Adriana Serna Ruiz
Adriana Serna Ruiz

Adriana Serna Ruiz: “Hoy me siento completamente feliz de hacer lo que hago”

Adriana Serna Ruiz siempre fue muy inquieta con su voz. En su mundo imaginario de una niña, un día cualquiera hizo llover. Y pareciera que llovieron cientos de gotas luminosas, radiantes, llenas de poder, de magia, de talento, que impregnaron y empaparon todo su ser pero muy especialmente su voz para que cautivara a millones de oídos con la magia y el poder de la locución.

Su talento y capacidad de interpretación le han concedido importantes oportunidades dentro de su carrera profesional al punto de haber sido elegida como la voz que doblara al español a la afamada presentadora norteamericana Oprah Winfrey.

En esta charla, Adriana Serna Ruiz nos participa momentos significativos desde sus inicios hasta el momento actual de su profesión, en la que recientemente fue premiada por el Mejor Demo Comercial 2017 en español siendo para orgullo nuestro, la primera colombiana en ganar esta importante distinción que otorga la  Voice Arts Award a lo más selecto de la industria del doblaje y la locución comercial.

 

 

 

 

Por: Germán Posada

germanposada77@gmail.com

 

 

 

G.P.: Ganadora del Mejor Demo Comercial 2017. ¿Qué satisfacción le deja su premio?

A.S.: Es un logro muy importante para mi carrera y también para mi gremio en Colombia. Los Voice Arts Awards son unos premios que se dan desde hace unos cinco años. El nombre como se les conoce es SOVAS y son comparados a los Oscares pero en este caso a la voz ya que son muchas la películas que tienen que ver nuestro trabajo.

En este año yo fui nominada como Mejor Demo (Reel) Comercial en español y tuve la fortuna de ganar. Fue una experiencia muy linda. Yo estaba feliz porque representaba a Colombia en donde trabajo la mayor parte del tiempo y no hago carrera en Estados Unidos que aunque grabo muchas cosas para ese país, allá no me conocen mucho personalmente. Con el demo traté de ser más neutral en la producción porque el mercado así lo pide y exige.

 

“Cuando yo sea grande voy a ser actora de radio”

Adriana Serna Ruiz.

 

G.P.: ¿Por qué quiso trabajar con su voz?

A.S.: Yo me crié en una familia típica antioqueña en donde la radio era fundamental y se escuchaba desde que nos levantábamos hasta que nos acostábamos. Yo creo que me genera la inquietud desde muy chiquita. Yo escuchaba radionovelas con mi mamá y mi abuela, recuerdo a las famosas “Kalimán” y “La Ley contra el Hampa”, eso marcó mi niñez. Un día le dije a mi mamá: “cuando yo sea grande voy a ser actora de radio”. Eso se quedó ahí y creo que desde ahí me nació el gusto por la radio y la idea de poder trabajar con la voz.

 

G.P.:¿En qué momento de su vida decidió que ese era el camino a seguir?

A.S.: Ese momento clave para trabajar en locución creo que fue Dios que se encargó. Tengo una anécdota muy particular. Chiquita me gustaba mucho cantar pero resulta que un día hice llover, y con esta anécdota yo dejé de cantar. A partir de ese día creí que no debía de cantar y talvés me creí que no tenía una bonita voz. El tiempo pasó y Dios se encargó de cambiarme la idea. Un día cualquiera yo estaba comenzando un trabajo en una popular empresa de Medellín y allí planearon la fiesta de fin de año y nos llevaron a un sitio a celebrar y allí había un festival de trova. En mis estudios yo siempre fui la niña del micrófono y era muy segura hablando. En la empresa no fui la excepción. Ese día no había presentador y mis colegas me animaron para que yo fuera la presentadora. Yo me animé y busqué al gerente del evento y me ofrecí a hacerlo. Tenía 16 años. El me miraba algo sorprendido por mi juventud pero yo lo convencí. Pedí a los trovadores que me escribieran una trova para presentar y me puse a improvisar trovando, además resulté haciendo una buena presentación. Casualmente este evento lo estaba transmitiendo una emisora del Sistema Radial BT Allá les gustó mi voz y al final del evento me llamaron para invitarme a trabajar en un programa sabatino llamado “Sábado 3:00 pm”. Esta fue mi primera experiencia en radio. Todo esto fue un regalo de Dios y fue él quien definitivamente me puso en este camino.

 

 

G.P.:¿En las diferentes áreas en las cuales trabaja en cual disfruta más su profesión?

A.S.: A mí me encanta la locución comercial. Fui locutora de música tropical, romántica, programadora, directora de la Cadena Amor Stereo en el eje Cafetero y leí noticias. En algún momento arrancó esta experiencia en la locución comercial. Mucha gente linda me dieron mensajes claves y yo pude guiar mi carrera de una buena manera. Me dediqué a estudiar actuación, canto, para aprender técnicamente y para mejorar. La locución comercial me ha dado un posicionamiento muy importante a nivel personal, profesional y económico. Luego viene la parte institucional, narrativa y la fase del doblaje. Dentro de mi carrera lo que he hecho es diseñar vestidos y esos trajes me los coloco dependiendo del producto que se necesite y se requiera. Todas en su momento me han dado grandes satiosfacciones.  La locución comercial me ha abierto muchas posibilidades a nivel internacional y el doblaje me regaló algo maravilloso que fue el haber podido hacer la voz de Oprah Winfrey para los Estados Unidos en español más de cinco años y esta ha sido una de las experiencias de doblaje más importante de mi carrera.

 

 G.P.:¿Y cómo se dieron las cosas para que doblara la voz de Oprah Winfrey?

A.S.: Desde los Estados Unidos se comenzó a gestionar un casting en Latinoamérica. Estaban buscando una voz en español y no lograban encontrar lo que querían. En esa búsqueda llegan a Colombia y a mí un director me propone participar pero sin darme ningún detalle del proyecto. Fui lo pasé y a los 20 días me llamaron de nuevo y en la segunda toma del casting aún sin explicarme todavía de que se trataba me invitaron a hacer un trabajo más específico con tres personajes que eran tres mujeres negras, entre ellas O.W.

Al mes me llamaron a avisarme que yo había sido la elegida. En ese momento me contaron de que se trataba, negociamos y se firmó un contrato de exclusividad con respecto al show. Era la primera vez que se hacía un doblaje de un show en vivo. Hacíamos casi una traducción simultánea en donde teníamos seis segundos de ventaja en el tiempo para poner la voz en la imagen. Fue un gran reto, una apuesta, al principio fue difícil pero luego las cosas fluyeron y se convirtió en una gran experiencia. Me dediqué a estudiarla mucho para poder interpretarla bien. A mí me tocó la despedida de ella su contrato con CBS.

Con esto mi visión del trabajó cambió. Conocer la vida de este personaje a través de la distancia fue algo muy inspirador para mi carrera y vida personal. Aprendí mucho de la cultura americana a través de ese programa.

Yo viajaba continuamente a Chicago pero la mayor parte del trabajo se hacía desde Colombia con otro equipo latino en Estados Unidos. No pude conocerla personalmente, era muy difícil.

 

G.P.:¿En algún momento llegó a sentir que la profesión era muy difícil y que no debía seguir?

A.S.: Si. En varios momentos porque no es fácil. De todas maneras las mujeres nos hemos abierto camino en todo este mundo radial pero sabemos muy bien que no es tan equitativo a veces el tema femenino con el masculino a nivel de medios.  A veces resultan las trabas. Yo tuve muchos momentos en los cuales dudaba mucho para continuar. Intenté parar y hasta dejarla. Lo que realmente más me jalaba era la pasión, el enigma y la magia por la radio. Pero también se da que la pasión va quedando a un lado y llega la realidad. Doy gracias a Dios de no haber desfallecido porque hoy me siento completamente feliz de hacer lo que hago.

 

 

G.P.:¿A quién consideraría su(s)  mentor(es) en su profesión?

A.S.: Tengo especiales reconocimientos para Juan José Becerra (qepd) fue el primer hombre que pasando por el estudio de grabación de Caracol escuchó mi voz y me dijo que era supremamente comercial y me propuso hacerlo ayudándome además con un importante contacto. Para mí fue mi primer guía porque me abrió la puerta en esta modalidad. El segundo, David Espinel, la persona que me dió la oportunidad de grabar comercialmente en Medellín. Cuando llegué a Bogotá muchas personas creyeron en mi talento y me abrieron las puertas. Entre ellos el famoso “pecas” quién fue director de comerciales durante varios años en varias agencias.

Luis Guillermo Troya me brindó la oportunidad en el mundo de la voz comercial. A Carlos Fredy López (qepd) fue el hombre que me incursionó en la lectura de comerciales en futbol, algo que nunca antes una mujer había hecho en Colombia. Con él trabajamos un proyecto por espacio de un mes en RCN que no se aprobó pero esta experiencia me sirvió para que me llamaran de Munera Eastman Radio para seguir haciéndolo allí. Terminé hasta con un seudónimo que fue “canela” y ese fue el nombre artístico que manejé mucho tiempo en el tema del futbol.

 

“Yo sigo en esa tarea de aprender. De mejorar. Tengo una frase: “El día que tu creas que ya lo sabes todo ese es el primer día de tu fracaso”.

Keith David y Adriana Serna Ruiz.

 

 

G.P.:¿Es importante que una persona reconozca hasta donde alcanza el poder de su voz para no hacerse falsas ilusiones en un estilo en el qué no tendrá opciones de éxito?

A.S.: Es muy importante tener conocimiento de nuestro estima de fonación y de que tan elástica puede ser nuestra voz. Yo le agradezco a Dios que haya vivido ciertos cambios dentro de esta carrera y que siga sosteniéndome. Recuerdo mucho esas grandes voces de antaño, esas voces de aquellos locutores con los cuales crecimos que fueron supremamente importantes para el desarrollo de esta carrera y de nuestro medio. El tiempo fue cambiando y empezaron otros estilos y otras formas que le están permitiendo a muchas voces poder participar también. Yo siempre he pensado que no hay voces feas. El tema va más por cómo las manejamos o ubicamos. Ahora, no todas las voces son para todo. Así como hay muchísimos colores que también se pueden usar de muchas maneras, así sucede con nuestras voces. Es muy importante poder tener un entrenador, un coach vocal con el cual uno pueda desarrollar esa tarea interpretativa para poder saber hasta dónde me da y para que me da.

 

G.P.:¿Qué personaje que no haya interpretado le encantaría doblar?

A.S.: Alguna malvada en dibujos animados, en cine, una bruja muy mala o un personaje como “maléfica” me encantaría.

 

“Mucha gente linda me dieron mensajes claves y yo pude guiar mi carrera de una buena manera.”

Armando Plata Camacho, José Lavat y Adriana Serna Ruiz.

 

G.P.:¿Qué voces colombianas le impresionan?

A.S.: Siempre admiré a Armando Plata Camacho Para mí el fue un pilar muy importante de inspiración. Ha sido un hombre que ha llegado muy lejos. Su estilo siempre me ha gustado mucho.

Don Alberto Cepeda uno de los locutores comerciales quizás más importantes que ha dado esta tierra. Con un manejo de voz muy lindo y comercialmente un hombre de marca. Jacqueline Lara, siempre me encantó su voz. Judith Sarmiento  en la lectura de noticias me inspiró mucho cuando tuve la oportunidad de leer noticias en Radio Todelar.

 

G.P.:¿Y cuáles del exterior?

A.S.: Una mexicana, Sylvia Villagrán Siempre he admirado mucho su trabajo. Mario Filio otro ser que admiro mucho por la facilidad que tiene con sus voces, su parte actoral es maravillosa y cuando trabaja con sus personajes logra cosas extraordinarias. Como voice-actor en la narración admiro a los actores Morgan Freeman y a Keith David a quién tuve la fortuna de conocer y compartir este año en los premios Voice Arts Awards en Nueva York.

 

G.P.:¿Cuál es su opinión del Maestro José Lavat?

A.S.: Don José Lavat es punto aparte. Yo creo que a todos nos ha inspirado. Es una institución total. No sólo su voz. Yo creo que su voz es muy linda y es algo que ya todos lo reconocemos. Pero la interpretación de este señor en sus actuaciones es a otro nivel. Es como uno de esos puntos cúspides de admiración.

 

G.P.: Le gusta cantar y bailar. ¿Qué canta y qué baila?

A.S.: A mí me gustaba mucho bailar tango hace muchos años. Me encanta cantar y lo sigo haciendo. Pero mi gran pasión es mi trabajo y aprender todos los días. Ahora estoy muy enfocada en la parte de crecimiento personal. En Programación Neurolingüística (PNL). Esto lo aplico en mi vida personal y en mi profesión y debo decir que me ha funcionado.

 

G.P.: ¿Qué les dice a quienes sueñan con hacer carrera en el mundo de la locución?

A.S.: Lo primero que estén seguros que esto es lo que les apasiona y les gusta hacer. Si uno tiene pasión por lo que hace no hay nada que lo vaya a detener. Lo segundo, siempre ser profesionales. Valorar el trabajo, querer su oficio. Respetarlo y darle su lugar. Y esto no solamente para un locutor, en cualquier medio en donde se aplique yo le aseguro que va a ser exitoso. Que se preparen y estudien. El ejercicio de autoescucharse es maravilloso. Entender que nuestro aparato fonador es nuestra herramienta de trabajo al que hay que hacerle el mantenimiento debido y cuidarlo.

 

G.P.: ¿Cuáles son sus sueños para 2018?

A.S.: Soy completamente soñadora. El 2018 está cargado de sueños. Quiero ampliar mi carrera a nivel internacional. Mi meta es que mi voz sea escuchada en Colombia y en Latinoamérica en muchas de las marcas. Trabajar en varios idiomas, mi ingles lo estoy trabajando para perfeccionarlo y quiero aprender varios idiomas para que mi voz se escuche por muchísimos años más. Estoy apenas arrancando mi segunda etapa y sé que todo se va a hacer realidad.

 

“Yo le agradezco a Dios que haya vivido ciertos cambios dentro de esta carrera y que siga sosteniéndome.”

Adriana Serna Ruiz.

 

Share on Facebook415Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone