Fabio Becerra Ruiz
Fabio Becerra Ruiz

Fabio Becerra Ruiz: “Creo que la locución sigue siendo mi pasión”

 

Cuando me enteré del protagonismo que tuvo Fabio Becerra Ruiz en la historia de la radio y de la televisión colombiana, me causó un especial interés el saber que en su momento y después de una prolífica carrera había tomado la determinación de retirarse de los medios en momentos en los que gozaba de gran reconocimiento.

Recientemente al conocer que su voz servía de interpretación a la famosa poesía “Oración Personal a Jesucristo” del reconocido escritor, Fernando Soto Aparicio, despertó más aún mi curiosidad hacia él descubriendo su jovial, sincera y amigable personalidad, que me ha conducido a poder ofrecerles esta humana entrevista que nos traslada a la época dorada de sus inicios en los medios, de sus nostálgicos recuerdos frente al micrófono, de sus sueños frustrados con la música, de su experiencia como abogado y de su respeto y admiración por sus colegas en el radiante mundo de las ondas hertzianas.

 

 

 

Por: Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

G.P.: ¿Cómo se inició en la profesión de la locución?

F.B.R.: Comencé la locución desde muy joven cursando el bachillerato, ya que transmitía eventos de futbol por el parlante del colegio Salesiano en Duitama (Boyacá),  luego en Bogotá me inicié de 16 años en locución comercial en los entonces famosos Almacenes TIA, ocasión en que Jaime Domínguez, un compañero y amigo que aprecio,  me llevó casi a la fuerza a una pequeña emisora de Bogotá donde por primera vez me vinculé a la radio, para después hacer televisión y adelantar una larga carrera frente al micrófono, que la abandoné para ejercer mi profesión alterna de Abogado.

 

¿Por cuánto tiempo trabajó en esta profesión?

 

F.B.R.: Estimo que de tiempo completo unos 20 años, y alternando con otras actividades otros 15 para un total de unos 35 años, los cuales se iniciaron hacia 1962 en la emisora Nuevo Continente y culminaron en la Cadena Caracol Bogotá hacia 1994, a donde llegué llamado por Yamid Amat y postulado por Juan Harvey Caycedo (q.e.p.d.) y Fernando Calderón España.

 

G.P.: ¿Cuál fue su especialidad?

F.B.R.: Desde un comienzo fui asignado como locutor de noticias, y me inicié en las “grandes ligas” de la radio con la ayuda de mi padrino en la vida real, David Cañón, y la oportunidad que me dio el entonces afamado productor y libretista Alfaro Cadavid Macías, quien me asignó la responsabilidad de leer en  cadena nacional el informativo ACTUALIDADES RCN reemplazando al famoso Hernán Castrillón Restrepo (q.e.p.d.), informativo que después fue RADIOSUCESOS RCN el cual tuve el gusto de inaugurar y ser la voz oficial  por varios años.

De izq a der: Fabio Becerra Ruiz, David Cañón, Alberto Piedrahíta Pacheco, Hernando Vidales .

 

G.P.: ¿Cómo se logra ser un buen lector de noticias?

F.B.R.: Quizá es una facultad innata, pero creo que ayuda mucho la consagración, la disciplina y el amor por la profesión.

 

G.P.: -En entrevista con Fernando Calderón España, usted le dijo que sentía que tenía que quemar la etapa de la locución ¿Por qué sintió que ya tenía que quemar esa etapa en su vida?

F.B.R.: Creí necesario abrirme a una nueva actividad, y el Derecho era un reto que me impuse al terminar mis estudios universitarios que tenía inconclusos, por lo cual en un determinado momento decidí compartir ambas actividades y con el tiempo al tener que escoger una sola de estas profesiones, estimé más promisorio ejercer el derecho, pese a que muchos generosos amigos consideran que fue una decisión mía equivocada, aunque yo creo no fue decisión ni equivocada ni acertada, sino todo lo contrario.

 

G.P.: ¿Con haber quemado esta etapa profesional quiso decir que la locución no era su real pasión?

F.B.R.: Creo que la locución sigue siendo mi pasión, pese a que es una etapa cumplida de mi vida que recuerdo con mucho cariño, pues aún hoy día me he soñado viéndome y sintiéndome como lector de noticias, lo cual no me ocurre viéndome  ejercer como abogado.

 

G.P.: Usted asumió con frialdad que ya era hora de pasar a otra etapa, mejor dicho -casi que jubilarse en la locución-.   ¿Qué opinión tiene del libro “El talento no se jubila” del reconocido Eucario Bermúdez?

F.B.R.: Eucario Bermúdez es uno de los locutores de las grandes voces y talentos de la radio no solo de Colombia sino de habla hispana, y aun tiene muchas energías, vitalidad y experiencia para aportar ideas a la sociedad en que vivimos. En declaraciones al aplaudido productor y comentarista del espectáculo  Edgard Hozzman aseguré y hoy me reafirmo, que mi ilusión fue emular a Juan Harvey Caycedo, a Eucario Bermúdez o a Jorge Antonio Vega, pero pese a mi larga actividad en radio y televisión que muchos consideran brillante, estimo que nunca logré siquiera llegarles a los talones a estos personajes, que son una leyenda del micrófono en esta época contemporánea.

 

G.P.: ¿Qué significó RCN en su vida?

F.B.R.: RCN fue Una gran experiencia, una bonita época como lector oficial de los informativos en Cadena Nacional,  animador de “El Show de Hebert Castro” y del último gran musical en vivo de la radio colombiana que se llamó “Noches de Candilejas” y que yo animaba con el famoso y desparecido cantante colombiano Alberto Granados (q.e.p.d.).

 

G.P.: ¿Ha llegado a lamentar el no haber seguido activo en la locución?

F.B.R.: Creo que si lo he lamentado, pues al llegar a la edad madura, reconoce uno, como lo hago yo en mi caso, que en la vida debe hacer uno lo que le gusta y no lo que la necesidad lo obliga, razón por la cual añoro no haber seguido en la radio, y también no haberme dedicado a la música, que es una de mis grandes pasiones, y mi mayor frustración el no haberla elegido como mi profesión.

 

G.P.: ¿En su concepto, cual considera ha sido el mejor locutor colombiano?

Juan Harvey Caycedo (izq) Fabio Becerra Ruiz (der).

F.B.R.: Indiscutiblemente y sin la más mínima duda, Juan Harvey Caycedo, para mi la mejor voz, el más polifacético, en mi concepto fue la mejor voz de habla hispana y nos lleva kilómetros de distancia a quienes fuimos sus colegas y amigos.

 

G.P.: ¿Por qué se considera un frustrado como músico?

F.B.R.: Porque la música es mi pasión, y aunque interpreto varios instrumentos al oído, hubiera querido dedicarme de tiempo completo a ella, pero espero hacerlo en mi próxima reencarnación, si es que no vuelvo a equivocarme como en esta vida.

 

G.P.: ¿Cuál ha sido su aporte a la promoción de nuestro folclor en el exterior?

F.B.R.: He llevado algunos amigos músicos como mis colegas abogados Hugo Ernesto Bautista y Aldemar Barragán Oviedo del grupo “Tradiciones” a Sudáfrica, Mozambique, Simbawe, a Rio de Janeiro, Miami, New York y sigo insistiendo en esta actividad que no me representa nada diferente a darle alegría a los compatriotas en el exterior y seguir cultivando nuestra música tradicional, hoy atacada por muchos ritmos extranjerizantes que inundan las frecuencias radiales del país.

 

G.P.: ¿Un personaje del mundo artístico que admire?

F.B.R.: Admiro profundamente la trayectoria de Rene Gamboa el más importante barítono colombiano en el exterior, ex -integrante del famoso “Quinteto Dalmar” y quien durante más de 50 años ha hecho patria desde Europa,  alternando con luminarias como Luciano Pavarotti, José Carreras, Placido Domingo etc, en los grandes teatros de Francia donde reside,  de Europa y el mundo, y quien sigue enamorado de su tierra colombiana hallándose ahora  empeñado en grabar y publicar una serie de canciones colombianas, solamente por dejar testimonio a las nuevas generaciones de su voz incomparable y de su apego a la tierra tolimense que lo vio nacer, y quien pese a su designación por votación popular como uno de los “Cien Personajes colombianos más destacados  en el exterior”, es casi un desconocido en su propia patria.

 

G.P.: ¿Cuales considera los mejores lectores de noticias en Colombia?

F.B.R.: Es cuestión de gustos, pero en especial me agrada el estilo elegante de Fernando Calderón España, el timbre y modulación de Eduardo Aponte Rodríguez, la sobriedad de Gustavo Niño Mendoza la dicción de Edwin Paz García,  el tono internacional del aplaudido  Rene Figueroa, y la calidad profesional y versatilidad de Eucario Bermúdez y Jorge Antonio Vega.

 

G.P.: ¿Que periodistas admira de Colombia?

F.B.R.: De los contemporáneos Julio Sánchez Cristo quien creó un estilo propio reconocido en todo Hispanoamérica y quien en mi concepto no tiene competencia en la radio de América, Gustavo Gómez quien ha  triunfado en todos los retos que le han impuesto en los medios de comunicación, y es en mi opinión el más completo  y versátil periodista de habla hispana, Orlando Cadavid Correa todo un Maestro del periodismo,  que a medida que pasa el tiempo, igual que los vinos, adquiere mayor calidad profesional,  Oscar Domínguez Giraldo quien alegra la vida a miles de sus lectores con sus amenas columnas llenas de humor fino y elegante, y Edgar Hozzman quien ha sentado el precedente de ser el más leído e importante analista de radio, prensa y televisión en Colombia, pese a que reside en los Estados Unidos.

Fabio Becerra Ruiz (izq), Julio Sánchez Vanegas (centro), Rene Gamboa (der).

 

G.P.: ¿Cómo califica la radio que se hace actualmente en nuestro país?

F.B.R.: En  términos generales buena por su inmediatez informativa, aunque con un periodismo poco objetivo y que favorece siempre a los grupos propietarios de los medios de comunicación, y lamentablemente sin una regulación  oficial seria que impida la proliferación de pitonisas,  brujos, y programas obscenos que  están apoderándose de la banda del AM, y que  solo explotan el morbo del oyente, la vulgaridad y el doble sentido,   sin la función social que debe cumplir la radio de apoyar nuestros valores, pues existe  un desconocimiento total  en los medios de comunicación de nuestras raíces,  nuestro folclore y nuestras tradiciones.

 

G.P.: ¿Las nuevas generaciones radiales están ejerciendo bien su profesión como locutores?

F.B.R.: Hay gente valiosa que entiende la profesión como una actividad seria y responsable, aunque hay algunos que la toman como negocio de fácil enriquecimiento, y otros para satisfacer sus apetitos personales de figuración.

 

G.P.: ¿Cuánto tiempo ha dedicado a la profesión del derecho?

F.B.R.: En total trabajé más de 50 años en ambas actividades, y ahora trato de disfrutar las pequeñas cosas de la vida, acatando aquello de que “lo que fue, ya fue, y punto”.

 

G.P.: ¿Le ha servido su experiencia como locutor en el ejercicio de esta profesión?

F.B.R.: La mayoría de los procesos judiciales ahora se adelantan de forma verbal, y el manejo del micrófono, la facilidad de hablar en público etc, por supuesto que ha sido una herramienta complementaria muy importante para   mi profesión de abogado.

 

G.P.: ¿Cómo hombre de leyes que opina de la proliferación de la corrupción en el mundo especialmente en sus gobernantes?

F.B.R.: Es deprimente el estado de corrupción a todos los niveles, en especial en Colombia que ocupa lastimosamente el 7º lugar del mundo entre los países más corruptos, y de mayores desigualdades sociales, por lo cual es necesario saber elegir a quienes demuestren con hechos tener bases serias de rectitud, honestidad y decencia moral.

 

G.P.: ¿Qué significa Boyacá en su vida?

F.B.R.: Boyacá es una tierra de ensueño, de paisajes hermosos y de gentes incomparables. Allí nací y pese a que viví muy poco tiempo en mi Boyacá del alma, la llevo en el corazón y me enorgullezco de sentirme paisano de Jorge Velosa, de Nairo Quintana, de Fernando Soto Aparicio, de Alfonso Salamanca Llach, del campeón Alberto “el Torito” Camargo, de Edgar Hozzman, de Ricardo Rodríguez Puerto, de Carlos Martínez Vargas, de Luis Hernando Hernández Márquez, y de tantos otros Boyacenses que le han aportado a su región y a Colombia su música, sus canciones, su talento y su calidad humana.

 

G.P.: ¿Como está conformada su familia?

F.B.R.: Tengo cuatro hijas que son mi único tesoro en esta vida pues lamentablemente no hice dinero en esta  existencia, y una esposa que me ha aguantado más de 35 años..Karen, odontóloga residente en San Diego CA, Sheila Tatiana que vive en Londres, Carolina quien me graduó  recientemente de abuelo con mi nieto Lucas que llegó para alegrar mi vida,  Diana Mariela especialista en Lenguas Modernas, y mi esposa Gladys Díaz M.  con quien compartimos nuestra origen boyacense, y espero que cierre mis ojos cuando parta de este valle de lagrimas.

 

G.P.: ¿Que personas especialmente  aprecia?

F.B.R.: Indiscutiblemente mis  hermanos, Jaime un ingeniero muy capaz y de impoluta trayectoria, quien demostró que se puede hacer  brillante labor con honestidad y rectitud desde la industria privada, Licinio, docente experimentado y  hombre  de extraordinaria calidad humana, Hector, prestigioso abogado, ex alcalde  y ex-Senador de la República, Mariela, la única mujer de mi casa paterna y por supuesto la “Jefa” del clan Becerra, y Jairo otro ingeniero y quizá el único inteligente de los Becerra, pues permanece soltero, feliz y sin complicaciones, y toda la familia Díaz Mateus de mi esposa,  a quienes debo agradecimiento permanente por su solidaridad en todos los duros momentos de mi vida familiar.

 

G.P.: ¿Cuál es su máxima aspiración en este momento de su vida?

F.B.R.: Quizá ganarme una lotería millonaria para pagar algunas “culebras” que me acosan, y las demás que se esperen…

 

G.P.: Muy amable por su tiempo.

F.B.R.: Ha sido un placer Germán dialogar con usted y a través suyo, con sus innumerables lectores en su muy leída página web.

 

“Al llegar a la edad madura, reconoce uno, como lo hago yo en mi caso, que en la vida debe hacer uno lo que le gusta y no lo que la necesidad lo obliga, razón por la cual añoro no haber seguido en la radio”.

Fabio Becerra Ruiz

Fabio Becerra Ruiz

Share on Facebook235Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on LinkedIn0Email this to someone