Luis Zúñiga.
Luis Zúñiga.

“El acento es una riqueza, no un problema: Luis Zúñiga

Luis Zúñiga es un ciudadano chileno que se radicó en la ciudad de Montreal hace 40 años cuando la efervescencia del régimen del dictador Augusto Pinochet reinaba intensamente en su país. Como inmigrante vivió las experiencias del exilio que denotan entre otras circunstancias, la discriminación. Buscando como suavizar esas asperezas,  Luis Zúñiga encontró en la escritura un magnífico mecanismo para aliviar esta cruda realidad que afecta a millones de involucrados.

“Ton accent, Luis” (“Tu acento, Luis), es la obra literaria en la que Luis Zúñiga deja plasmadas aquellas vivencias que lo hicieron sentirse un extraño e intruso en un lugar en el que buscaba sentirse acompañado y protegido después de haber escapado de los infortunios de su amada patria.

En esta entrevista, Luis Zúñiga, nos comparte cuales fueron los motivos por los cuales escribió su libro “Ton accent, Luis”.

 

 

Por: Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

 

G.P.: ¿De qué parte de Chile es Luis Zúñiga?

L.Z.: De la ciudad de Santiago.

 

G.P.: ¿Cuál es su profesión?

L.Z.: Informático de carrera y autor desde 4  años.

 

G.P.: ¿A qué se ha dedicado Luis Zúñiga durante su permanencia en Montreal? 

L.Z.: Estudiar, trabajar, fundar una familia, mi señora es quebequense. Mi hija es abogada y mi hijo es profesional como  Administrador de negocios.

 

G.P.: ¿Desde cuándo se inició en el ejercicio de la escritura?

L.Z.: Desde varios años, pues el lanzamiento de mi primer libro fue el 2014.

 

G.P.: ¿Ha publicado otros libros?

L.Z.: Si uno en francés y el otro en castellano, el próximo año hare otro, quizás con una casa de edición internacional.

 

G.P.: ¿Por qué escribió  “Ton accent, Luis”?

L.Z.: Porque fui despedido dos veces de la función pública del Québec a causa de mi acento hispano. La primera vez fue en la Comisión de Escuelas Católicas de Montreal, hoy es la Comisión Escolar de Montreal en 1988 y la segunda vez fue en el Ministerio de la Cultura y de Comunicaciones, en el año 2000.

También cree una jurisprudencia en la Comisión des Derechos de la Persona et Derechos de la Juventud con respecto al acento.

Además agregue la palabra Accentisme (acento) en el diccionario quebecois (quebequense) de la lengua francesa, el 26 de Enero del 2017.

 

G.P.: ¿Cuánto tiempo le tomó escribir su libro?

L.Z.: 20 años y  por varias razones. Cuando escribía se me caían muchas lágrimas y lo dejaba de lado, es muy fuerte vivir la discriminación para un individuo, mi familia y yo quedamos marcados. Nadie se espera esto en la vida, mi visión del Canadá era formarme como profesional, aprender idiomas, fundar una familia, comprarme una casa, un auto, pero nunca me esperé vivir la discriminación.

Perdí toda posibilidad de carrera, no tengo jubilación es triste ser discriminado y no le deseo a nadie que viva esta situación y es por eso que trabajo para que otros compatriotas hispanos y  de diferentes comunidades no vivan esta situación.

 

“Cuando escribía se me caían muchas lágrimas y lo dejaba de lado. Mi familia y yo quedamos marcados.”

Izq. Chantal, esposa de Luis Zúñiga, centro: Luis Zúñiga. Der: Presidenta de Chile Michelle Bachelet. Foto: Sebastien Zúñiga.

 

G.P.: ¿Cuál ha sido la repercusión que ha tenido su obra dentro de la comunidad latina en Montreal?

L.Z.: Ha sido un impacto muy positivo, organismos, diarios, revistas, radios y muchas comunidades de diferentes países me han apoyado, porque ellos saben que con mi caso se sienten identificados, porque muchos han vivido y viven  la discriminación o insultos y  reproches sobre el acento. Mi lucha es por todos los hispanos del Canadá y del mundo entero.

 

G.P.: ¿Y cuál ha sido su efecto en la comunidad multicultural de Quebéc?

L.Z.: Fue muy bien aceptado en la comunidad del Quebec, pues mi libro se encuentra en todas las bibliotecas del Quebec, incluido la biblioteca de los derechos de la persona, sindicatos, Alcaldías, La Comisión Escolar de Montreal, Alianza de profesores, Consulados, políticos, ministros personalidades públicas etc. La Ministra de la inmigración Sra Kathleen Weil me recibió en su oficina para felicitarme por el libro.

He pasado en todos los periódicos  franceses   ingleses  diarios, canales de televisión y también firmé el libro de oro en el Centro Pauline Julien por los nuevos inmigrantes, organismo de la Commission Scolaire de Montréal (CSDM) (Comisión Escolar de Montreal).

La verdad que existe mucha  curiosidad, pues mi caso es único, porque por primera vez  se pudo probar de manera legal la discriminación basada sobre el acento en el mundo.

Desde hace  dos años hago conferencias sobre la Diversidad al Acentismo (acento) en toda la Provincia de Québec.

 

G.P.: ¿La discriminación que usted personalmente vivió sigue siendo tan latente en la actualidad?

L.Z.: Si, sigue y ha aumentado, pues si hacemos una estadística hoy día, en 2017 en la Comisión de Derechos de las Personas y de la Juventud del Quebec, muchos de los demandantes tienen acento.

 

G.P.: Personalidades locales de la política y las artes han conocido su obra. ¿Cuál ha sido la trascendencia que ha dejado  en ellos?

L.Z.: Todas la personalidades políticas, intelectuales, profesionales, trabajadores, estudiantes, consulados han conocido mi libro. Primeramente, Amir Kadhir,  diputado Quebec Solidario, Osvaldo Núñez  ex diputado del Bloc Québécois (BQ) (Bloque Quebequense) y personalidad pública , Keder Hyppolite, Consejero del alcalde, Denis Coderre, el alcalde de Boucherville, los abogados Noel St-Pierre y Stewart Istvanffy, escribieron en mi libro.

Es importante mencionar que mi libro se encuentra en la  biblioteca de la francofonía, en Cuba, Chile y otros países más.

 

G.P.: ¿Por qué deberíamos leer su libro?

L.Z.: EL tema central de mi libro es la lucha. La lucha de toda mi vida desde el momento de mi llegada a Quebec. Lucha por ser aceptado con mi acento chileno cuando hablo francés.

Mi libro es diferente a todos, luego de la decisión de la Commission des droits de la Personne et des droits de la jeunesse (Comisión de Derechos de la persona y de la Juventud)  con respecto a mi caso en la CECM (Comisión de Escuelas Católicas de Montreeal) creó una jurisprudencia. Mi situación de inmigrante hace que esta decisión vaya más allá de una simple causa de discriminación y se transforme y refleje un caso político de un emigrante que busca integrarse dentro de una sociedad quebequense.

G.P.: ¿Tiene estadísticas de cuantas personas han leído su libro? 

L.Z.: Más  o menos unas 1000, quizá más…

 

G.P.: ¿Se comercializa sólo en la Provincia de Quebéc?

L.Z.: Bueno no, en general lo regalamos.

 

G.P.: ¿Con su obra que aporte le está haciendo a la comunidad inmigrante en Quebéc y en especial a la nuestra?

L.Z.: Con mi libro se está sensibilizando a los actores de esta sociedad para que sean más tolerantes con los inmigrantes y sobre todo con nuestra comunidad hispana. Que sea respetado el derecho al trabajo a todos los inmigrantes y también que sean más tolerantes con respecto a los acentos, pues un acento es una riqueza para todas las  sociedades y no un problema.

El libro se encuentra en el Ministerio de la Educación como parte de la diversidad y se está viendo la posibilidad de que el libro “Ton accent, Luis” sea agregado en el Sistema Escolar del Québec.

Para obtener el libro es sólo enviar un e-mail luiscirozuniga@gmail.com

 

“La verdad que existe mucha  curiosidad, pues mi caso es único, porque por primera vez  se pudo probar de manera legal la discriminación basada sobre el acento en el mundo.”

Izq: Ministra de la Inmigración: Kathleen Weil. Der: Luis Zúñiga.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook415Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone