Eucario Bermúdez.
Eucario Bermúdez.

Eucario Bermúdez: “Todo me causa nostalgia de mi patria”

Conversar con el reconocido y respetado hombre de medios, Don Eucario Bermúdez, es todo un privilegio. Con él se vive y se siente el amor incondicional por Colombia.  Sus palabras emanan tranquilidad, sosiego, experiencia y esa gran sabiduría, que queda después de tantas y tan memorables páginas en las cuales su nombre ha quedado inscrito con honores, más que merecidos, en esa extensa y magnífica historia de la radio y de la televisión colombiana.

Si su carrera profesional en los medios está llena de satisfacciones, su vida personal no es una excepción y próximamente estará  celebrando sus Bodas de Oro.

Dispongámonos entonces a través de esta entrevista a leer algunos breves episodios de la vida de este ejemplar colombiano que con orgullo dice que su voz siempre ha estado al servicio de las mejores causas de la patria y de sus compatriotas.

 

 

Por: Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

 

 

G.P.: ¿En lo que concierne a los medios que está haciendo actualmente?

E.B.: Actualmente soy presidente de WSUA que es la empresa a la que está adscrita Radio Caracol 1260 AM. Estación que ya cumplió 20 años de actividades radiales en Miami.  Simultáneamente  todos los días estoy frente al micrófono en el noticiero de mediodía con un análisis diario de los acontecimientos de actualidad. Comentarios que se conocen con el nombre de DON EUCARIO Y SU COMENTARIO. Esto comenzó desde los inicios de la radio colombiana aquí en Miami en 1982. Aparte de esto soy miembro de la Junta Directiva de  la Cámara de Comercio Colombo-Americana  de la que fui presidente en el pasado y pertenezco a otras organizaciones cívicas entre ellas el Club de Leones Coral Way.

 

G.P.: ¿Cuándo pasa por la calle que lleva su nombre cómo se siente?

E.B.: EUCARIO BERMUDEZ WAY es un inmenso orgullo que siempre he considerado un homenaje a la comunidad colombiana. Ya se imaginará usted la satisfacción y el honor que eso representa para mí, mi familia y mi comunidad a la que estoy vinculado muy estrechamente.

 

G.P.: Recientemente Caracol elaboró un video-documental llamado -Breve Historia de la Radio en Colombia- en donde usted fue incluido saliendo en una foto. Lamentablemente quizás sin intención se equivocaron y en su presentación escribieron HUMORISTA. Aún no la han corregido.   ¿Deberían hacerlo?

E.B.: Si, deberían corregirla. Pero eso es un “errorcito mínimo” que no merece la menor atención. Todos saben que yo nunca he sido humorista y que se debió más a un error de la persona que lo escribió.

Eucario Bermúdez. Foto incluida en el Documental: “Breve Historia de la Radio Colombiana.”

 

G.P.: ¿Don Eucario usted que ha dejado huella imborrable en la locución que ejerció cuando vivió en Colombia y está haciendo lo propio en el exterior qué le significa todo esto?

E.B.: Fíjese que el año pasado estuve celebrando mis 60 años de estar vinculado a la radio en la ciudad de Manizales en donde yo me inicié. Esto fue una gestión del presidente de la Asociación de Periodistas Jorge Molina. Allí se recordó con mucha emoción mi participación en el desarrollo de la radio, como locutor, periodista, narrador deportivo y directivo como lo fui inicialmente de Transmisora Caldas de Manizales. Luego en Nuevo Mundo en Bogotá. De la dirección general de la Cadena Caracol y mis numerosas participaciones en televisión por varios años, entre ellas la inolvidable TIERRA COLOMBIANA que hacía en conjunto  con el maestro Jaime Llano Gonzales, hoy viviendo un estado de salud muy lamentable.  Todo esto hace parte de lo que usted denomina  una huella imborrable en la radio colombiana. Eso ha sido parte de mi vida y aquí seguimos aferrados a esta profesión de tanta nobleza.

 

G.P.: ¿En estos momentos de su vida cómo repasa estas más de cuatro décadas viviendo en el exterior?

E.B.: Llenos de satisfacción porque he sido bendecido por Dios que me ha permitido gracias a mi entusiasmo y a mi pasión por los medios de comunicación salir adelante siempre. Cuando yo llegué por allá en los años 80s la imagen de Colombia era atroz en estas tierras por motivos bien conocidos. Yo me dije que había que defender el nombre de la patria y ahí fue cuando traté de comenzar la radio y recuerdo que hasta pagaba de mi bolsillo media hora en una emisora gringa. Así comenzó todo y después fueron llegando otros colegas de Colombia y fuimos desarrollando varios programas de radio y así surgió Radio Klaridad  y se cumplió el gran sueño de que Colombia tuviera una radio acá. Hace 21 años  empezó Radio Caracol. Hemos tenido un gran impacto gracias al profesionalismo de nuestros locutores en lo femenino y en lo masculino y por ello hemos conquistado amplia sintonía no sólo en la comunidad colombiana  si no en toda la comunidad hispana.

 

G.P.: ¿Recuerda cuál era el almuerzo que más le gustaba cómo retribución que le daban en el Seminario cuando hacía las lecturas?

E.B.: (Jajajaja). Mi paso en el seminario marcó  mi inicio en la locución. Los padres de la Escuela Apostólica designaban un alumno cada día para leer el  en el pulpito mientras almorzábamos. A partir del día en que me tocó a mí, me designaron lector permanente. Ellos se maravillaron con mi tono de voz, mi pronunciación y mi estilo de lectura. Yo era el que mejor almorzaba porque los curitas me dejaban los mejores manjares que les servían a ellos y que eran muy diferentes a los platos de los seminaristas. Las cosas que me tocaban a mi eran muy ricas. La escuela la integraban muchos padres europeos de manera que había variedad de platos incluidos en el menú.

 

G.P.: ¿Nos puede compartir porqué abandonó el seminario?

E.B.: Es muy sencillo. Yo no tenía vocación religiosa. Por esto abandoné en muy corto tiempo mi estadía en el Seminario la Escuela Apostólica en Santa Rosa de Cabales.

 

G.P.: ¿De su núcleo familiar alguien está ligado a la locución?

E.B.: No justamente ligados a la locución pero si a los medios de comunicación. Por ejemplo, mi hijo mayor se graduó de productor de televisión en la Universidad Internacional de la Florida. Esta profesión la ejerció muy poco, incluso conmigo cuando yo tenía una productora de televisión aquí.  Ahora se dedica a otras cosas en las que le va muy bien. Mi hijo menor se graduó de ingeniero de sonido y producción musical carrera en la cual se ha ganado tres premios  Grammy Latinos por sus producciones musicales. Ha trabajado con algunos de los más destacados productores cómo Emilio Estefan y en este momento está trabajando con el cantante Rubby Pérez.  Mi hija trabajó primero con la Warner TV y ahora con Turner TV.

 

G.P.: ¿Qué es lo que le causa mayor nostalgia de no estar en Colombia?

E.B.: Todo me causa nostalgia de mi patria. Las ciudades, los pueblos, los campos, los ríos, los platos típicos, las montañas, todo ese paisaje que viví intensamente como narrador de vueltas a Colombia. Recorrí la patria desde aquellos tiempos en que las carreteras eran sólo de tierra y barro y no había pavimento. Cruzábamos las quebradas y los arroyos con los transmóviles lo mismo que los ciclistas. Todo ello permanece grabado en mi mente  junto a la inmensa emoción del pueblo que inundaba las calles y las carreteras para aplaudir el esfuerzo de nuestros  valientes ciclistas. Pero también me produce mucha nostalgia la ausencia de los grandes colegas, de los grandes amigos, eran otros tiempos.

 

“Han sido muchas las satisfacciones. Dios me ha bendecido siempre. No tengo nada de qué quejarme.”

Eucario Bermúdez.

 

G.P.: En mi juventud yo recuerdo muy gratamente sus noticias en Teledeportes sobretodo esos coloridos informes de la NBA. ¿llegó a conocer a alguno de estos enormes jugadores?

E.B.: Si tenía algunos contactos de vez en cuando con algunos de los protagonistas  de esas escenas tan divertidas que usted menciona.

Yo me divertía mucho con esto. Yo gozaba buscando las mejores y más curiosas imágenes del deporte y esto causaba mucha hilaridad. Para cada semana me imaginaba una presentación personal curiosa. Era un segmento inolvidable que Hernán  Peláez presentaba en Teledeportes con mucha espontaneidad y mucha euforia y que daba muy buen raiting.

 

G.P.: ¿De sus libros “Crónicas de un exilio voluntario” y “El talento no se jubila” cual de los dos representa más para usted?

E.B.: Son dos libros autobiográficos que son un compendio de la vida del inmigrante. De la lucha por la supervivencia y la conquista del llamado sueño americano. Además de redactar el inicio y el desarrollo de la radio colombiana en Miami tienen un poco de historia de mi trayectoria profesional, las luchas, el éxito y el desarrollo pujante de mi comunidad colombiana aquí en EE.UU.  El uno se compendia con el otro. Son dos historias continuadas. El segundo seguramente representa un volumen mucho más importante de hechos para destacar.

 

G.P.: A usted se le conoce como un hombre soñador. ¿Aún sueña con una Colombia en Paz?

E.B.: Hombre, la paz es el gran sueño de toda la humanidad. La paz interior hasta la paz en el hogar, en la familia y desde luego la paz en la patria de uno. La paz en Colombia sigue siendo tan esquiva que ojalá que se pueda consolidar honradamente algún día porque lo de ahora tiene muchas dudas, muchos retos, muchos episodios pocos seguros.

 

G.P.: ¿Quizás no resulte fácil contestar esto después de tantas y tantas experiencias en los medios pero podría recordar por lo menos una experiencia en donde se haya sentido muy bien y en otra en donde haya sido todo lo contrario?

E.B.: Yo me he sentido muy bien en muchos acontecimientos. Por ejemplo, cuando logré el gran triunfo de Luz Marina Zuluaga como Miss Universo, después de que yo la lancé y la promocioné en la ciudad de Manizales. Eso fue algo inolvidable y me abrió las puertas a nivel nacional. Fue cuando Carlos Pinzón quién coordinaba la gran transmisión de Miss Universo me nominó como el “Locutor Real de Colombia”, un homenaje  que yo guardo con mucha gratitud. Llegar a la dirección de emisoras Nuevo Mundo en Bogotá viniendo desde la provincia fue un motivo de inmenso orgullo y satisfacción para mí. Luego los triunfos que tuve allí. Mi paso a la televisión cuando Caracol Televisión comenzó en ese medio don Fernando Londoño que era el presidente me invitó para que fuera parte del proyecto y fue cuando comencé allí  “Tierra Colombiana”  y otros tantos programas. Cuando tuve la oportunidad de realizar transmisiones de Juegos Olímpicos en México y Munich. La llegada del hombre a la luna. Son acontecimientos inolvidables que han marcado muy fuertemente el desarrollo de mi actividad en las comunicaciones.

En lo negativo… sabe que casi todo ha sido muy satisfactorio para mí tanto en el nivel profesional como en el sentimental como la esposa que me acompaña, justamente vamos a cumplir 50 años de matrimonio. Tengo una magnífica familia. Han sido muchas las satisfacciones. Dios me ha bendecido siempre. No tengo nada de qué quejarme.

 

G.P.: ¿Qué es eso de que nació en Timbío por casualidad?

E.B.: (Jajajaja). Este es un pueblito en el Cauca, muy cerca a Popayán. Mi nacimiento allí se debió a una imprudencia de mis padres. Mi padre llevó a mi madre estando en el final de su embarazo a Timbío y allí se produjo el sorpresivo parto de este servidor. Pero nunca me he negado. Lo que pasa es que en Manizales que considero mi ciudad dicen que soy el único manizaleño nacido en el Timbío.

 

G.P.: ¿La historia de la formidable época de la locución a la cuál usted perteneció que le dejó a Colombia?

E.B.: Yo creo que le dejó un buen ejemplo para que otros periodistas muy importantes se vincularan a la radio. El caso de Yamid Amat, por ejemplo. Juan Gozzaín, Julio Nieto Bernal, personalidades que ejercían el periodismo pero en otras áreas y vieron un gran futuro y un gran medio en la radio.  De manera que esto contribuyó en una inmensa parte al buen desarrollo y al buen nombre de la radio colombiana que siempre ha sido catalogada como una de las mejores en el mundo.  Claro que hay tiempos de decadencia y parece que estos son algunos de ellos lamentablemente.

 

G.P.: ¿Qué opina de su colega Gabriel Muñoz López?

E.B.: Es una de las glorias de la radiodifusión colombiana. Tuve la oportunidad de compartir con él en mi reciente visita a Colombia en el mismo hotel de Manizales e intercambiamos historias. Me quedé sorprendido de todo lo que me contaba de su trayectoria. De aquellos momentos inolvidables de las primeras transmisiones de futbol. El fue un narrador insignia.  Gabriel Muñoz López  es un hombre que todavía sigue siendo muy vital y ha sido un gran defensor de la música colombiana. Yo heredé de él, el programa “Tierra Colombiana”. Merece los mayores elogios y la mayor admiración.

 

G.P.: ¿Quién es Eucario Bermúdez para Colombia?

E.B.: Una voz siempre al servicio de las mejores causas de la patria y de mis compatriotas. Cuando mi nombre comenzó a sonar en los medios causó interés especial y curiosidad por lo raro. De hecho mis colegas aprovecharon para hacer muchos chistes y para ponerme muchos apodos. Tengo una colección bien grande (jajaja). De esto queda todavía un recuerdo grato de los muchos años de haber estado en los oídos y en los ojos de mis compatriotas tratando de aportar al desarrollo de las comunicaciones y del país. Yo agradezco mucho que personas como usted me recuerden y tantos medios de  comunicación que están comunicándose conmigo para charlar. Mi nombre muy seguramente para muchos hoy parezca extraño  pero para otros es un buen recuerdo de lo que ha sido la radio colombiana.

 

G.P.: ¿Qué les dice a las nuevas generaciones de locutores?

E.B.: Poco a poco las tradiciones radiales, el empuje y el gran prestigio de la radio colombiana ha ido en decadencia lamentablemente. En esto ha jugado un papel importante la transformación de las épocas, son otros tiempos. Hoy la tecnología nos ha colocado en un mundo diferente. La juventud e incluso la gente mayor se han ido hacia otros medios y esto ha desmejorado indudablemente el número de audiencia de la radio. Poco a poco la radio va perdiendo oyentes y eso va en perjuicio de la misma industria. Son tiempos muy distintos y me hacen presagiar que seguramente no es muy brillante el futuro de nuestra radio.

 

G.P.: Muy amable por su tiempo.

E.B.: Le agradezco positivamente. Le envío un saludo a la gente que lo lee y lo sigue y le deseo mucha felicidad, mucha salud y mucha prosperidad.

 

“Mi nombre muy seguramente para muchos hoy parezca extraño  pero para otros es un buen recuerdo de lo que ha sido la radio colombiana.”

 

Eucario Bermúdez.

Eucario Bermúdez.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone