Catalina Plata
Catalina Plata

Catalina Plata: “Esto que estoy comenzando a vivir es todo un reto”

Si las voces radiales masculinas hacen historia, las femeninas, no son la excepción. Tal es el caso de Catalina Plata, quien recientemente tuvo el privilegio de ser elegida como la La Voz Institucional de la Radio Nacional de Colombia .

El recorrido profesional de esta Comunicadora Social es sumamente exuberante y su voz ha conquistado con creces numerosos e importantes proyectos a nivel institucional y comercial.

Con esta importante designación, Catalina Plata  continúa el camino exitoso que prósperamente sembró su padre el famoso locutor y periodista  Armando Plata Camacho en el fascinante mundo de la locución y de paso reafirma que en esta profesión, el sexo femenino también tiene su espacio.

 

 

 

Por: Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

 

G.P.: ¿Hace cuanto se dedica a la locución? 

C.P.: Mi primera experiencia en locución fue a los 8 años, para una comercial de televisión. A los 12 años tuve mi primera experiencia   haciendo lipsynch.  Comencé   a estudiar locución formalmente en 1999 con René Figueroa en clases particulares y luego en su Academia llamada ECO.  Para 2004   ya estaba trabajando en diferentes estudios de sonido.

 

G.P.: ¿Cómo percibió que la locución iba a ser su profesión?

C.P.: Por años la locución fue mi Plan B.  Me fui dando cuenta que me gustaba mucho hacerlo, me convocaban para castings y gracias a Dios fui seleccionada en múltiples campañas.  Me pagaban muy bien por eso. Fue un proceso; la vida me llevó al punto donde me dio  las herramientas y la confianza para  apostarle 100% a ser talento de voz.

 

¿G.P.: Que tanto ha sido la influencia de su papá en su carrera como locutora?

C.P.: Es mi mayor inspiración, un ejemplo a seguir, y mi mejor consejero.  Ha sido mi productor y mi guía.  Desde  un principio creyó en mí y en mi talento. Es también muy crítico  y eso se lo agradezco pues me ayuda a corregir mis errores.

 

G.P.: ¿Cómo le han servido sus estudios en técnica actoral y actuación en su carrera?

C.P.: Mucho más de lo que habría podido imaginarme.  De niña estuve en el grupo de teatro de María Angélica Mallarino, y  cuando viví en Estados Unidos estaba en el coro del colegio y en el grupo de  teatro  porque  quería  ser  actriz.  Cuando  estaba  en  la  universidad,  me  fui  un  año  de intercambio a la Universidad Iberoamericana en Puebla, en México, y allí aproveché para tomar clases de actuación. Cuando volví al país trabajé un tiempo en radio y la actuación siempre fue una  gran  herramienta.    Una  vez    me    gradué  de  la  Universidad Javeriana  como    Comunicadora  Social comencé a estudiar teatro con el Maestro Jorge Alí Triana y actuación para televisión en la Academia de Alfonso Ortíz, porque insisto ¡quería ser actriz!  Pero mientras estudiaba teatro se me  presentó  la  oportunidad  de  trabajar  en  televisión  en  el  Canal  13  como  reportera  y productora de un magazine juvenil de fin de semana y mi carrera fue dando un giro, así que dejé a un lado el anhelo de ser actriz. Luego trabajé en Mercadeo, y por varios años en publicidad.   Y luego  vino  la  radio  de  nuevo  y  el  periodismo.  Paralelamente  hacía  locuciones,  así  que  la actuación ha estado siempre presente en mi carrera. Ahora me estoy preparando para ser actriz de voz, para complementar mi carrera como talento de voz comercial. En esta etapa es cuando más estoy sacándole el jugo a lo que aprendí y por supuesto sigo aprendiendo de actuación. A pesar que el doblaje no es tan rentable como la locución publicitaria, es una gran escuela y un reto profesional.  Hace pocas semanas hice un taller de actuación y doblaje y seguiré si Dios me lo  permite preparándome pues la actuación es fundamental para mi carrera y me divierto muchísimo haciéndolo.

 

“Mi papá es mi mayor inspiración, un ejemplo a seguir, y mi mejor consejero.”

Catalina Plata y su padre Armando Plata Camacho.

 

 

G.P.: ¿En sus trabajos de doblaje cual destacaría como el más importante y cuál el que le ha costado más interpretar?

C.P.: Cuando  me  gané  el  casting  para  ser  la  voz  institucional  del  canal  internacional  por  cable HOLATV, las grabaciones eran en el centro de doblaje Centauro.    Así que aprovechando que estaba allí, hable con Gustavo Nieto Roa, su dueño, y le pedí que me diera la oportunidad de hacer casting para hacer doblajes.  Gustavo confió en mí y me gané el papel de la narradora de una serie de noticieros de moda   y cápsulas de la vida de los ricos y famosos.  También he sido la narradora de una serie de moda llamada Millenium Fashion.  Luego incursioné en doblajes de personajes para documentales, series y realities. Inclusive tuve una grabación muy especial para mi carrera, al ser la voz de una muñeca que cuando las niñas las presionan, dicen palabras. Fue algo muy tierno. Actualmente estoy grabando una serie de tv en otro centro de doblaje, donde soy la narradora de un reality y cada sesión de grabación es muy demandante y   un gran aprendizaje.  Aun me queda mucho por recorrer en este campo.

 

G.P.: ¿Tiene algún personaje en particular que le gustaría doblar?

C.P.: Me parecería muy interesante incursionar en el mercado del doblaje en México. Participar en el doblaje de una película de Disney o Pixar por ejemplo… como actriz de voz sería un gran reto interpretar a una princesa, una heroína o mejor aún ¡una villana!

 

G.P.: ¿Qué se siente ser la voz institucional de una entidad de la Radio en particular?

C.P.: Es todo un honor. Lo estoy viviendo por primera vez en mi carrera. Ya tuve la oportunidad de ser la voz de un canal de televisión internacional y fue una experiencia fantástica. Muchas voces muy   talentosas y reconocidas en el ámbito internacional también han estado ahí y ahora la  vida me da la oportunidad de hacerlo.  Y lo que más me gusta es que me da tiempo para seguir dedicada a mis locuciones comerciales e institucionales, que es mi fuerte.

 

“Todas las voces tienen potencial si son bien educadas.”

Catalina Plata.

 

 

G.P.: ¿Cómo define a su más reciente cargo como voz institucional de Radio Nacional de Colombia?

C.P.: Como un regalo de Dios. Creo mucho en él. Es muy halagador ser la voz para 51 estaciones radiales en toda Colombia. Esto que estoy comenzando a vivir es todo un reto.

 

G.P.: ¿Seguramente respetaa a mucha gente de la locución pero hay alguien por quien sienta especial admiración?

C.P.: Admiro profundamente a Alejandra Olaya. Para mi es la mejor voz comercial que tiene Colombia. Es supremamente versátil.

 

G.P.: ¿Quién no tenga como talento un timbre de voz radial es mejor que se olvide de hacer carrera en locución?

C.P.: Para nada. Eso es un mito. Hay voces increíbles que NO tienen actitud ni gracia y eso las convierte en un sonsonete.  Todas las voces tienen potencial si son bien educadas.

 

G.P.: ¿Quién triunfa en locución?

C.P.: Quien se prepare, sea constante y lo asuma como una profesión, no un hobbie. Quien se deje dirigir. Tener buen oído ayuda mucho. Y quien se sepa vender y relacionar.

 

G.P.: ¿Tiene algún cuidado en especial para su voz?

C.P.: Procuro no tomar bebidas heladas o con hielo y las bebidas las consumo siempre al clima. No me gusta andar descalza. No fumo. Nunca tomo bebidas calientes antes de grabar.  Y procuro tener siempre el retorno del audio de mis audífonos bajito, pues tampoco me quiero dañar mis oídos a futuro.

 

G.P.: ¿A las mujeres que sueñan y están trabajando para alcanzar éxito como usted cuál o cuáles son sus recomendaciones?

C.P.: Tener talento no es suficiente, hay que prepararse. Hay que buscar elementos diferenciadores, como por ejemplo, hablar otro idioma o alternar la locución con el canto (jingles). Hay que buscar y explotar la versatilidad.  Es un mercado que históricamente ha sido de hombres.  Ellos son la mayor competencia. Y es un negocio de  hacer contactos, de muchas relaciones públicas.

 

G.P.: Como describe su experiencia en Blu Radio?

C.P.: En cuanto a mi participación  en Blu Radio, fue muy gratificante  poder compartir micrófonos con personas que siempre oí y admiré como oyente, como por ejemplo Tito López W Bernal o Mauricio Quintero, por mencionar algunos. Soy amante de la radio.   Curiosamente   no había tenido  una  mujer  como  jefe  y  Mónica  Jaramillo  fue  extraordinaria,  supo  siempre  buscar destacar  mi  participación  en  su  programa.  Éste    además    me  dio  la  oportunidad  de  estar también al aire en televisión por   Caracol Internacional y fue una gran experiencia por   la respuesta  del  público.  Aprendí  muchísimo,  crecí  mucho  como  profesional  y  me  permitió explorar  el  periodismo, una  faceta en mi carrera  muy enriquecedora que me gustaría a futuro seguir ejerciendo.

Catalina Plata. Cortesía: Blu Radio.

 

 

G.P.: Muy amable.

C.P.: Muchas gracias.

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone