

 

Share on Facebook618Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone