El futbol no es un verdadero deporte

“¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales”. Eduardo Galeano.

list_640px

Por: Germán Posada

Germanposada77@gmail.com

 “El futbol no es un verdadero deporte” (Le soccer n’est pas un vrai sport), o por lo menos así pretendió describirlo humorísticamente el cronista Jean-Philippe Pleau, para el matutino Metro en la ciudad de Montreal.

Creo que la derrota del equipo de casa el Impact de Montreal, contra el Club América de México en la reciente final de la Concacaf, disputado en el Estadio Olímpico de esta ciudad, dejó sus efectos secundarios. No era para más, era la primera vez -de hecho un caso histórico y sin precedentes- en la insípida historia del futbol canadiense, que un equipo de futbol profesional disputara una final de envergadura y más aún que fuera foco de atención en la escena internacional del futbol. Además, ya no es un secreto de que el futbol ha ganado terreno fértil a través de los años en una ciudad en donde el hockey es amo y señor.   

Recientemente un colega de trabajo me comentaba acerca de un torneo de futbol de inferiores celebrado en Dubai en donde un cercano suyo, un chico de unos 13 años de edad fue con su club representando a Canadá y cuando les tocó enfrentarse al equipo inglés fueron víctimas de acoso verbal porque les recalcaban que en este país no existía futbol, palabras más palabras menos, el equipo canadiense eliminó al inglés de tiros penal y terminaron con honores el torneo, ocupando la segunda posición entre 14 equipos.

Jean-Philippe Pleau, basa su artículo haciendo la comparación en cifras entre el futbol (soccer) y el hockey. Para él es incomprensible como en torneos importantes de futbol un equipo visitante al marcar un gol le equivale por el doble, mientras que en hockey esto no cuenta, independientemente de los puntos obtenidos, quién clasifica o gana es el equipo que más encuentros disputados haya ganado de siete, algo similar al torneo de la NBA.  

Devolviéndonos específicamente al caso del encuentro disputado entre el Impact & Club América el pasado 20 de abril, el de casa había sacado un empate 1-1 en México una semana antes, mientras que el segundo ganó de visitante 4-2. En cifras nada que hacer. Victoria incontestable de los mexicanos.  

En lo personal creo que las comparaciones definitivamente son detestables y en este caso en particular no tienen cabida. Cada deporte tiene una reglamentación a seguir que ya ha sido instaurada históricamente pero que también puede sufrir cambios a través de un estudio previo y analizado.

Creo que el fervor por el hockey -mal intencionado por algunos-, ha creado una especie de aberración frente al futbol que quiere hacer pretender que este deporte no tiene cabida alguna en una ciudad  en donde día a día gana más terreno y en donde aún así, también es efímero el pensar en que un día el futbol desbancará al hockey.    

Luego de 14 años instalado en la ciudad de Montreal, lo confieso, no soy una gran aficionado al hockey, un deporte religiosamente seguido por sus nacionales y  -además tengo que admitirlo- sólo lo veo en series eliminatorias cuando Los Canadienses equipo local, logra clasificarse. Eso sí, anhelo con toda sinceridad en que un día vuelvan a ganar La Copa Stanley, trofeo que lograron por última vez en 1993 y el cual han obtenido mayoritariamente en 24 ocasiones desde la creación de la NHL en 1917.

A pocos días de iniciarse el Mundial de Futbol Femenino, por cierto en Canadá, me parece que  Jean-Philippe Pleau, está completamente desenfocado de sus argumentos frente al futbol, disciplina deportiva que sigue reinando en el mundo entero como el deporte de multitudes. Jean-Philippe, el humor no siempre hacer reír. Inspírate mejor.  

¡El Futbol SI es un verdadero deporte!

 

              

 

       

   

 

Share on Facebook237Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn3Email this to someone