Dany Alvarado. Foto cortesía: Dany Alvarado.

Dany Alvarado: “El éxito de ‘Espagnol sans limites’ ha sido la unión familiar”

Siendo aún un niño Dany Alvarado se negaba a vivir en un país diferente al suyo,  pero pudo más su gusto por el beisbol que terminó aceptando la proposición de sus padres de inmigrar a Canadá para instalarse en la ciudad de Montreal  ya que así podía algún día poder ver jugar a su equipo favorito, Los Cardenales de San Luis. Fue así como en 1988 Danny junto a su familia abordaron un avión desde su querida Panamá para iniciar una nueva experiencia de vida en Montreal.

Instalados en la nueva ciudad y con el paso de los años, Dany se implicaría desde muy joven en el fascinante mundo de la locución convirtiéndose en uno de los pioneros de la radio musical en el género tropical y luego de sus estudios universitarios vería su sueño cumplido, tener su propia empresa. Actualmente es el director de la escuela  Espagnol sans limites una empresa familiar fundada desde hace mas de una década y en donde está ejerciendo una labor ejemplar mediante la enseñanza y la difusión del idioma español.

 

 

Por Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

 

G.P.: ¿Qué recuerda de Panamá?

D.A.: Recuerdo mucho la escuela. He regresado a Panamá varias veces. Nosotros llegamos en una época en donde había bastante inestabilidad política por causa de la búsqueda al General Noriega, también de la invasión militar por parte de los Estados Unidos. Mi mamá trabajaba para el Ministerio de Planificación y ella estaba bastante informada de la situación del país. De ella partió la iniciativa de salir de Panamá y venirnos para acá.

 

G.P.: ¿Cómo resume la manera como vivió la adaptación de un país a otro?

D.A.: Para mí fue duro. Llegué a Montreal cuando tenía ocho años y cómo niño estaba muy atado a todas las raíces panameñas. Me gustaba mucho el reggae, me la llevaba muy bien con mis primos, con mi familia, tenía muy buenos amigos. Yo me negaba a salir de mi país y como a mí me gustaba tanto el beisbol mis padres me convencieron diciéndome que aquí iba a poder ver jugar a mi esquipo favorito Los Cardenales de San Luis y en realidad así fue y cumplí mi sueño.

 

G.P.: ¿Cómo se inició su gusto por hacer locución?

D.A.: Curiosamente esto vino del lado francófono. A través de un amigo quebequense comencé a escuchar  a un humorista llamado Francois Perusse El grababa sus crónicas en la radio y distorsionaba su voz  utilizando una grabadora con record play. Recuerdo sus chistes y bromas en su programa llamado “2 minutes du peuple”. Yo tenía once años y esto me fascinó mucho. También escuchaba al popular animador  Normand Brathwaite. El interés por la radio vino de escuchar a estos animadores.

A mi llegada a Montreal perdí completamente las  influencias con la  música latina. Me gustaba el rap, el hip-hop y el rock, pero poco a poco comencé a sentir gusto por ritmos latinos por esa época. En el primer año de secundaria conocí a Mario un amigo guatemalteco y con él comencé a escuchar la canción “La Faldita” de la Coco Band y así me gustaron  el merengue y la bachata, ritmos que no se escuchaban  en casa. Mario y yo comenzamos  a animar fiestas y por esa época recuerdo que Gonzalo Núñez comenzó a animar el popular programa musical “Los Sábados Rumberos”. En el cuarto año de secundaria con otro amigo llamado Omar nos dio por hacer un programa de radio en español en la escuela. Aunque estudiaba en francés todos mis amigos eran latinos.

 

G.P.: ¿Cuál ha sido su experiencia como locutor en Montreal?

D.A.: Mis inicios fueron en la escuela secundaria, luego pasé a animar en CIBL 101.5 FM el programa Dimension Latine por espacio de doce años, luego realicé “El show de Kiko y Danny” en MIKE 105.1 FM más de cuatro años y después “Reveil Tropical” en CKIN 106.3 FM por espacio de cuatro años.

El año pasado regresé a la radio en la estación CIBL para hacer un programa completamente quebequense llamado “Mardi midi de Danny” eran unas tres horas de actualidad musical francófona pero no duré mucho tiempo no me sentí muy bien esta vez. No me sentí a gusto. Creo que la radio ahora con las nuevas tecnologías no es solo para los grandes grupos de comunicación, el internet también está abriendo posibilidades y para escuchar la música hay variadas e interesantes alternativas entre ellas Spotify. Las nuevas generaciones escuchan su música desde su celular. Creo que para tener éxito en la radio local hay que ser un buen periodista y hay que comentar la actualidad local. Me parece que la radio musical no tiene tanto éxito. De hecho puedo decir que aquí se están preocupando por cambiar licencias de programación musical para enfocarla más hacia una programación hablada.

 

“Para mí los buenos programas de radio que se hacen actualmente son muy pocos”.

Dany Alvarado. Foto cortesía: Dany Alvarado.

 

G.P.: ¿Cuál ha sido el programa que más le ha gustado realizar?

D.A.: Definitivamente “Reveil Tropical”. Me gustó mucho hacer ese programa porque yo encontré mi identidad después de tantos años de haber estado haciendo radio para la comunidad latina. Antes yo me sentía latino en una cultura quebequense. Con “Reveil Tropical” yo hablaba en francés y no sólo era música latina, era una programación multicultural. Mi identidad es muy montrealense y predomina ese constante intercambio con diferentes culturas. Además el programa era matutino y esto hacía que llegara a muchísimas más personas.  “Reveil Tropical” me ayudó mucho a concretizar mi identidad como montrealense.

 

G.P.: ¿Cuáles  dificultades considera tiene nuestra radio para poder avanzar más?

D.A.: Los límites de la comunidad. No somos mayoría. Yo hice diez años de radio musical en español para la comunidad latina y conocí muy bien su movimiento aquí en Montreal pero sentí  la necesidad de hacer algo diferente, de buscar una audiencia mayor.

 

G.P.: ¿Considera que la radio latina en Montreal ha logrado mejorar profesionalmente?

D.A.: La radio ha bajado mucho sus estándares, su calidad. Y no hablo solo de la radio latina sino en general. Creo que la radio siempre va a existir pero si hablamos solo de la comunidad latina los productores necesitan dinero para hacer buenos programas y este dinero lo auspician generalmente los empresarios que en nuestra comunidad son contados. Ahora se vive el gran fenómeno del internet en donde no necesariamente se necesita hacer publicidad en radio, televisión o prensa escrita. Esto ha hecho que el productor tenga menos fuentes de ingreso para poder dedicarse responsablemente a realizar su programa. Tiene que hacer más énfasis en buscar la publicidad que en la creación y el contenido del programa. Para mí los buenos programas de radio que se hacen actualmente son muy pocos. RCI realiza buenas emisiones pero ahí hay subvenciones del gobierno. En la programación musical en donde se mueve el tema de la farándula el rebusque de la publicidad es bastante difícil.

 

G.P.: ¿Por qué pensó en una escuela de español?

D.A.: En 2003 terminé mis estudios universitarios con énfasis en administración de empresas. Mi objetivo era dirigirme en una carrera de comunicación y trabajé en publicidad para la empresa Quebecor en tres periódicos llamados Le Mirror, ici Montreal y Montreal Expres, por espacio de un año como representante publicitario. Esta experiencia me llevó a conocer mucha gente y a pensar en la idea de que yo también podía tener mi propia empresa. Seguía haciendo radio pero esto realmente no me generaba buenos ingresos. Mi papá había sido sicólogo en Panamá y aquí se le hizo difícil ejercer su profesión por lo que se formó para ser educador y así se volvió profesor de español. El ha sido uno de los primeros profesores de español en Montreal que se ha podido dedicar por completo a la enseñanza del idioma sin necesidad de incursionar en otras áreas educativas como ciencias o sociales que en su época les exigía la Comisión escolar a los profesores. Con mi experiencia en el mercado resolví crear empresa con mi papá. Para ese entonces la música de Shakira, Ricky Martin y la salsa, tuvieron un auge impresionante y además con el tema de la globalización, el español agarró un boom increíble. Mi papá además de enseñar en escuelas, ofrecía cursos privados y su publicidad la hacía con el nombre de Espagnol sans limites  fue de ahí que nació el nombre de nuestra escuela. En un principio el no creía mucho en el proyecto. Los dos primeros años fueron bastante difíciles pero las cosas luego mejoraron y ya llevamos 11 años.

 

G.P.: ¿Cuántos profesores trabajan actualmente?

D.A.: En total son 12.

 

G.P.: ¿Cuáles son sus nacionalidades?

D.A.: Diversas. De España, Perú, Venezuela, México, Colombia, Cuba, Argentina y Panamá.

 

G.P.: ¿Cuáles son las exigencias para la contratación del personal docente?

D.A.: Deben tener un diploma de estudios en pedagogía de enseñanza y muy especialmente que tengan experiencia en enseñanza de idiomas. Algunos de ellos tienen maestrías en estudios hispánicos.

 

“En Montreal se han abierto otras escuelas pero somos quienes más nos hemos mantenido por más tiempo como pioneros y queremos continuar abriendo más posibilidades”.

Danny Alvarado. Foto cortesía: Danny Alvarado.

Dany Alvarado. Foto cortesía: Dany Alvarado.

 G.P.: ¿Quiénes frecuentan más los cursos de español?

D.A.: Más del ochenta por ciento es francófono, el resto son generalmente personas de otras nacionalidades (Haití, Italianos, Griegos, de países árabes, de países asiáticos, etc…).  Nuestra clientela se identifica por el gusto a los viajes y generalmente sus destinos son lugares en donde el español es el idioma oficial como Cuba, México y República Dominicana.

 

 G.P.: ¿La escuela se especializa en algo en especial?

D.A.: Tenemos una orientación práctica. Los niveles están básicamente destinados a la conversación. Nuestros servicios cubren cursos privados y en grupos. Tenemos el sistema de enseñanza a través de video conferencia con Skype y también el corporativo que llevamos a las empresas.

 

G.P.: ¿Cómo califica la importancia del idioma español en Montreal comparativamente a otros idiomas de comunidades inmigrantes más fuertes económicamente como el italiano, el árabe o el portugués?

D.A.: Yo creo que el español tiene la ventaja que es mucho mas internacional en comparación a estos otros idiomas. La facilidad para un francófono de aprender el español hace casi que por inercia después del inglés, elija el español como su tercer idioma. El año pasado el español fue escogido como el segundo idioma más hablado en el mundo. Debo agregar que en nuestra escuela también ofrecemos cursos de portugués pero nunca ha tenido la demanda tan grande como el español.

 

G.P.: ¿Cuáles son las metas a futuro con la escuela?

D.A.: Este año abrimos una sucursal en la Rivera Sur y para finales esperamos abrir otra en el sector de Laval. Con esto intentamos cubrir el Gran Montreal Metropolitan. En Montreal se han abierto otras escuelas pero somos quienes más nos hemos mantenido por más tiempo como pioneros y queremos continuar abriendo más posibilidades.

 

G.P.: ¿Cuál considera ha sido la clave para continuar vigentes?

D.A.: La familia. Acá hemos trabajado varios miembros de la familia y esto ha hecho que podamos superar los momentos más difíciles y esto rompe con todo. Estoy muy satisfecho que esto haya llegado más lejos de lo que mi papá esperaba. La escuela me ha permitido conocerme mejor hacia la sociedad de acá. Cuando yo les hablo a los estudiantes de lo que nosotros somos no hablo sólo de Panamá, hablo de un equipo de una familia de diferentes nacionalidades. Uno se siente  más a gusto y mas conectado con lo que uno es.

 

“En un principio mi papá no creía mucho en el proyecto. Los dos primeros años fueron bastante difíciles pero las cosas luego mejoraron y ya llevamos 11 años”.

Parte del equipo de “Espagnol sans limites”. Foto cortesía: Dany Alvarado.

 

 

 

 

Share on Facebook237Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn5Email this to someone