Roosevelt Castro
Roosevelt Castro

Roosevelt Castro Bohórquez: “Yo amo, tolero y respeto a mi adversario”

Roosevelt Castro Bohórquez es un periodista colombiano oriundo de Villarrica (Tolima) con una inmensa pasión por el futbol que lo ha llevado a inspirarse para fomentar el juego limpio en este deporte a través de la creación de la “Tarjeta Verde”.

Su creación ya se ha aplicado en otros países y la idea es que la FIFA (Federación Internacional de Futbol Asociado) acoja su propuesta.

Las expectativas  por la “Tarjeta Verde” son cuantiosas y su creador aspira a que pronto se oficialice su uso a nivel profesional.  De estas posibilidades como de su experiencia en el periodismo y en el arbitraje, Roosevelt Castro nos comparte también en esta entrevista su afición por la escritura de grandes humanistas y nos hace énfasis de la importancia que tienen en la vida la aplicación de los buenos valores.

 

 

Por Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 

 

“Hace rato vengo con una serie de estrategias para bajar los altos niveles de agresividad, violencia y estrés en el contexto del fútbol”.

 

Roosevelt Castro.

 

 

G.P.: ¿Cuáles son sus estudios?

R.C.: Soy bachiller del Liceo Nacional Marco Fidel Suárez de Medellín, Colombia. He realizado varios cursos, seminarios y eventos académicos, todos con lenguaje deportivo. Soy técnico de fútbol, en una capacitación de tres años  impartida por Indeportes Antioquia, en convenio interinstitucional con Indeportes Antioquia. Igualmente, soy Diplomado en Comunicación Deportiva de la Universidad Pontificia Bolivariana en asocio con la ACORD –Antioquia. Hice  cuatro semestres de Historia en la Universidad de Antioquia y allí estudié y me gradué como Comunicador Social-Periodista.

 

G.P.: ¿Cómo comunicador cual ha sido su experiencia?

R.C.: Durante más de 40 años he estado metido en el cuento de la comunicación y el periodismo especialmente el deportivo.

 

G.P.: ¿Y en el arbitraje?

R.C.: Como árbitro de fútbol, me inicié en un curso  que realicé en 1982 con Gonzalo Valderrama. Luego realicé otro en 1985 con Octavio Sierra y Juan Manuel Gómez Botero, un año después empecé a ejercer este duro y desagradecido oficio con un juzgamiento  matizado con lo didáctico. Diez años después, empecé con un arbitraje en fortalecimiento de valores repartiendo una laminita del -Divino Niño- que mutó luego a la TARJETA VERDE para el 2006 y fue presentada en sociedad en la I Cumbre Mundial de Paz en Bogotá en 2009.

 

G.P.: ¿Cuál es su ocupación actual?

R.C.: Soy comunicador Freelance y administro un negocio familiar de alquiler de sillas, mesas y manteles para fiestas.

 

G.P.: ¿Por qué le dio por crear una tarjeta verde en el futbol?

R.C.: Hace rato vengo con una serie de estrategias para bajar los altos niveles de agresividad, violencia y estrés en el contexto del fútbol.  Desde transmisiones de fútbol profesional con humor como “El Despelote Deportivo”, hasta campañas institucionales en diferentes programas televisivos que he dirigido como “La Pelotera Deportiva”, “El Preliminar…por humor al deporte”,  han sido enfocados hacia ese objetivo.  Las campañas se llamaron “TARJETA ROJA a la violencia”.

Y con ella pretendíamos erradicar esos espíritus belicosos en el contexto del balompié.

La tarjeta verde surge de una síntesis de un arbitraje didáctico  y luego de fortalecimiento en valores que realicé por muchos años en las canchas antioqueñas, con los niños.  Quise completar la triada cromática de las tarjetas del fútbol inventadas por el inglés Ken Aston. El vió en los colores del semáforo un código universal que respetaban todas las culturas. Con la roja detenía la violencia, con la amarilla los jugadores estaban en alerta y faltaba la verde  que no castiga al deportista sino que premia las acciones de juego limpio dentro del terreno de juego.

 

G.P.: ¿Los derechos de esta iniciativa están registrados?

R.C.: Sí, hay un registro histórico que se acuña al del derecho internacional que dice que “quien es primero en la historia, es primero en el derecho”. Igualmente ya está en la Dirección Nacional de Derechos de Autor de nuestro país, para su refrendación, con las pruebas anexadas para tal propósito.

 

G.P.: ¿Usted figura como su creador?

R.C.: Sí, yo figuro como creador de la propuesta en el mundo del fútbol.

 

G.P.: ¿Cómo se dio cuenta de que su idea estaba siendo aplicada en el exterior?

R.C.: Le seguí las huellas a través de internet y con la ayuda de unos amigos míos vimos cómo  en el 2008 la Unicef la implementaba en Chile. Igualmente, en el 2013 la Real Federación Andaluza de Fútbol le daba el aval a esta iniciativa que presentaba un técnico llamado Kike Cabas, en Cadiz, España. Del mismo modo, y de manera experimental, la empezó a  acoger la Segunda División del Fútbol Italiano para la temporada 2015-2016 y reglamentariamente la metió en el calendario de competencias para la presente temporada. De igual forma, la Copa Verde en Belem Do Pará, Brasil, la implementó para su torneo de juveniles e infantiles para este año que ya terminó.

 

G.P.: ¿De dónde la han copiado su idea se han comunicado con usted?

R.C.: En algunas partes no, pero colectivos de árbitros de Guadalajara, México, la tienen en sus haberes, lo mismo que algunas ligas filiales a la Federación Francesa de Fútbol.  Todos bajo la misma filosofía fundacional  nuestra.

Ya la envié a la Federación Colombiana de Fútbol y a la División Mayor del Fútbol Colombiano para su aprobación por parte de las Ligas departamentales y los 36 clubes del fútbol profesional  de nuestro país. Del mismo modo, el Papa futbolero Francisco la tiene en su  santa sede de Sata Marta, para su bendición papal.

De igual forma, colectivos arbitrales de Costa Rica, Honduras, Perú, Bolivia, Ecuador, Chile y Argentina, entre otros, me han contactado y hemos aportado con videoconferencias esta propuesta, para bien del desarrollo del fútbol mundial.

 

G.P.: ¿Ha tenido alguna respuesta por parte de la FIFA a propósito de su idea?

R.C.: Estamos esperando esa respuesta que permita revolucionar positivamente el fútbol.  Estaremos atentos a ello.

 

G.P.: ¿Por qué le gusta leer a  Russell,  Erasmo, Voltaire y  Dostoievski?

R.C.: La lectura de grandes humanistas  inspira mi estar en el mundo. Creo que debemos  leer  de todo para tener la posibilidad de argumentar  y expresar nuestras ideas con mayor facilidad.  Todo ello  sirve, además, para ayudar a comprender el mundo a otras personas y así contribuir con el crecimiento personal, espiritual e intelectual  de ellos.

 

G.P.: ¿En algún momento de su vida hizo teatro. ¿Por qué no siguió con él?

R.C.: Todos los aprendizajes son valiosos y nos sirven mucho para  nuestro proyecto de vida. El teatro me ayudó en su momento para tener un buen manejo del lenguaje corporal en mi profesión como comunicador  y periodista.

 

G.P.: También hizo radio. ¿Qué tal la experiencia?

R.C.: Fue una experiencia muy gratificante pues no solo “locutábamos”  sino que cambiábamos el paradigma  en el lenguaje radial. Eso de transmitir fútbol profesional con humor, llevar a un grupo de mujeres para analizar, informar y hacer periodismo  con énfasis en fútbol, son algunos de los  grandes aportes que hicimos desde la radio.

 

G.P.: ¿Porque le gusta la imagen del “DIVINO NIÑO”?

R.C.: En mi hogar había una imagen de él y siempre mi mamá le rezaba. Yo lo acogí por ser un bonito símbolo para educar desde lo espiritual, pero luego entendí que no todos creían en ella  y por eso opté por cambiarla en mi mensaje de amor, paz y convivencia que es:

 

¿“Yo amo, tolero y respeto a mi adversario” es su lema?

R.C.: Es uno de los lemas  que tengo, especialmente para la tarjeta verde, para trabajar con esa triada de valores. Hay otro que dice: “Por hoy saquemos TARJETA ROJA a la violencia y demos la NORMA DE LA VENTAJA al amor”. Son varios que  van ligados a mis contribuciones con la paz y la convivencia, en el contexto del fútbol.

 

G.P.: ¿Qué opina del Balón de Oro?

R.C.: Es un buen premio, pero deberían dárselo NO solo a los futbolistas élites sino a mucha gente anónima que contribuye con la formación de niños y jóvenes en este bonito deporte como lo es el fútbol.

 

G.P.: ¿Vamos al Mundial  de Rusia 2018?

R.C.: Creo que sí. Hay grandes futbolistas con una riqueza técnica excelente. Falta todavía trabajarlos en los procesos mentales, para que aprendan a ser mejores seres humanos. Igualmente, a que sepan trabajar en equipo.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on LinkedIn0Email this to someone